Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Clan

/
/
/
669 Views

↓ ¿Cuáles son los sinónimos de CLAN?

Sinonimos:

  • etnia, familia, secta, tribu
  • agrupación, asociación, partido, facción, banda, pandilla

Antónimos de Clan – Todo lo que tienes que saber

Una de las razones para emplear los antónimos es la estética del lenguaje.
Los términos opuestos ayudan a realzar los contrastes expresados en el idioma. Señalan diferencias en los pensamientos e impresiones. Potencian el léxico, sin embargo el empleo de expresiones antonímicas no siempre asegura una expresión adecuada. Es importante acotar que puede ser imposible hacer una frase de antónimos en el ambiente de toda la gama de significados de una palabra.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de CLAN.

CLAN y su antónimo

Una vez conocido cuál es el antónimo a CLAN, nos podríamos preguntar de qué manera aprende la gente los antónimos.

La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos de la manera que estudian los sustantivos, vinculándolos con sus opuestos. Otro modo en que la gente aprende antónimos es formando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Por ejemplo, cuando se aprende la expresión “caliente”, se consigue imaginar algo que se detalla como una candela, y después asumir que “frío” significa “no llama”. Así es como la mayoría de los niños aprenden estas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de CLAN

El modo en que las personas parecen aprender los antónimos es reducida e ineficiente, ya que necesita que la gente tenga una vivencia repetitiva en ambas palabras a lo largo de muchos años, antes que consiga entender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de Clan?

Lo primordial que se debe tomar en consideración es que diversos términos se utilizan de varios modos, entonces una expresión dada podría referirse a distintas situaciones. Podrían estar buscando antónimos para hacer su diccionario, o sencillamente pueden  estar investigando sinónimos en lugar de palabras iniciales.

Con la finalidad de poder realizar un libro de sinónimos, se necesitan varios términos que signifiquen justamente lo opuesto de otras palabras, de forma que cuando la gente requiera conseguir una palabra puedan hallar su antónimo.

Sin embargo, habitualmente la gente crea estos vocablos por sí misma.

Clan y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia

¿Hay algún otro término que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es encontrar los términos que no tienen un antónimo explícito, como “nariz”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los semejantes de estas palabras no son.

Un igual tiene su opuesto. Es contrario – un término que representa el opuesto del significado. Opuesto es el significado opuesto. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “frío”, “alto” y “bajo”, “abierto” y “tapado”. Los opuesto, como los iguales, son distinto. Los opuestos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “chavo” y “anciano”, “pequeño” y “largo”. En este caso, no representan aptitudes opuestas independientes, sino que son un canal léxico de expresar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son opuesto complementarios. Al oponerse a los anonimatos, la oposición se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra forma de contrario es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “salir” y “volver”. “Antónimo” asimismo tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento aprenden los pequeños los antónimos de CLAN y otras palabras?

Los chicos primero aprenden a reconocer las definiciones y después clasificarlos.
Aprenden su propio lenguaje, sus predilecciones nutricionales y los componentes de su entorno familiar. El sistema de asimilación suele ser lento, aunque posibilita al pequeño hacer un listado exclusivo de habilidades que puede usarse para las elecciones o la resolución de inconvenientes.
Aunque el lenguaje se aprende a través de la repetitividad y la memorización. Los niños no pueden comprender el significado de los términos hasta que no están familiarizados con el significado de los demás vocablos.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de CLAN y otras palabras?

El concepto de antónimos es muy interesante desde la visión de los conocedores de la lengua, pero además para escritores, e incluso para los psicólogos. La imagen y el concepto de los verbos contradictorios es algo que los seres humanos han hecho para ellos mismos a medida que se desarrolla su léxico y los procesos de reflexión.

Es un asunto importante el cómo se ha inventado un idioma que es funcional para el colectivo, y posibilita entender y estructurar el entorno. Por ejemplo, a medida que los humanos evolucionaron precisaron ser aptos para describir el hábitat, por lo que inventaron términos contrarios como frío y calor. Estos son concepciones con los que podemos contar fácilmente una circunstancia.

Lo mismo se acomoda a la definición de antónimos. Es una manera de describir algo con términos, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El asunto es que esto no actúa así para las maquinas. No es simple programar un ordenador para que reconozca exactamente las relaciones contradictorias de diverso peldaño entre las palabras.
Las personas no son robot, en virtud de que la idea de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los ordenadores. Un robot no tiene ser explicado como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos la forma en que las personas estudian un idioma. Primero tenemos que memorizar un grupo de signos y sus conceptos para lograr tratar con otras personas. Después, como adultos, usamos esos símbolos dentro de nuestros hábitos cotidianos aunque existan entidades autoritarias de ruidos o símbolos (por ejemplo, escrituras y términos elaborados de las escrituras). Solamente porque se nos enseñó que una conjugación de ruidos abarca una connotación que les da sentido.
Supongamos que pudiéramos aleccionar a los animales a utilizar el argot humano. Memorizarían los emblemas arbitrarios y sus connotaciones. Sin embargo, no obligatoriamente entenderían lo que designan esos términos, ya que no se les ha instruido ni un solo concepto del mundo auténtico atrás de ellas.
Como, si le comentáramos a un perro que la palabra “caramelo” significa alimento, entonces cada vez que perciban el termino “caramelo”, querrán recibir algo bueno. Más sólo porque los humanos les hayan mostrado que este signo representaba alimento no indica que los perros entiendan lo que es.

Igual pasa con las denominaciones. Las designaciones son signos absolutamente autoritarios que los humanos han aprendido a asociar con una persona u objeto. Las expresiones no tienen un significado propio en sí mismo, aunque en vista de que se nos enseñó que significan una cosa, en el instante que escuchamos una denominación le otorgamos algún significado.
Aquí es donde entra el significado de antónimos. Un antónimo es un término que tiene un significado opuesto a otra palabra, y logra ser utilizado igual que un instrumento para distinguir lo que indican los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar