Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Emancipar

/
/
/
504 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de EMANCIPAR?

Antonimos:

  • esclavizar, sojuzgar, tiranizar

Antónimos de Emancipar – la información que debes saber

La razón principal para emplear los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos sirven para realzar las desigualdades expresadas en el habla. Marcan desigualdades en los pensamientos y emociones. Enriquecen el léxico, sin embargo el uso de expresiones antonímicas no siempre asegura una palabra precisa. Es importante agregar que puede ser inútil hacer una expresión de términos opuestos en el ambiente de toda la variedad de significados de una palabra.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Emancipar.

Antónimo de EMANCIPAR – ¿qué es un antónimo?

Ya conoce cuál es el antónimo para Emancipar.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, posiblemente se de cuenta de la oposición entre ellos. Aunque, vale la pena recordar que un oxímoron es la utilización de palabras que no sólo se replican entre sí en cuestión de definición, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Emancipar.

¿Cómo buscamos los antónimos de Emancipar?

Los lingüistas reúnen glosarios de antónimos siguiendo el mismo proceso que el usado para la compilación de cualquier glosario.
Es realmente un proceso bastante fácil de recolectar vocablos, escribir cuáles son términos opuestos y posteriormente compilar la serie de términos opuestos.
Es un proceso fácil, en realidad. Simplemente reunir vocablos y escribir cuáles son términos opuestos.

Y así para prácticamente todas las palabras del glosario.

Concluyendo, este método funcionaría bien para compilar diccionarios de antónimos, puesto que es completo y tiene en cuenta todos los pasos necesarios.

Emancipar y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es hallar los términos que no tienen un opuesto claro, como “armario”. Se infiere que en general (salvo contextos muy delimitados) los parecidos de estas frases no existen.

Un sinónimo posee su contrario. Es contrario – una conclusión que alcanza el opuesto del motivo. Opuesto es el término contrario. Ejemplos de contrario son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “chico”, “abierto” y “cerrado”. Los opuesto, como los iguales, son distinto. Los antónimos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “largo”. En esta ocasión, no significan cualidades opuestas individuales, sino que son un medio habla de manifestar la jerarquía. Los pares de vocablos contrarias son antónimos añadidos. Al oponerse a los incognitos, la oposición se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra forma de opuesto es la transformación. Los llamamos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es “sinónimo”.

¿En qué momento conocen los niños los antónimos de Emancipar y otras palabras?

Primero, la gente aprende palabras nuevas y conceptos porque se encuentran sujetos a ellos en su medio. Como por ejemplo, un niño que es formado por sus padres y un hermano mayor, conoce lo que representa “mayor” ya que se le instruyó esta definición de forma práctica. Si el mismo niño fuese criado sin hermanos, en consecuencia quizá este concepto particular sería muy complicado de aprender o aun inexistente. Eso nos lleva a considerar que el aprendizaje de antónimos y sinónimos requiere en demasía del entorno social en donde nos desarrollamos.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de Emancipar y otras palabras?

Saber los antónimos es concebir el planeta desde una perspectiva diferente. Nos facilita analizar que podemos estar errados referente a lo que creemos, y ver las cosas de una manera diferente a como se conoce en un tiempo dado.

Sin importar el tipo de conocimiento, ser apto para valorar lo bueno y lo malo es necesario. De cierta forma, esto puede ser utilizado como un modo de saber que las cosas habitualmente pueden ser diversas a como se asume en estos tiempos.

Se podría hablar que entender los antónimos es un método para desarrollar nuestros límites. Nos facilita sopesar los aspectos beneficiosos y negativos de un par ideas en conflicto, y posteriormente obtener a una mayor comprensión de la que poseiamos anteriormente.

Según los psicólogos debemos entender el uso de los antónimos porque nos permiten para ver la sociedad desde una visión distinto. Es importante sopesar los aspectos provechosos y malos de dos ideas contrapuestas.

contrario y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la contradicción del mentiroso que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Sin embargo, si le comento esta oración para que parezca falsa, entonces por definición no logra ser verdadera, pero sí lo es, si lo que comento es mentira… Una paradoja. La paradoja del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría dictar de la siguiente manera: Esta declaración (o proposición) es falsa. El anunciado es obviamente real o falsa, pero si es real entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos contrario?

Un contrario es una palabra que tiene el termino contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “grande” y “pequeño” son opuestos, al igual que bastantes palabras en inglés como “bondadoso” y “maligno”, o “agradable” y “cruel”.
Su interrogante de “¿Por qué usamos contrario ?” es una pregunta que llama a la meditación, y hay que decir que experiencia varias contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si quiere informar con exactitud lo que quiere decir con las palabras, entonces logras ser muy valioso dar el concepto opuesto usando otra palabra o frase.

Deberíamos entender los contrarios puesto que logran ser muy favorables. Por ejemplo, habitualmente es viable descubrir si un término posee un contrario simplemente mirando el término mismo (logramos realizarlo no sólo con términos e igualmente con otras formas de lenguaje como proposiciones y enunciados). El motivo por lo cual es útil conocer el contrario de una palabra dada establece en la acción de que los opuestos sostienen notables semejanzas además de sus diferencias. Estudiaremos estas similitudes.
Una similitud entre los contrarios es que ambos simbolizan un compuesto total y cerrado. Es, como ver, los dos extremos de una imagen (la singularidad acá son las palabras con múltiples antónimos).
Otra semejanza entre los opuestos es que los dos alcanzan a ser empleados en iguales contextos. Diversos términos poseen múltiples significados y por lo tanto un montón de contextos de empleo.

De esta manera, aunque hay varias diferencias entre los términos distintos y los términos no antonómicos igualmente, asimismo se tienen muchas semejanzas.
Así que en conclusión, debemos estudiar los opuestos, porque llegan a ser muy provechosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar