Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Delincuencia

/
/
/
1447 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de Delincuencia?

Sinónimos:

  • delito, infracción, criminalidad

Antónimos de Delincuencia – Todo lo que tienes que saber

La razón principal para emplear los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos ayudan a realzar las diferencias expresadas en el lenguaje. Indican diferencias en el raciocinio y emociones. Enriquecen el vocabulario, aunque el uso de expresiones antonímicas casi nunca garantiza una frase apropiada. Es importante recordar que puede ser imposible elaborar una expresión de antónimos en el ambiente de toda la gama de definiciones de un vocablo.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de DELINCUENCIA.

Antónimo de DELINCUENCIA – ¿qué es un antónimo?

Una vez aclarado cuál es el antónimo para DELINCUENCIA, nos podríamos preguntar cómo se enseña los antónimos.
La mayoría de la gente parece aprender los antónimos por medio de la repetición. Al decir de manera repetitiva las palabras, y después se presenta lo opuesto de esa palabra, al pasar el tiempo empezarán a observar cómo las palabras significan conceptos opuestos. Esto funciona para casi todos de los antónimos. La dificultad de aprender antónimos por repetición, es que se invierte demasiado tiempo adquirirlos uno a uno en la vida real. Por ello en las escuelas se incentiva a la lectura y también al estudio del lenguaje. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Delincuencia

Otro inconveniente del uso de la repetición como táctica de aprendizaje es que personas suelen utilizar antónimos en condiciones en las que les resulta complejo saber si el término que se está oyendo significa lo contrario de otra.

¿Cómo encontramos los antónimos de DELINCUENCIA?

En primer lugar, un lexicógrafo identifica antónimos de la manera como lo haría un pensamiento observador. Notan y cotejan expresiones con definiciones equivalentes hasta que perciben lo que las vuelve distintas y por consiguiente su inverso.

Una parte del problema de encontrar antónimos es escoger un término lo lo bastante universal para que comprenda todos los conceptos de una palabra concreta.

Igualmente resulta bastante arduo conseguir antónimos para varios vocablos.

Es difícil hallar antónimos para las expresiones. Para ciertas palabras, lo contrario a veces ni existe.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo opuesto a existir?

Bien, aquí existe otro ejemplo de una expresión que no dispone de un contrario. ¿Qué se define como lo contrario al tiempo?

DELINCUENCIA y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia

Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, indagaría las palabras más similares a ella: sustentándose en su reiteración en el contexto y otros elementos. Así acertamos que las mejores casualidades son: grande, gigante, enorme. Hecho esto, pasamos a indagar contrarios, del mismo modo, con un aprendizaje instantáneo e inteligencia artificial. Así que luego crearía un modelo de cómo la gente enlaza estos vocablos, verbigracia que son contrarios entre sí.

Posteriormente sabría aplicar este tipo para considerar si hay algún patrón en el manejo de las expresiones que enseñe un sinónimo y contrario.

¿Qué dice la lingüística sobre los antónimos de DELINCUENCIA y otras palabras?

Es indudable que existen muchos pares de términos que nos presentan la angosta conexión entre los idiomas y la realidad. Muchos de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todas las mentes humanas se enfrentan a inconvenientes semejantes cuando tratan de entender el mundo que les rodea. Puedo enseñarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, el término “dentro” es opuesta a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todas las personas normalmente existe algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que queremos pensar en el entorno frecuentamos emplear términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí las palabras nos dicen que existen dos tipos diferentes de sentir. Lo entendemos ya que no podemos percibir ambos al mismo tiempo.
Esta no es la historia completa. Podemos seguir con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de Delincuencia y otras palabras?

La definición de antónimos es sumamente relevante desde el punto de vista de los lingüistas, pero igualmente para dramaturgos, e inclusive para los psicólogos. La idea y la definición de los verbos contradictorios es una cosa que las sociedades han construido para sí mismos a medida que se desarrolla su lengua y los procesos de reflexión.

Es un caso relevante el cómo hemos estructurado un léxico que es funcional para la gente, y ayuda a entender y organizar el planeta. Por ejemplo, a medida que las personas evolucionaron precisaron ser preparados para explicar el ambiente exterior, así que fomentaron términos contrarios como frío y calor. Esos son conceptos con los que podemos describir claramente una coyuntura.

Esto también se adapta a la explicación de antónimos. Es una manera de describir algo con palabras, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El problema es que esto no funciona así para las maquinas. No es fácil programar un computador para que sepa perfectamente las asociaciones contrarias de diverso grado entre las expresiones.
Las personas no son computadoras, igualmente que la idea de los antónimos es un significado humano que no procede para los computadores. Un robot no puede ser explicado como algo que es lo opuesto a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Consideremos el modo en que las personas memorizan un idioma. Primero debemos aprender un grupo de signos y sus connotaciones para poder comunicarnos con otras personas. Después, como adultos, usamos esos signos en el interior de nuestras costumbres diarias a pesar de que existan asociaciones arbitrarias de sonidos o símbolos (por ejemplo, letras y expresiones construidas de estas grafemas). Sólo ya que se nos instruyó de que alguna combinación de ruidos engloba una connotación que les otorga sentido.
Imaginemos que consiguiéramos aleccionar a los animales a usar el habla del hombre. Aprenderían los emblemas arbitrarios y sus significados. Ahora, no necesariamente comprenderían lo que denotan esos términos, ya que no se les ha aleccionado ningún concepto del mundo real detrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un perro que la expresión “chuchería” significa alimento, así cada vez que oigan el termino “chuchería”, querrán recibir algo generoso. Pero unicamente ya que los humanos les hayan enseñado que ese emblema representaba comida no significa que los caninos comprendan lo que es.

Lo mismo pasa con las designaciones. Los nombres son símbolos absolutamente autoritarios que las personas han aprendido a relacionar con una persona u objeto. Las expresiones no tienen un significado característico en sí mismo, no obstante en vista de que se nos enseñó que significan algo, en el instante que escuchamos un nombre le otorgamos un sentido.
En esta ocasión es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una expresión que posee un concepto opuesto a otra expresión, y puede ser utilizado como un medio para distinguir lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar