Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Abajo

/
/
/
1003 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de ABAJO?

Antonimos:

  • arriba, encima

Antónimos de ABAJO – Todo lo que tienes que saber

Una de las razones para usar los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos permiten destacar los contrastes expuestos en el idioma. Señalan desemejanzas en los pensamientos e impresiones. Desarrollan el léxico, sin embargo el manejo de palabras antonímicas casi nunca asegura una expresión apropiada. Vale la pena acotar que puede ser absurdo realizar una frase de antónimos en el entorno de toda la gama de significados de un vocablo.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Abajo.

Abajo y su antónimo

Una vez aclarado cuál es el antónimo de ABAJO, nos podemos preguntar en qué forma aprende la gente los antónimos.
La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos a través de la repetición. Al exponer de manera repetitiva las palabras, y después se les presenta lo contrario de esta palabra, al pasar el tiempo comenzarán a ver cómo las palabras significan conceptos contrarios. Eso funciona para casi todos de los antónimos. El inconveniente de aprender antónimos por la repetición, es que lleva demasiado tiempo asimilarlos uno a uno en la vida cotidiana. Por eso en los colegios se promueve la lectura e igualmente al aprendizaje del idioma. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de ABAJO

Otra dificultad de la utilización de lo repetitivo como plan de estudio es que las personas habitúan estar expuestas a antónimos en circunstancias en las que les resulta complicado conocer si la palabra que se está oyendo indica lo contrario de otra.

¿Cómo encontramos los antónimos de ABAJO?

La colección de cualquier glosario, incluyendo un léxico de términos opuestos, comienza con una visible vista del planeta. Todos los glosarios son, por naturaleza, intrínsecos. En el lugar de un lenguaje que pretende definir términos opuestos, esto puede no ser claro a simple vista.

Para entender cómo los lexicógrafos reúnen los diccionarios de términos opuestos, primero debemos aclarar qué quiere decir con exactitud “términos opuestos” y por qué están interesados en recopilar glosarios de antónimos.

Este ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde el problema de lenguaje natural.

Abajo y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro término que se emplee en la misma narración?

La segunda cosa es hallar las palabras que no ostentan un antónimo explícito, como “cerebro”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los iguales de estos términos no son.

Un igual posee su contrario. Es contrario – un término que representa el inverso del significado. Antónimos es el significado contrario. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “bajo”, “abierto” y “tapado”. Los opuesto, como los sinónimos, son distinto. Los antónimos podrían derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “bajo” y “largo”. En este caso, no significan aptitudes opuestas independientes, sino que son un canal léxico de manifestar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son opuesto añadidos. Al objetar a los anonimatos, la negación se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” asimismo tiene un antónimos. Es “sinónimo”.

¿Cuándo comprenden los chicos los antónimos de ABAJO y otras palabras?

Los chicos primero que nada aprenden a distinguir las definiciones y luego a catalogarlos.
Aprenden su propio sistema de comunicación, sus preferencias alimenticias y los componentes de su entorno familiar. El proceso de crecimiento suele ser lento, aunque permite al niño hacer un listado individual de conocimientos que puede usarse para la toma de decisiones o la solución de inconvenientes.
Aunque el lenguaje se aprende a través de la repetitividad y la memorización. Los chicos no pueden entender el significado de los términos hasta que no están acostumbrados con el concepto de los demás términos.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de Abajo y otras palabras?

Saber los antónimos es ver el entorno desde una perspectiva diferente. Nos ayuda analizar que podemos estar errados referente a lo que pensamos, y mirar las cosas de una forma diverso a como se comprende en un momento dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser preparado para valorar lo positivo y lo negativo es importante. De cierta forma, esto puede ser utilizado como un modo de saber que las cosas casi siempre pueden ser diferentes a como se asume actualmente.

Se podría establecer que comprender los antónimos es un método para aumentar nuestros panorama. Nos posibilita sopesar los aspectos provechosos y negativos de 2 ideas en pugna, y luego llegar a una mejor comprensión de la que gozabamos tiempo atrás.

Según los psicólogos tenemos que entender el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver el entorno desde una perspectiva desigual. Es interesante valorar los aspectos convenientes y negativos de dos ideas contrapuestas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los antónimos?

Examinemos el modo en que las personas aprenden un lenguaje. Primordialmente tenemos que estudiar un conjunto de emblemas y sus connotaciones a fin de lograr tratar con otras personas. Luego, como personas maduras, empleamos esos emblemas en el interior de nuestros hábitos cotidianos aunque hayan agrupaciones autoritarias de ruidos o signos (por ejemplo, grafemas y expresiones construidas de estas grafemas). Únicamente pues se nos adiestro en que alguna conjugación de sonidos tiene un concepto que les da sentido.
Supongamos que pudiéramos adiestrar a los animales a emplear el lenguaje humano. Aprenderían los emblemas autoritarios y sus connotaciones. Sin embargo, no necesariamente entenderían lo que denotan esas expresiones, puesto que no se les ha adiestrado ningún significado del mundo cierto atrás de ellas.
Por ejemplo, si le contáramos a un canino que el término “golosina” indica comida, así constantemente que oigan el termino “golosina”, esperarán obtener una cosa agradable. Más sólo porque los humanos les hayan enseñado que ese símbolo designaba alimento no significa que los perros entiendan lo que significa.

Lo mismo pasa con las denominaciones. Los nombres son símbolos del todo injustos que las personas han entendido como relacionar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación inherente en si misma, pero en vista de que se nos enseñó que indican una cosa, en el instante que oímos un nombre le otorgamos algún concepto.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee un concepto opuesto a otra expresión, y llega a ser usado igual que un instrumento para entender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar