Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Elevar

/
/
/
1365 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Elevar?

    Antonimos:

    • descender, bajar.

Antónimos de Elevar – la información que debes saber

¿Cómo se usan los antónimos?
Por ejemplo, si dice «estoy exhausto», es probable que alguien que lo escuche no comprenda en seguida lo que quiere manifestar. Sin embargo si en lugar de ello manifiesta «no tengo energía» en ese caso es muy factible que un espectador deduzca cabalmente lo que desea decir.
De esta forma, los antónimos pueden permitirnos a comprendernos con más precisión y con disminución de malentendidos. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Elevar.

Ahora, supongamos que soy un profesor que da instrucciones acerca de cómo hacer las obligaciones. Sería mejor si el estudiante captara las directrices en general, en lugar de sólo una fracción de ellas.
No obstante existe otra justificación por la que empleamos términos opuestos, y es por lo que los expertos llaman «la ley de los opuestos». Esto manifiesta que los humanos tienden a tener una tendencia espontánea a percibir lo contrario como algo factible, o al menos más posible que la cosa original.

Antónimo de Elevar – ¿qué es un antónimo?

Hay que tener en cuenta que prácticamente cada palabra debe contener un opuesto. Esto es visible, porque si no existiera un contrario para un término, no lograríamos exponer cosas como «esta es más que» o «esta es menos que», por consiguiente es lógico que cada vocablo tenga su característico opuesto específico. Con esto en mente, podemos pasar a la idea de hallar antónimos. No es simple encontrar antónimos, y requiere mucha labor. Lo que procuramos manifestar es que hay que mirar más allá de los términos en sí mismos, que hay que observar su ambiente y a que y con cual motivo se han empleado. Exige bastante meditación y labor dura, más es una cosa que la gente que está interesada en originar idiomas o diccionarios efectivamente debe atender.

¿Cómo recopilamos los antónimos de ELEVAR?

Un lexicógrafo es un individuo que hace un diccionario, igualmente diccionarios de antónimos. Un «diccionario de antónimos» se define como un tratado o grupo de libros que abarcan los términos en un idioma, junto con información sobre todas las expresiones, como por ejemplo su articulación, significado y sus palabras contrarias.

Un «lexicógrafo» es la persona quien se encarga de esto. Hay diversos caminos de hacer un catálogo de antónimos.

Lo más frecuente es empezar con una gran colección de libros reales en el idioma para el que se tenga que crear un diccionario. Pueden ser relatos, artículos de periódicos, documentos de ciencia, etc.

Después se lee cada texto y se subrayan cada uno de los términos escogidos. Hacemos esto para todos los artículos que poseemos.

Luego escribimos las expresiones en un computador y categorizamos en grupos de sinónimos y antónimos.

En este momento ya seguro que ha entendido bien cómo encontramos los antónimos de Elevar.

ELEVAR y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Si la expresión está dirigida a ser un sinónimo, entonces utilizarán lo que es conocido como un «hiperonimo» o hallarán algo que quiera decir más o menos lo mismo. Son dos formas distintas en que los seres humanos mencionan a bastantes términos.

Sinónimo y antónimos muchas veces se usan en denominaciones de compañías.
El contrario, como un igual, podría ser usado como un medio para diseñar nombres de empresas, servicios y servicios. El uso del contraste se eleva enormemente el empuje de expresión. Es básicamente adecuado en el diseño de lemas de empresas y eslóganes publicitarios. Gracias a esto, los antónimos permiten el uso de chistes verbales.

En este momento ya sin duda ha entendido bien cuál es el antónimo de elevar.

¿Dónde encontramos antónimos?

Creo que la fuente de los mejores antónimos que podrías encontrar resultamos ser nosotros. La gente tiene que ser estudiada como una dicotomía. Resultamos ser pequeños o grandes, somos animales o humanos, estamos alegres o enfadados. Así pues existe una suerte de antítesis en cada persona.
En el momento en que nacemos comenzamos como un chico. Los pequeños no tienen entendimiento de la rectitud ni cualquier clase de sistema de pensamiento racional. Se llevan por sus emociones e instintos.
Así que, con el los años resultamos menos emocionales y más analíticos. La demostración más palpable de esto resulta ser, sin duda, nuestro sistema escolar que nos enseña para llegar a ser mayores.
Aprendemos a ser independientes, autosuficientes, racionales y coherentes.

This div height required for enabling the sticky sidebar