Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Clima

/
/
/
2440 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de CLIMA?

Sinónimos:

  • atmósfera, temperatura, tiempo
  • ambiente, situación, circunstancia, estado

Antónimos de Clima – la información que debes saber

La razón principal para utilizar los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos permiten resaltar los contrastes expresados en el lenguaje. Indican diferencias en el raciocinio y emociones. Incrementan el vocabulario, aunque el empleo de palabras antonímicas no siempre certifica una expresión apropiada. Es importante acotar que puede ser inútil elaborar una expresión de términos opuestos en el contexto de toda la gama de significados de un término.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Clima.

Antónimo de Clima – ¿qué es un antónimo?

Ya le hemos explicado cuál es el antónimo a CLIMA.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha repasado este escrito, posiblemente perciba la distinción entre ellos. Sin embargo, es importante agregar que un oxímoron es el uso de palabras que no sólo se refutan entre sí en cuestión de significado, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, entretanto “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Clima.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Clima?

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que muchas expresiones se aplican de diferentes modos, así que un vocablo dado podría hacer referencia a diversas cosas. Pueden estar tratando de conseguir antónimos para hacer su diccionario, o simplemente podrían  estar investigando sinónimos en vez de expresiones originales.

Con el objetivo de poder realizar un diccionario, se requieren algunas expresiones que quieran decir exactamente lo contrario de otras palabras, de forma que cuando la gente busque una palabra puedan encontrar su antónimo.

No obstante, habitualmente la gente inventa estas palabras por su cuenta.

CLIMA y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia

¿Hay algún otro término que se aproveche en la misma narración?

La segunda cosa es encontrar los términos que no tienen un opuesto evidente, como “automóvil”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los parecidos de estas palabras no están.

Un igual tiene su opuesto. Es opuesto – una conclusión que significa el inverso del significado. Antónimos es el significado opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “fresco”, “alto” y “chico”, “destapado” y “tapado”. Los opuesto, como los iguales, son distinto. Los contrarios podrían derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “chavo” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no representan aptitudes contrarias independientes, sino que son un medio léxico de manifestar la gradación. Los semejantes de vocablos contrarias son opuesto complementarios. Al objetar a los anonimatos, la oposición se convierte en una exposición: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de antónimos es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es “sinónimo”.

¿En qué momento comprenden los niños los antónimos de CLIMA y otras palabras?

Primero, la gente aprende nuevas palabras y conceptos porque están expuestos a estos en su medio. Como por ejemplo, si un niño que es educado con los padres con su hermano mayor, aprende lo que significa “mayor” pues se le instruyó esta definición de forma práctica. Si el mismo infante fuera educado sin hermanos, en consecuencia quizás esta definición en particular sería muy complejo de asimilar o también inexistente. Esto nos lleva a creer que el aprendizaje de sinónimos y antónimos necesita en gran medida del medio social en donde nos desarrollamos.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de Clima y otras palabras?

La definición de antónimos es muy interesante desde el punto de vista de los especialistas del lenguaje, pero igualmente para dramaturgos, e incluso para los psicólogos. La representación y el concepto de los términos antagónicos es una herramienta que las personas han construido para ellos mismos a medida que se transformaba su idioma y los procedimientos de pensamiento.

Es un tema importante el cómo hemos configurado un estilo de comunicación que opera para las personas, y permite entender y sistematizar el planeta. Por ejemplo, mientras que los humanos evolucionaron ameritaron ser capaces para delinear el ambiente exterior, por lo que crearon términos contradictorios como frío y calor. Estos son conceptos con los que podemos narrar claramente una coyuntura.

Igualmente se adapta al concepto de antónimos. Es una manera de describir algo con expresiones, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El asunto es que esto no trabaja así para las computadoras. No es sencillo programar un ordenador para que sepa exactamente las relaciones antagónicas de diverso grado entre las expresiones.
Los humanos no son androides, igualmente que la concepción de los antónimos es un significado humano que no funciona para los ordenadores. Un robot no tiene ser explicado como algo que es lo contrario a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los seres humanos aprenden un lenguaje. Primero tenemos que memorizar un grupo de signos y sus conceptos a fin de lograr comunicarnos con otras personas. Luego, como adultos, usamos esos símbolos en el interior de nuestros hábitos cotidianos a pesar de que existan agrupaciones autoritarias de ruidos o símbolos (por ejemplo, escrituras y expresiones construidas de estas escrituras). Únicamente pues se nos enseñó que alguna unión de ruidos tiene un significado que les proporciona una lectura.
Imaginemos que lográramos enseñar a los animales a emplear el lenguaje de las personas. Aplicarían los símbolos autoritarios y sus significados. Ahora, no necesariamente comprenderían lo que significan esas palabras, porque no se les ha aleccionado ningún concepto del mundo cierto detrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un perro que la expresión “caramelo” significa alimento, así cada vez que oigan la expresión “chuchería”, desearán adquirir algo bueno. Pero sólo ya que los humanos les hayan mostrado que este signo designaba alimento no significa que los caninos entiendan lo que es.

Lo mismo pasa con las denominaciones. Las denominaciones son símbolos totalmente autoritarios que las personas han entendido como relacionar con el hombre o elemento. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, aunque a causa de que se nos enseñó que significan una cosa, cuando percibimos un nombre le otorgamos un significado.
En esta ocasión es donde ingresa el concepto de antónimos. Un antónimo es una expresión que dispone de un significado opuesto a otra expresión, y puede ser usado como un medio para comprender lo que significan las palabras.

This div height required for enabling the sticky sidebar