Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Alinar

/
/
/
321 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de ALINAR?

Los antónimos de Alinar son

Antónimos de ALINAR – la información que debes saber


¿Cómo usamos los antónimos?
Por ejemplo, si manifiesta “estoy cansado”, es probable que alguien que lo oiga no sepa en seguida lo que desea manifestar. Sin embargo si en su defecto manifiesta “no tengo fuerza” entonces es más factible que un espectador deduzca cabalmente lo que quiere manifestar.
De esta manera, los términos opuestos pueden ayudarnos a comprendernos con más acierto y con menos errores. Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Alinar.

Un ejemplo más, imaginemos que soy un instructor que da adiestramiento sobre cómo hacer los deberes. Sería mejor si el alumno comprendiera las órdenes en su totalidad, en lugar de sólo una fracción de ellas.
No obstante hay otra justificación por la que utilizamos términos opuestos, y es por lo que los expertos llaman “la ley de los opuestos”. Esto expresa que las personas tienden a tener una inclinación espontánea a ver lo contradictorio como algo factible, o por lo menos más posible que el punto inicial.

Antónimo de ALINAR – ¿qué es un antónimo?


Significados Opuestos
En gramática, igualmente manifestamos significados opuestos mediante partículas que anteponen a las expresiones. No solo comunican con respecto a lo contrario, sino incluso, sobre la falta de una cosa o acerca del tema contrario, que negamos. Este hecho se llama contradicción o negación. Las partículas que añadimos al comienzo de una nueva palabra para formar antónimos son prefijos.

En el lenguaje español moderno, las funciones de las yuxtaposiciones semánticas contrastadas requieren de un modelo específico de escrito en que se producen. Generalmente, se logra manifestar que los antónimos se refieren a características opuestas de las bases descritas o a facetas extremas de un desarrollo definido, se focalizan en la percepción bipolar del contexto y expresan evidentemente el significado dado. En la manera científica, la yuxtaposición contrastante se asocia regularmente con las listas dicotómicas más sencillas.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Alinar?

Un lexicógrafo es un individuo que elabora un diccionario, también diccionarios de antónimos. Un “diccionario de antónimos” se define como un tratado o conjunto de tratados que tienen los vocablos en un idioma, junto con un concepto de cada palabra, como por ejemplo su pronunciación, definición y sus palabras opuestas.

Un “lexicógrafo” es el individuo que hace esto. Existen diversos modos de preparar un catálogo de antónimos.

Lo más común es iniciar con una amplia colección de tratados verdaderos en el idioma para el que se desea realizar un diccionario. Pueden ser novelas, recortes de diarios, artículos científicos, etc.

Entonces se revisa cada texto y se marcan todas las expresiones encontradas. Hacemos esto para todos los escritos que escogimos.

Después copiamos cada uno de los vocablos en un procesador de textos electrónico y catalogamos en conjuntos de sinónimos y antónimos.

En este momento ya sin duda tiene claro cómo buscamos los antónimos de Alinar.

Alinar y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Sinónimo y antónimos , debido a su popularidad, pueden ser componentes muy llamativos para la ocurrencia de nombres comunes. Anteriormente a las apariencias, hallar un igual preciado es mucho más complejo que extender un reciente nombre desde el principio, o sea, crear un neologismo. Se podría decir que un sinónimo tiene una restricción más: ya posee sus alcance y es difícil cambiarlos.

Las palabras del diccionario se encuentran dispuestas en distintas clases. Es una estructura muy lógica de palabras y sus conceptos. Logramos elegir expresiones con un significado cercano (por ejemplo, “grande” – “extenso”, “grande” – “enorme”) o pares de palabras con un significado opuesto (por ejemplo, “pequeño” – “grande”).

¿Dónde conseguimos palabras contrarias?

Creo que la fuente de los antónimos de más calidad que vas a descubrir somos nosotros mismos. La sociedad tiene que ser vista como una dualidad. Somos pequeños o grandes, somos educados o analfabetas, estamos felices o infelices. Entonces hay una especie de antítesis en toda persona.
Cuando venimos al mundo comenzamos como un chico. Los chicos no poseen noción de la moralidad ni cualquier clase de sistema de pensamiento racional. Se orientan por sus emociones e instintos.
Entonces, a la larga nos ponemos menos emocionales y más lógicos. La muestra más palpable de este razonamiento es, evidentemente, nuestra escolarización que nos educa para ser mayores.
Se nos enseña a ser independientes, autónomos, racionales y lógicos.

This div height required for enabling the sticky sidebar