Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Biblioteca

/
/
/
2407 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de Biblioteca?

Sinónimos:

  • archivo
  • estante, estantería, repisa, anaquel

Antónimos de BIBLIOTECA – Todo lo que tienes que saber

Una de las razones para usar los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten destacar los contrastes referidos en el idioma. Señalan desigualdades en el raciocinio y emociones. Incrementan el vocabulario, sin embargo el manejo de expresiones antonímicas casi nunca certifica una expresión precisa. Vale la pena mencionar que puede ser inútil hacer una expresión de antónimos en el entorno de toda la variedad de definiciones de un vocablo.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Biblioteca.

Antónimo de BIBLIOTECA – ¿qué es un antónimo?

Ya le hemos explicado cuál es el término opuesto para BIBLIOTECA.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha repasado este escrito, probablemente se de cuenta de la oposición entre ellos. Aunque, es importante mencionar que un oxímoron es el empleo de expresiones que no sólo se replican entre sí en cuestión de definición, sino que sobre todo una de ellas define a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, entretanto “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Biblioteca.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Biblioteca?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que una gran cantidad de expresiones se usan de diferentes modos, entonces un vocablo dado podría hacer referencia a varias cosas. Pueden estar investigando antónimos para preparar su diccionario, o sencillamente pueden  estar investigando sinónimos en lugar de vocablos iniciales.

Con el fin de poder crear un libro de glosarios, se precisan algunos vocablos que quieran decir justamente lo contrario de otras palabras, de modo que en el momento en que las personas busquen una palabra puedan hallar su antónimo.

No obstante, habitualmente la gente crea estos vocablos por su cuenta.

Biblioteca y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la frase de entrada “grande”, averiguaría las palabras más análogas a ella: fundamentándose en su insistencia en el contenido y otros elementos. Así hallamos que las mejores uniones son: grande, gigantesco, formidable. Hecho esto, pasamos a averiguar antónimos, del mismo modo, con un ejercicio mecánico e inteligencia artificial. Así que inmediatamente construiría un modelo de cómo la gente enlaza estas palabras, verbigracia que son contrarios entre sí.

Seguidamente sabría usar este modelo para ver si hay algún patrón en el uso de los términos que enseñe un parecido y opuesto.

¿Qué manifiesta la gramática sobre los términos opuestos de Biblioteca y otras palabras?

Es indudable que hay varios pares de palabras que nos presentan la ceñida unión entre los lenguajes y la realidad. Muchos de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto se debe a que todas las mentes humanas encaran inconvenientes iguales cuando tratan de entender el entorno que les rodea. Puedo enseñarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del entorno, la palabra “dentro” es opuesta a la el término “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque siempre que pretendemos entender el entorno frecuentamos emplear términos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos dicen que existen dos clases diferentes de sensaciones. Lo sabemos porque no podemos pensar ambos al mismo tiempo.
Esta no es la aclaración entera. Podemos seguir con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos saber las palabras opuestas de BIBLIOTECA y otras palabras?

La definición de antónimos es ampliamente relevante desde la visión de los lingüistas, pero igualmente para escritores, e inclusive para los psicólogos. La idea y el concepto de los vocablos opuestos es algo que los seres humanos han elaborado para ellos mismos a medida que se transformaba su idioma y los procesos de pensamiento.

Es un tema interesante el cómo hemos creado un léxico que es útil para el colectivo, y facilita comprender y ordenar el planeta. Por ejemplo, a medida que los humanos evolucionaron requirieron ser preparados para describir el hábitat, por lo que desarrollaron términos contrarios como frío y calor. Estos son concepciones con los que podemos narrar fácilmente una situación.

Esto también se aplica a la explicación de antónimos. Es un método de explicar algo con palabras, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El asunto es que esto no actúa así para las computadoras. No es sencillo programar un ordenador para que conozca claramente las correspondencia contrarias de variado peldaño entre las expresiones.
Las personas no son máquinas, en virtud de que la invención de los antónimos es un concepto humano que no opera para los ordenadores. Un robot no debe ser descrito como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los antónimos?

Contemplemos la manera en que las personas memorizan un idioma. Primordialmente debemos aprender un grupo de símbolos y sus connotaciones para poder tratar con los demás. Después, como adultos, empleamos esos emblemas dentro de nuestras rutinas diarias a pesar de que hayan entidades arbitrarias de sonidos o signos (por ejemplo, letras y palabras construidas de las grafemas). Únicamente porque se nos instruyó de que una combinación de sonidos mantiene una connotación que les proporciona una lectura.
Imaginemos que lográramos adiestrar a los animales a utilizar el lenguaje humano. Aprenderían los signos injustos y sus significados. Sin embargo, no necesariamente comprenderían lo que significan esas palabras, porque no se les ha instruido ni un solo concepto del mundo cierto detrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un canino que la palabra “caramelo” representa comida, así siempre que oigan el termino “caramelo”, querrán recibir una cosa buena. Más sólo ya que los humanos les hayan enseñado que este símbolo representaba alimento no significa que los perros entiendan lo que significa.

De igual manera sucede con los nombres. Las denominaciones son signos absolutamente autoritarios que las personas han entendido como relacionar con una persona u objeto. Las expresiones no tienen un significado propio en sí mismo, no obstante debido a que se nos enseñó que es algo, en el instante que escuchamos una denominación le cedemos un sentido.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una palabra que posee un significado opuesto a otra palabra, y puede ser usado como una herramienta para comprender lo que significan las palabras.

This div height required for enabling the sticky sidebar