Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Ahi

/
/
/
460 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de AHI?

Los antónimos de Ahi son

Antónimos de Ahi – la información que debes saber


¿Cómo se utilizan los antónimos?
Por ejemplo, si manifiesta “estoy cansado”, es posible que una persona que lo perciba no entienda inmediatamente lo que desea manifestar. Sin embargo si en lugar de ello expresa “no tengo energía” entonces es más factible que un oyente comprenda cabalmente lo que desea manifestar.
De esta manera, los términos opuestos pueden impulsarnos a comunicarnos con mayor exactitud y con menos errores. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de AHI.

Otro ejemplo, imaginemos que soy un maestro que da capacitación acerca de cómo cumplir los deberes. Sería mejor si el oyente comprendiera las directrices en general, en vez de sólo una parte de ellas.
Sin embargo existe otra justificación por la que utilizamos antónimos, y es por lo que los especialistas se refieren a “la ley de los opuestos”. Esto manifiesta que los humanos suelen tener una inclinación espontánea a considerar lo contradictorio como algo viable, o por lo menos más posible que el punto inicial.

Antónimo de Ahi – ¿qué es un antónimo?


Hay que atender que casi la mayoría de las palabras debe poseer un contrario. Lo cual es evidente, porque si no hubiera un opuesto para un término, no lograríamos manifestar cosas como “esta es más que” o “esta es menos que”, así que es razonable que cada palabra tenga su característico contrario específico. Con esto en mente, logramos pasar al pensamiento de ubicar antónimos. No es fácil encontrar antónimos, y requiere bastante labor. Lo que procuramos manifestar es que hay que considerar más allá de las expresiones en sí mismas, que hay que mirar su entorno y a que y con cual objeto se han empleado. Demanda bastante meditación y labor dura, pero es algo que los seres humanos que se encuentran atentos en formar idiomas o diccionarios efectivamente debe considerar.

¿Cómo recopilamos los antónimos de AHI?

Un lexicógrafo es un individuo que crea un diccionario, igualmente diccionarios de antónimos. Un “diccionario de antónimos” es un tratado o conjunto de tratados que tienen las palabras en una lengua, así como información sobre todos los vocablos, como por ejemplo su gramática, definición y sus palabras contrarias.

Un “lexicógrafo” es el individuo quien hace esto. Existen diversas maneras de preparar un libro especializado de antónimos.

Lo más habitual es empezar con un amplio conjunto de textos reales en el idioma para el que se tenga que crear un diccionario. Pueden ser relatos, recortes de periódicos, artículos de ciencia, etc.

Posteriormente se revisa todos los textos y se resaltan cada una de las palabras escogidas. Hacemos esto para cada uno de los artículos que tenemos.

Posteriormente redactamos las expresiones en una computadora y categorizamos en grupos de sinónimos y antónimos.

Ahora ya estamos seguros que tiene claro cómo buscamos los antónimos de AHI.

Ahi y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Antónimos – palabras opuestas y sinónimos – frases cercanas. La definición es simple, pero ¿por qué son tan importantes?

El pensamiento de los humanos precisa del ambiente para establecer la relación de pares de vocablos, tales como antónimos o sinónimos. Somos hábiles para determinar el concepto de una palabra basándonos en el entorno en el cual se emplea.
Aquí está la clave de lo propiamente humano del idioma en general y de los procesos lingüísticos como los antónimos en este caso.

¿En qué lugar tenemos antónimos?

Pienso que la fuente de los mejores antónimos que puedes encontrar resultamos ser nosotros mismos. La humanidad debe ser vista como una dicotomía. Somos pequeños o grandes, somos educados o analfabetas, estamos alegres o enfadados. Así pues existe una suerte de antítesis en toda persona.
En el momento en que venimos al mundo comenzamos como un niño. Los niños no poseen noción de la moralidad ni cualquier tipo de sistema de pensamiento racional. Se llevan por sus emociones e instintos.
Entonces, con el los años nos ponemos menos sentimentales y más lógicos. La demostración más palpable de esta situación es, ciertamente, nuestro sistema escolar que nos educa para ser mayores.
Aprendemos a ser independientes, autosuficientes, racionales y coherentes.

This div height required for enabling the sticky sidebar