Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Balance

/
/
/
2403 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de BALANCE?

Sinónimos:

  • cómputo, cálculo, recuento, arqueo, comprobación
  • balanceo, oscilación, vaivén, movimiento

Antónimos de Balance – lo que debes saber

Una de las razones para emplear los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos ayudan a resaltar las diferencias dichas en el idioma. Señalan desigualdades en los pensamientos y emociones. Desarrollan el léxico, sin embargo el empleo de frases antonímicas casi nunca certifica una frase apropiada. Es importante mencionar que puede ser inútil construir una frase de antónimos en el entorno de todo el repertorio de significados de una palabra.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Balance.

Antónimo de Balance – ¿qué es un antónimo?

Una vez conocido cuál es el término opuesto a BALANCE, nos podríamos preguntar en qué forma se enseña los antónimos.
La mayoría de las personas parecen estudiar los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen de manera repetitiva una palabra, y después se presenta lo contrario de esta palabra, con el tiempo comenzarán a ver cómo las palabras representan conceptos opuestos. Eso funciona para casi todos de los antónimos. La dificultad de memorizar antónimos por repetición, es que lleva mucho tiempo adquirirlos uno por uno en la vida cotidiana. Por ello en las escuelas se incentiva a la lectura e igualmente al estudio del lenguaje. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Balance

Otro inconveniente del empleo de lo repetitivo como táctica de estudio es que personas acostumbran estar expuestas a antónimos en circunstancias en las que resulta difícil conocer si la expresión que se está escuchando indica lo opuesto de otra.

¿Cómo recopilamos los antónimos de BALANCE?

Los filólogos compilan glosarios de antónimos continuando el mismo método que el utilizado para la compilación de cualquier diccionario.
Es efectivamente un procedimiento bastante simple de agrupar vocablos, escribir cuáles son antónimos y posteriormente seleccionar la lista de antónimos.
Es un proceso fácil, verdaderamente. Simplemente recopilar palabras y registrar cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para prácticamente la mayoría de los vocablos del diccionario.

En conclusión, este método funcionaría bien para compilar glosarios de antónimos, porque es completo y tiene en cuenta los pasos necesarios.

Balance y otras palabras – Antónimos y sinónimos – cuál es la diferencia

¿Hay alguna otra palabra que se aproveche en el mismo contexto?

La segunda cosa es buscar las frases que no ostentan un contrapuesto evidente, como “automóvil”. Se presume que en general (salvo contextos muy específicos) los iguales de estos términos no están.

Un igual tiene su opuesto. Es opuesto – una conclusión que alcanza el opuesto del significado. Antónimos es el término opuesto. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “bajo”, “abierto” y “cerrado”. Los antónimos, como los sinónimos, son diferentes. Los antónimos podrían resultar de la gradación, por ejemplo: “chico” y “grande”, “chavo” y “anciano”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no significan cualidades contrarias independientes, sino que son un canal léxico de manifestar la gradación. Los pares de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los anonimatos, la negación se cambia en una declaración: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los llamamos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “salir” y “volver”. “Antónimo” asimismo tiene un opuesto. Es “sinónimo”.

¿Cuándo aprenden los pequeños los antónimos de BALANCE y otras palabras?

En primer lugar, la gente aprende nuevas palabras y conceptos debido a que están expuestos a ellos en su medio. Por ejemplo, un niño que es criado con los progenitores y su hermano mayor, conoce lo que significa “mayor” debido a que se le instruyó este concepto de manera práctica. Si el mismo nene fuese educado sin hermanos, entonces tal vez este significado particular sería muy complicado de aprender o aun inexistente. lo que nos induce a considerar que el aprendizaje de sinónimos y antónimos precisa en demasía del entorno social en donde nos desenvolvemos.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de BALANCE y otras palabras?

El concepto de antónimos es ampliamente esencial desde la optica de los conocedores de la lengua, pero también para escritores, e incluso para los psicólogos. La representación y la definición de los términos antagónicos es algo que los seres humanos han construido para sí mismos a medida que se transformaba su idioma y los procesos de razonamiento.

Es un asunto relevante el cómo se ha inventado un estilo de comunicación que es funcional para la gente, y posibilita entender y organizar el entorno. Por ejemplo, mientras que los humanos evolucionaron requirieron ser aptos para delinear el hábitat, así que inventaron términos opuestos como frío y calor. Esos son concepciones con los que podemos explicar claramente una coyuntura.

Lo mismo se ajusta a la definición de antónimos. Es una manera de describir algo con vocablos, para que podamos dialogar sobre ello.
El problema es que esto no trabaja así para las maquinas. No es sencillo programar un computador para que sepa bien las asociaciones contradictorias de distinto nivel entre las expresiones.
Los humanos no son androides, igualmente que la concepción de los antónimos es un significado humano que no funciona para los ordenadores. Un robot no tiene ser definido como algo que es lo antagónico a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los humanos aprenden un lenguaje. Primordialmente debemos estudiar un grupo de símbolos y sus connotaciones para lograr tratar con otras personas. Luego, como adultos, utilizamos esos emblemas dentro de nuestros hábitos continuos aun cuando sean entidades arbitrarias de ruidos o símbolos (por ejemplo, escrituras y expresiones construidas de las grafemas). Sólo ya que se nos adiestro en que una mezcla de sonidos mantiene una connotación que les otorga una interpretación.
Pensemos que lográramos instruir a los animales a utilizar el argot de las personas. Aprenderían los emblemas autoritarios y sus significados. Ahora, no necesariamente entenderían lo que significan esas palabras, porque no se les ha instruido ningún concepto del mundo cierto atrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un perro que el término “golosina” significa alimento, así constantemente que oigan la palabra “golosina”, esperarán adquirir una cosa generosa. Pero sólo ya que los humanos les hayan enseñado que ese símbolo designaba comida no significa que los perros entiendan lo que indica.

De igual manera sucede con las designaciones. Las denominaciones son signos del todo arbitrarios que los humanos han entendido como relacionar con una persona o cosa. Los términos no presentan una connotación inherente en si misma, pero debido a que se nos capacito como que es algo, en el momento que oímos un nombre le damos algún sentido.
Acá es donde entra el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que tiene una connotación contraria a otro término, y logra ser empleado como un instrumento para entender lo que indican los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar