Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Controlador

/
/
/
3825 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de Controlador?

Sinónimos:

  • inspector, supervisor, verificador

Antónimos de CONTROLADOR – la información que debes saber

El planeta está construido de contrastes. En el globo terráqueo hallamos direcciones geográficas contrapuestas: norte-sur, este-oeste. Prosiguiendo esta división, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es curioso que usemos palabras que juntamos en pares contrarios: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Muchas veces estas oposiciones aparecen en distintos sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la notación matemática tenemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se manifesta por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de puntos pueden incluso ser evaluados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no hay tales significados escritos en las expresiones, la evaluación surge en las asociaciones.

En esta parte aprenderemos sobre las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de CONTROLADOR, pero de cualquier otra palabra castellana. Dicha comparación en el habla se denota contradicción o negación.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Controlador.

CONTROLADOR y su antónimo

Ya le hemos aclarado cuál es el antónimo para CONTROLADOR.
Pero, ¿un antónimo es un oximoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este texto, posiblemente perciba la oposición entre ellos. Aunque, vale la pena agregar que un oxímoron es la utilización de palabras que no sólo se contradicen entre sí en términos de definición, sino que más que todo una de ellas define a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de CONTROLADOR.

¿Cómo encontramos los antónimos de Controlador?

La recopilación de cualquier glosario, introduciendo un glosario de términos opuestos, empieza con una incuestionable vista del universo. Todos los diccionarios son, en esencia, peculiares. En el caso de un glosario que trata aclarar términos opuestos, esto puede no ser preciso a simple instancia.

Para asimilar cómo los lexicógrafos compilan los glosarios de antónimos, principalmente debemos puntualizar qué quiere decir fielmente “términos opuestos” y por qué están interesados en reunir diccionarios de antónimos.

Este ejemplo, es el de un científico de la IA que contesta el problema del habla natural.

Controlador y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en la misma narración?

La segunda cosa es encontrar los vocablos que no ostentan un antagónico evidente, como “cerebro”. Se sabe que en general (salvo contextos muy concretos) los parecidos de estos vocablos no están.

Un igual tiene su contrario. Es contrario – un término que significa el opuesto del significado. Opuesto es el significado contrario. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “frío”, “alto” y “bajo”, “abierto” y “tapado”. Los contrario, como los iguales, son diferentes. Los antónimos podrían resultar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “chavo” y “anciano”, “bajo” y “alto”. En este caso, no significan aptitudes opuestas individuales, sino que son un canal léxico de expresar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los incognitos, la negación se convierte en una declaración: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de opuesto es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” asimismo tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento aprenden los chicos los antónimos de CONTROLADOR y otras palabras?

Los pequeños en primer lugar aprenden a distinguir los conceptos y luego a categorizarlos.
Aprenden su propio lenguaje, sus predilecciones alimenticias y los componentes de su entorno familiar. El protocolo de formación habitualmente es lento, aunque permite al pequeño realizar un banco de datos personal de conocimientos que puede emplearse para las acciones a tomar o la solución de inconvenientes.
No obstante la comunicación se aprende mediante la repetición y la memorización. Los chicos no podrían conocer el significado de los vocablos hasta que no están familiarizados con la acepción de los demás vocablos.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de Controlador y otras palabras?

La definición de antónimos es bastante importante desde la optica de los lingüistas, pero también para escritores, e incluyendo para los psicólogos. La imagen y la definición de los verbos opuestos es algo que las personas han realizado para ellos mismos a medida que se transformaba su lengua y los procedimientos de análisis.

Es un asunto importante el cómo hemos creado un lenguaje que opera para el colectivo, y ayuda a entender y ordenar el planeta. Por ejemplo, mientras que las personas se transformaron ameritaron ser aptos para explicar el ambiente exterior, así que crearon términos antagónicos como frío y calor. Estos son definiciones con los que podemos describir claramente una coyuntura.

Igualmente se acomoda a la explicación de antónimos. Es una forma de narrar algo con expresiones, para que podamos entendernos sobre ello.
El problema es que esto no actúa así para las computadoras. No es sencillo programar un pc para que sepa perfectamente las interrelaciones contrarias de diverso nivel entre las expresiones.
Los colectivos no son computadoras, por lo tanto que la creación de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los ordenadores. Un robot no puede ser explicado como algo que es lo contrario a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Contemplemos la manera en que los seres humanos estudian un idioma. Primordialmente tenemos que estudiar un conjunto de emblemas y sus significados para lograr comunicarnos con otras personas. Después, como adultos, empleamos esos emblemas dentro de nuestras costumbres diarias aunque sean agrupaciones injustas de ruidos o emblemas (por ejemplo, letras y expresiones construidas de las escrituras). Únicamente porque se nos adiestro en que una combinación de ruidos mantiene una connotación que les da sentido.
Imaginemos que lográramos adiestrar a los animales a utilizar el idioma del hombre. Memorizarían los signos arbitrarios y sus conceptos. Pero, no necesariamente discernirían lo que representan esos términos, puesto que no se les ha aleccionado ningún significado del mundo real detrás de ellas.
Por ejemplo, si le comentáramos a un canino que la palabra “golosina” significa alimento, entonces siempre que perciban la palabra “chuchería”, querrán adquirir una cosa agradable. Más sólo porque los humanos les hayan enseñado que ese signo significaba alimento no indica que los perros deduzcan lo que indica.

De igual manera pasa con los nombres. Las designaciones son emblemas absolutamente arbitrarios que los humanos han entendido como relacionar con una persona o cosa. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, aunque en vista de que se nos capacito como que significan algo, en el momento que percibimos un nombre le damos un significado.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una expresión que dispone de un significado opuesto a otra palabra, y logra ser usado igual que un medio para comprender lo que indican las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar