Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Agitador

/
/
/
296 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Agitador?

Los antónimos de AGITADOR son

Antónimos de AGITADOR – Todo lo que tienes que saber


¿Cómo se utilizan los antónimos?
Por ejemplo, si manifiesta “estoy cansado”, es probable que una persona que lo oiga no comprenda rápidamente lo que desea decir. Sin embargo si en lugar de ello expresa “no tengo energía” en ese caso es más probable que un observador sepa exactamente lo que desea expresar.
De esta manera, los términos opuestos pueden ayudarnos a comprendernos con más exactitud y con menos errores. Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Agitador.

Ahora, supongamos que soy un maestro que da adiestramiento acerca de cómo hacer las obligaciones. Sería viable si el estudiante entendiera las orientaciones en conjunto, en lugar de sólo una parte de ellas.
No obstante existe otra explicación por la que empleamos términos opuestos, y es por lo que los especialistas llaman “la ley de los opuestos”. Esto manifiesta que las personas tienden a tener una preferencia espontánea a contemplar lo opuesto como algo viable, o al menos más preferible que el punto original.

AGITADOR y su antónimo


Significados Contrarios
En gramática, asimismo expresamos significados contrarios a través de partículas que anteceden a las palabras. No únicamente notifican acerca de lo opuesto, sino incluso, de la ausencia de una cosa o con respecto al contenido contradictorio, que negamos. Este fenómeno se llama negación o contradicción. Las partículas que anexamos al comienzo de una nueva expresión para obtener antónimos se llaman prefijos.

En el lenguaje español moderno, las labores de las yuxtaposiciones semánticas que precisan de un modelo concreto de escrito en el que se producen. En general, se alcanza manifestar que los antónimos se vinculan a rasgos opuestos de las bases descritas o a fases extremas de un proceso determinado, se focalizan en la impresión bipolar del contexto y expresan claramente el concepto dado. En la manera científica, la yuxtaposición contrastante se vincula frecuentemente con las listas dicotómicas más simples.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Agitador?


Hay varios planteamientos para recopilar diccionarios de antónimos. El más antiguo y artesanal es reunir el diccionario uno mismo. La 2da opción es utilizar un sistema de computadora. La tercera opción es emplear Inteligencia Artificial. El 1er planteamiento es claramente el que más tiempo lleva, pero posee la virtud de crear un diccionario personal que evidencie las propias actitudes y vivencias del individuo.

Digamos, si está reuniendo un glosario de antónimos para que sus alumnos lo empleen en su estudio del castellano, es mejor iniciar con un registro de términos normalmente empleados por los adolescentes hispanohablantes de hoy. El 2do planteamiento es usar un programa de computadora. Un ejemplo de este método sería la herramienta “WordNet”creada por una universidad de EEUU.

Y los programas de IA, es decir, Inteligencia Artificial, usan modelos complejos y sistemas neuronales que a partir de grandes corpus de textos crea modelos de comunicación.

Ahora ya seguro que sabe cómo encontramos los antónimos de AGITADOR.

AGITADOR y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian

Antónimos – frases opuestas y sinónimos – palabras cercanas. La definición es simple, pero ¿por qué son tan importantes?

El pensamiento de los humanos requiere del acontecer para establecer la relación de 2 de vocablos, tales como antónimos o sinónimos. Somos capaces para precisar qué palabra significa que a partir en el contexto compartido.
Aquí está el misterio de lo intrínsecamente humano del léxico en general y de los avatares lingüísticos como los antónimos en este caso.

¿Dónde encontramos palabras opuestas?

Creo que la fuente de los mejores antónimos que puedes encontrar somos nosotros mismos. La gente tiene que ser vista como una dicotomía. Somos niños o adultos, somos animales o humanos, estamos alegres o enfadados. Entonces existe una especie de antítesis en toda persona.
Cuando nacemos empezamos como un niño. Los pequeños no denotan sentido de la moralidad ni cualquier clase de sistema de pensamiento racional. Se rigen por sus sentimientos e instintos.
Entonces, a la larga nos ponemos menos emocionales y más racionales. La muestra más palpable de lo que leemos es, evidentemente, nuestro sistema escolar que nos enseña para llegar a ser adultos.
Aprendemos a ser independientes, autónomos, razonables y coherentes.

This div height required for enabling the sticky sidebar