Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Encono

/
/
/
342 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de ENCONO?

Antonimos:

  • amor, ternura

Antónimos de ENCONO – la información que debes saber

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo hallamos direcciones geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Continuando esta separación, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es curioso emplear expresiones que juntamos en pares opuestos: “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Con frecuencia estas oposiciones aparecen en diferentes sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la notación matemática poseemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se comunica por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos pueden también ser valorados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no tiene tales significados escritos en las expresiones, la valoración aparece en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos de las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de Encono, pero de cualquier otra palabra española. Dicho contraste en la lengua se denota negación o contradicción.

De esa manera son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de ENCONO.

Antónimo de ENCONO – ¿qué es un antónimo?

Una vez sabido cuál es el término opuesto de Encono, nos podríamos preguntar cómo aprendemos los antónimos.

La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos de la forma que estudian los sustantivos, relacionándolos con sus opuestos. Otra forma en que las personas aprenden antónimos es elaborando un modelo mental de la significación de cada palabra. Por ejemplo, la ocasión en que se aprende la expresión “caliente”, se logra visualizar algo que se especifica como una flama, y después aceptar que “frío” significa “no llama”. Esto es como casi todos los niños aprenden esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Encono

La manera en que la gente parece estudiar los antónimos es reducida e ineficiente, ya que necesita que la gente experimente una vivencia repetitiva en las dos palabras durante muchos años, antes de que logre comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de Encono?

La recopilación de cualquier glosario, incorporando un léxico de términos opuestos, comienza con una incuestionable perspectiva del mundo. Todos los diccionarios son, por naturaleza, peculiares. En el lugar de un vocabulario que intenta definir antónimos, esto puede no ser claro a simple vista.

Para comprender cómo los lexicógrafos reúnen los glosarios de términos opuestos, primero debemos puntualizar qué significa textualmente “antónimos” y por qué están interesados en reunir glosarios de términos opuestos.

Otro ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde un problema del habla natural.

ENCONO y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro término que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es averiguar las palabras que no tienen un antagónico claro, como “automóvil”. Se sabe que en general (salvo contextos muy determinados) los iguales de estas palabras no existen.

Un sinónimo posee su opuesto. Es opuesto – un término que alcanza el opuesto del significado. Contrario es el término contrario. Ejemplos de antónimos son: “caliente” y “frío”, “alto” y “chico”, “destapado” y “tapado”. Los contrario, como los iguales, son distinto. Los contrarios pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “largo”. En esta ocasión, no representan aptitudes contrarias individuales, sino que son un canal habla de expresar la jerarquía. Los pares de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los incognitos, la oposición se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “irse” y “volver”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la lingüística sobre los términos opuestos de Encono y otras palabras?

Es indudable que hay varios pares de términos que nos muestran la estrecha conexión entre los idiomas y la realidad. Demasiados de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todos los intelectos humanos encaran problemas semejantes cuando tratan de comprender el entorno que los envuelve. Puedo mostrarles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del espacio, la palabra “dentro” es antónima a la el término “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros siempre hay algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque siempre que queremos pensar en el espacio tenemos que usar vocablos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí las palabras nos dicen que existen dos tipos distintos de sensaciones. Lo sabemos ya que no podemos sentir ambos al mismo momento.
Esta no es la historia entera. Podemos continuar con estos términos opuestos para siempre.

¿Por qué deberíamos conocer los antónimos de ENCONO y otras palabras?

El concepto de antónimos es bastante relevante desde la visión de los conocedores de la lengua, pero asimismo para dramaturgos, e inclusive para los psicólogos. La percepción y el concepto de los verbos contradictorios es una cosa que los seres humanos han realizado para ellos mismos a medida que se desarrolla su lenguaje y los procesos de pensamiento.

Es un tema interesante el cómo hemos configurado un idioma que opera para las personas, y posibilita comprender y ordenar el mundo. Por ejemplo, a medida que los humanos se transformaron requirieron ser competentes para reseñar el ambiente exterior, por lo que fomentaron términos antagónicos como frío y calor. Estos son conceptos con los que podemos describir claramente una coyuntura.

Lo mismo se ajusta a la definición de antónimos. Es un modo de narrar algo con vocablos, para que podamos entendernos sobre ello.
El problema es que esto no funciona así para las maquinas. No es fácil programar un pc para que sepa bien las asociaciones contrarias de diverso nivel entre las expresiones.
Los colectivos no son androides, en virtud de que la concepción de los antónimos es un significado humano que no funciona para los ordenadores. Un robot no tiene ser descrito como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los humanos aprenden un idioma. Primordialmente debemos aprender un grupo de símbolos y sus conceptos para lograr tratar con otras personas. Después, como adultos, utilizamos esos signos en el interior de nuestros hábitos cotidianos a pesar de que existan asociaciones autoritarias de ruidos o signos (por ejemplo, grafemas y términos elaborados de estas letras). Sólo porque se nos adiestro en que alguna combinación de ruidos abarca un significado que les proporciona una lectura.
Supongamos que consiguiéramos enseñar a los animales a usar el idioma de las personas. Aplicarían los emblemas arbitrarios y sus connotaciones. Ahora, no obligatoriamente comprenderían lo que significan esos términos, ya que no se les ha aleccionado ni un solo concepto del mundo cierto detrás de ellas.
Por ejemplo, si le comentáramos a un canino que el término “golosina” representa comida, entonces constantemente que perciban el termino “chuchería”, querrán adquirir una cosa buena. Más unicamente porque las personas les hayan enseñado que ese emblema designaba comida no es que los caninos entiendan lo que significa.

De igual manera pasa con los nombres. Las designaciones son emblemas totalmente arbitrarios que las personas han entendido como asociar con el hombre u objeto. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, no obstante a causa de que se nos enseñó que es una cosa, cuando oímos una denominación le damos algún significado.
Aquí es donde ingresa el concepto de antónimos. Un antónimo es una expresión que dispone de una connotación contraria a otro término, y logra ser empleado igual que un instrumento para entender lo que quieren decir las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar