Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Desusar

/
/
/
1143 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Desusar?

Los antónimos de Desusar son

Antónimos de Desusar – lo que debes saber


El mundo está construido de contrastes. En el globo encontramos direcciones geográficas contrarias: este-oeste, norte-sur. Prosiguiendo esta división, con frecuencia empleamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es extraño usar expresiones que juntamos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Frecuentemente estas oposiciones surgen en diversos sistemas de signos. Por ejemplo, en la notación matemática disponemos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “autorizado – no permitido”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de puntos consiguen también ser evaluados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no tiene tales conceptos escritos en las expresiones, la evaluación surge en las asociaciones.

En esta parte entenderemos de las palabras y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de Desusar, pero de cualquier otra palabra española. Dicha comparación en la lengua se llama contradicción o negación.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Desusar.

Antónimo de Desusar – ¿qué es un antónimo?


Ya sabe cuál es el término opuesto de Desusar.
Pero, ¿un antónimo es un oximoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, probablemente perciba la diferencia entre ellos. Sin embargo, vale la pena recordar que un oxímoron es la utilización de frases que no sólo se refutan entre sí en términos de significado, sino que sobre todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, mientras que “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de DESUSAR.

¿Cómo encontramos los antónimos de DESUSAR?


Primeramente, un lexicógrafo consigue palabras inversas como lo haría una mente observadora. Observan y contrastan palabras con sentidos equiparables hasta que hallan lo que las hace diferentes y por ese motivo su opuesto.

Una porción del inconveniente de encontrar palabras inversas es elegir un término lo lo bastante general para que contemple todos los conceptos de un término concreto.

Así mismo es muy complicado conseguir antónimos para algunos vocablos.

Es arduo conseguir antónimos para las palabras. Para algunos vocablos, lo contrario ni siquiera existe.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo contrario a existir?

Bien, este contexto hay otro ejemplo de un vocablo que no tiene un contrario. ¿Qué se define como lo inverso al tiempo?

DESUSAR y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, averiguaría las oraciones más similares a ella: fundamentándose en su frecuencia en el texto y otros elementos. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grandioso, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a investigar opuestos, del mismo modo, con un ejercicio automático e inteligencia artificial. Así que luego realizaría un modelo de cómo la gente enlaza estos vocablos, verbigracia que son contrarios entre sí.

Luego sabría tratar este tipo para distinguir si hay algún patrón en el uso de los vocablos que señale un sinónimo y contrario.

¿Cuándo comprenden los pequeños los antónimos de DESUSAR y otras palabras?


Primero, los niños aprenden nuevas palabras y definiciones debido a que se encuentran expuestos a estos en su entorno. Como por ejemplo, un niño que es criado con sus padres con su hermano mayor, conoce lo que representa “mayor” ya que se le enseñó esta definición de manera práctica. Si el mismo niño fuese formado sin hermanos, entonces quizás esta definición en particular sería más complejo de aprender o aun inexistente. lo cual nos insta a pensar que el aprendizaje de sinónimos y antónimos precisa en gran medida del medio social en donde nos desenvolvemos.

¿Por qué deberíamos entender los antónimos de Desusar y otras palabras?


Dominar los antónimos es concebir el planeta desde una perspectiva diferente. Nos facilita comprender que podemos estar equivocado sobre lo que imaginamos, y ver las cosas de un modo diferente a como se comprende en un momento dado.

Sin importar el tipo de conocimiento, ser preparado para valorar lo bueno y lo malo es necesario. De cierta forma, esto puede ser usado como un medio de comprender que las cosas siempre pueden ser distintas a como se entienden actualmente.

Es posible hablar que entender los antónimos es un medio para agrandar nuestros panorama. Nos permite ponderar los aspectos buenos y nocivos de una pareja ideas en pugna, y después tener a una mayor comprensión de la que gozabamos antes.

Según los psicólogos debemos conocer el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver el entorno desde un ángulo diferente. Es necesario sopesar los aspectos buenos y nocivos de dos ideas enfrentadas.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los antónimos?

Consideremos la manera en que los seres humanos estudian un lenguaje. Originalmente tenemos que aprender un grupo de emblemas y sus conceptos para lograr relacionarnos con los demás. Luego, como personas maduras, utilizamos esos símbolos en el interior de nuestros hábitos cotidianos a pesar de que existan agrupaciones autoritarias de ruidos o signos (por ejemplo, letras y palabras construidas de las escrituras). Solamente pues se nos instruyó de que una conjugación de sonidos abarca un significado que les proporciona sentido.
Pensemos que consiguiéramos adiestrar a los animales a usar el argot humano. Aprenderían los signos autoritarios y sus connotaciones. Pero, no forzosamente entenderían lo que significan esos términos, porque no se les ha aleccionado ningún significado del mundo auténtico detrás de ellas.
Por ejemplo, si le contáramos a un perro que la palabra “golosina” significa alimento, así siempre que escuchen el termino “golosina”, desearán adquirir una cosa generosa. Más sólo ya que los humanos les hayan mostrado que ese símbolo representaba alimento no significa que los perros deduzcan lo que significa.

Lo mismo pasa con los nombres. Los nombres son símbolos absolutamente arbitrarios que las personas han aprendido a relacionar con una persona o cosa. Los términos no presentan una connotación permanente en si misma, pero a causa de que se nos formo como que es una cosa, cuando escuchamos una designación le damos algún sentido.
En esta ocasión es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es una expresión que posee una connotación contraria a otro término, y logra ser usado como una herramienta para comprender lo que quieren decir las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar