Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Disonante

/
/
/
437 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Disonante?

Los antónimos de Disonante son

Antónimos de DISONANTE – la información más importante


Una de las razones para usar los antónimos es la estilística.
Antónimos permiten realzar las diferencias expresadas en el lenguaje. Señalan desigualdades en el raciocinio y emociones. Desarrollan el léxico, aunque el manejo de expresiones antonímicas casi nunca asegura una frase apropiada. Vale la pena acotar que puede ser utópico hacer una frase de términos opuestos en el entorno de toda la variedad de significados de un término.

De esa manera son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Disonante.

Disonante y su antónimo


Una vez conocido cuál es el término opuesto para DISONANTE, nos podríamos plantar una pregunta sobre cómo aprende la gente los antónimos.

La mayoría de la gente parece estudiar los antónimos de la forma que aprenden los sustantivos, vinculándolos con sus opuestos. Otro modo en que las personas aprenden antónimos es haciendo un modelo mental de lo que significan las palabras. Por ejemplo, la ocasión en que se aprende la expresión “caliente”, se consigue visualizar algo que se detalla como una flama, y luego asumir que “frío” es “no llama”. Esto es como casi todos los niños aprenden estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Disonante

La manera en que las personas parecen estudiar los antónimos es limitada e ineficiente, ya que necesita que un humano experimente una práctica repetitiva en ambas palabras a lo largo de varios años, antes de que logre conocer la conexión entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de Disonante?


En primer lugar, un lexicógrafo encuentra palabras opuestas del modo como lo hace una mente observadora. Observan y contrastan palabras con definiciones semejantes hasta que encuentran lo que las hace distintas y por lo tanto su opuesto.

Una parte del problema de encontrar antónimos es seleccionar una palabra lo suficientemente general para que comprenda todos las definiciones de una expresión concreta.

Así mismo es muy difícil encontrar antónimos para varios términos.

Es complicado encontrar antónimos para las expresiones. Para algunas expresiones, lo opuesto a veces ni se puede encontrar.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo inverso a existir?

Bueno, en esta situación existe otro ejemplo de un término que no dispone de un contrario. ¿Qué es lo contrario al tiempo?

DISONANTE y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Por ejemplo, dada el término de entrada “grande”, buscaría las expresiones más análogas a ella: fundamentándose en su reiteración en el discurso y otros factores. Así encontramos que las mejores uniones son: grande, gigante, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar opuestos, del mismo modo, con un aprendizaje instantáneo e inteligencia artificial. Así que luego haría un modelo de cómo la gente deduce estos términos, por ejemplo que son contrarios entre sí.

Posteriormente sabría aplicar este modelo para distinguir si hay algún patrón en el uso de las expresiones que enseñe un parecido y opuesto.

¿Qué manifiesta la lingüística sobre los términos opuestos de DISONANTE y otras palabras?

Es indudable que existen muchos dúos de términos que nos enseñan la estrecha conexión entre los idiomas y la verdad. Muchos de estos uniones no sólo están en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto es debido a que la mayoría de las mentes humanas se enfrentan a dificultades semejantes cuando tratan de entender el entorno que les rodea. Puedo mostrarles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros invariablemente hay algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque siempre que tratamos considerar el entorno solemos emplear vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los vocablos nos expresan que hay dos clases diferentes de sentimientos. Lo sabemos porque no podemos percatar ambos al mismo tiempo.
Esta no es la justificación entera. Podemos continuar con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras opuestas de Disonante y otras palabras?


El concepto de antónimos es sumamente importante desde el punto de vista de los expertos en gramática, pero además para escritores, e incluso para los psicólogos. La percepción y la definición de los términos antagónicos es una cosa que los seres humanos han realizado para ellos mismos a medida que evolucionaba su léxico y los procesos de reflexión.

Es un caso relevante el cómo se ha estructurado un léxico que es útil para las personas, y facilita entender y organizar el mundo. Por ejemplo, a medida que las personas se desarrollaron ameritaron ser competentes para delinear el mundo que les rodeaba, por lo que fomentaron términos antagónicos como frío y calor. Esos son explicaciones con los que podemos contar evidentemente una situación.

Asimismo se adapta al concepto de antónimos. Es una forma de explicar algo con términos, para que podamos entendernos sobre ello.
El enredo es que esto no opera así para las computadoras. No es sencillo programar un pc para que entienda bien las relaciones contradictorias de variado grado entre los términos.
Los colectivos no son androides, en virtud de que la idea de los antónimos es un significado humano que no opera para los computadores. Un robot no puede ser explicado como algo que es lo antagónico a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los antónimos?

Consideremos la manera en que las personas estudian un lenguaje. Originalmente debemos estudiar un grupo de signos y sus conceptos a fin de lograr tratar con los demás. Después, como personas maduras, utilizamos esos signos en el interior de nuestros hábitos continuos a pesar de que existan asociaciones autoritarias de ruidos o símbolos (como, grafemas y expresiones construidas de las grafemas). Únicamente ya que se nos instruyó de que una mezcla de sonidos tiene un significado que les otorga sentido.
Pensemos que pudiéramos adiestrar a los animales a utilizar el lenguaje de las personas. Memorizarían los emblemas injustos y sus conceptos. Pero, no forzosamente entenderían lo que denotan esas expresiones, porque no se les ha instruido ningún concepto del mundo auténtico atrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que el término “golosina” indica comida, entonces cada vez que perciban la palabra “golosina”, desearán adquirir una cosa buena. Pero unicamente porque las personas les hayan mostrado que ese símbolo designaba alimento no es que los caninos entiendan lo que indica.

Lo mismo sucede con los nombres. Las designaciones son símbolos totalmente arbitrarios que los humanos han entendido como aliar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación permanente en si misma, aunque a causa de que se nos enseñó que indican una cosa, en el instante que oímos un nombre le cedemos algún significado.
Aquí es donde entra el significado de antónimos. Un antónimo es una palabra que dispone de una connotación contraria a otra expresión, y llega a ser utilizado como una herramienta para entender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar