Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Certidumbre

/
/
/
1351 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Certidumbre?

Antonimos:

  • duda, incertidumbre
  • mentira, hipótesis

Antónimos de Certidumbre – la información más importante

La tierra está construida de contrastes. En el globo encontramos direcciones geográficas contrapuestas: este-oeste, norte-sur. Continuando esa división, a menudo utilizamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es extraño usar expresiones que combinamos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

A menudo estas oposiciones aparecen en diversos sistemas de signos. Por ejemplo, en el argot matemático contamos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el aviso “permitido – no autorizado”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de puntos consiguen incluso ser evaluados como negativos o positivos: malo – bueno. Y si no tiene tales significados escritos en las expresiones, la valoración está en las asociaciones.

En este apartado entenderemos de las expresiones y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de Certidumbre, pero de cualquier otra palabra castellana. Ese cotejo en la lengua se llama negación o contradicción.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Certidumbre.

Antónimo de CERTIDUMBRE – ¿qué es un antónimo?

Ya conoce cuál es el antónimo a Certidumbre.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, probablemente note la oposición entre ellos. Aunque, es importante mencionar que un oxímoron es la utilización de palabras que no sólo se contradicen entre sí en cuestión de descripción, sino que más que todo una de ellas define a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, entretanto “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Certidumbre.

¿Cómo encontramos los antónimos de CERTIDUMBRE?

La recopilación de cualquier glosario, introduciendo un glosario de antónimos, comienza con una cierta vista del mundo. Todos los diccionarios son, en esencia, peculiares. En el caso de un léxico que intenta puntualizar términos opuestos, esto puede no ser obvio a primera instancia.

Para comprender cómo los lexicógrafos seleccionan los diccionarios de términos opuestos, primeramente debemos definir qué significa con exactitud “términos opuestos” y por qué están interesados en reunir diccionarios de antónimos.

Este ejemplo, es el de un científico de la IA que contesta el problema del habla natural.

CERTIDUMBRE y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay alguna otra palabra que se emplee en el mismo contexto?

La segunda cosa es averiguar las frases que no poseen un antónimo claro, como “nariz”. Se supone que en general (salvo contextos muy delimitados) los iguales de estas frases no existen.

Un sinónimo tiene su contrario. Es opuesto – una conclusión que significa el inverso del motivo. Contrario es el significado opuesto. Ejemplos de antónimos son: “caliente” y “frío”, “alto” y “chico”, “abierto” y “tapado”. Los antónimos, como los iguales, son distinto. Los antónimos podrían derivar de la gradación, por ejemplo: “chico” y “grande”, “chavo” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no significan aptitudes opuestas individuales, sino que son un medio habla de expresar la gradación. Los pares de palabras opuestas son opuesto complementarios. Al objetar a los incognitos, la negación se cambia en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra forma de contrario es la conversión. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un antónimos. Es “sinónimo”.

¿Cuándo aprenden los pequeños los antónimos de Certidumbre y otras palabras?

Primeramente, los niños aprenden nuevas palabras y conceptos ya que se encuentran sujetos a ellos en su entorno. Como por ejemplo, si un niño que es criado por los progenitores y un hermano mayor, asimila lo que representa “mayor” porque se le enseñó este concepto de forma práctica. Si el mismo chiquillo fuese criado sin hermanos, por consiguiente quizá este significado particular sería muy complejo de aprender o también inexistente. Eso nos lleva a pensar que el aprendizaje de sinónimos y antónimos requiere en demasía del entorno social en el que nos desarrollamos.

¿Por qué deberíamos entender los antónimos de Certidumbre y otras palabras?

Saber los antónimos es ver el entorno desde una perspectiva diferente. Nos permite comprender que podemos estar en lo incorrecto referente a lo que pensamos, y ver las cosas de un modo desigual a como se conoce en un tiempo dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser preparado para sopesar lo bueno y lo negativo es importante. De alguna manera, esto puede ser utilizado como una manera de entender que las cosas frecuentemente pueden ser desigual a como se entienden actualmente.

Se podría establecer que dominar los antónimos es un método para desarrollar nuestros horizontes. Nos facilita ponderar los aspectos beneficiosos y nocivos de 2 ideas en conflicto, y luego obtener a una mas clara comprensión de la que gozabamos antes.

Según los psicólogos debemos saber el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver la sociedad desde una perspectiva desigual. Es necesario sopesar los aspectos positivos y malos de dos ideas en conflicto.

opuesto y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del embustero que afirma algo en este sentido: “Lo que digo es falso” . Aunque, si le comento esta frase para que parezca de mentira, entonces por definición no logra ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que comento es falso… Una contradicción. La paradoja del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría enunciar de la siguiente forma: Esta declaración (o proposición) es falsa. La frase es obviamente real o falsa, pero si es real entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos contrario?

Un contrario es una frase que tiene el significado opuesto al de otras vocablos. Por ejemplo, “enorme” y “diminuto” son contrarios, al igual que muchas palabras en inglés como “bondadoso” y “malo”, o “agradable” y “cruel”.
Su interrogante de “¿Por qué usamos antónimos ?” es una pregunta que llama a la meditación, y hay que decir que experiencia varias respuestas posibles. Una solución sería porque si quiere comunicar con exactitud lo que quiere expresar con las vocablos, entonces logras ser muy valioso proporcionar el significado contrario usando otra palabra o frase.

Deberíamos comprender los contrarios puesto que logran ser muy útiles. Por ejemplo, frecuentemente es factible descubrir si un término tiene un contrario simplemente contemplando el término mismo (podemos realizarlo no sólo con palabras más asimismo con otras maneras de estilos como proposiciones y enunciados). El motivo por lo que es provechoso comprender el contrario de un término en concreto establece en el caso de que los contrarios sostienen notables similitudes así como sus diferencias. Analizaremos estas similitudes.
Una semejanza entre los opuestos es que los dos figuran un conglomerado total y cercado. Son, por así decirlo, las dos puntas de un espectro (la excepción en esto son los términos con diversos contrarios).
Otro parecido entre los contrarios es que los dos alcanzan a ser utilizados en iguales contextos. Muchas palabras poseen múltiples significados y por consiguiente un montón de contextos de empleo.

De esta manera, aunque existen varias diversidades entre las expresiones contrarias y las expresiones no antonómicas igualmente, además hay varias parecidos.
Por lo tanto al final, debemos estudiar los contrarios, porque llegan a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar