Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Estacional

/
/
/
2542 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de ESTACIONAL?

Antonimos:

  • no posee

Antónimos de ESTACIONAL – la información más importante

La tierra está construida de contrastes. En el globo localizamos direcciones geográficas contrarias: norte-sur, este-oeste. Continuando esa separación, frecuentemente empleamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es raro que empleemos palabras que juntamos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

A menudo estas oposiciones se encuentran en diversos sistemas de símbolos. Por ejemplo, en la jerga matemática poseemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el aviso “permitido – no permitido”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos logran también ser examinados como negativos o positivos: bueno – malo. Y si no tiene tales significados escritos en las palabras, la apreciación surge en las asociaciones.

En este apartado conoceremos sobre las expresiones y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de ESTACIONAL, pero de cualquier otra palabra castellana. Ese contraste en la lengua se denota negación o contradicción.

De esa manera funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de ESTACIONAL.

Antónimo de Estacional – ¿qué es un antónimo?

Una vez conocido cuál es el término opuesto para Estacional, nos podemos preguntar de qué manera aprendemos los antónimos.
La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos por medio de la repetición. Al exponer de manera repetitiva una palabra, y después se les presenta lo contrario a esta palabra, al pasar el tiempo comenzarán a contemplar cómo las palabras indican conceptos contrarios. Esto resulta para casi todos de los antónimos. La dificultad de memorizar antónimos por la repetición, es que se invierte demasiado tiempo asimilarlos uno por uno en la vida cotidiana. Por esa razón en las escuelas se fomenta la lectura e igualmente el estudio de la lengua. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Estacional

Otro problema del empleo de la repetición como plan de aprendizaje es que personas acostumbran estar expuestas a antónimos en situaciones en las que resulta imposible conocer si el término que se está escuchando es lo opuesto de otra.

¿Cómo buscamos los antónimos de ESTACIONAL?

Primeramente, un lexicógrafo identifica antónimos como lo hace una mente observadora. Detallan y confrontan expresiones con significados similares hasta que perciben eso que las hace distintas y por consiguiente su inverso.

Una parte del problema de encontrar antónimos es elegir una palabra lo convenientemente universal para que contenga todos los significados de un término concreto.

También resulta muy complejo hallar antónimos para ciertas palabras.

Es complejo conseguir antónimos para las palabras. Para algunos vocablos, lo opuesto a veces ni existe.

Por ejemplo, ¿qué es lo inverso a existir?

Bueno, aquí hay otro ejemplo de un término que no tiene un contrario. ¿Qué se define como lo inverso al tiempo?

ESTACIONAL y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la frase de entrada “grande”, investigaría las oraciones más relacionadas a ella: apoyándose en su insistencia en el contenido y otros componentes. Así encontramos que las mejores coincidencias son: grande, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a indagar contrarios, de la misma forma, con un aprendizaje instantáneo e inteligencia artificial. Así que luego crearía un modelo de cómo la gente enlaza estos términos, por ejemplo que son contrarios entre sí.

Seguidamente lograría tratar este tipo para notar si hay algún patrón en el manejo de los términos que indique un sinónimo y opuesto.

¿En qué momento conocen los niños los antónimos de ESTACIONAL y otras palabras?

Primero, los niños aprenden palabras nuevas y definiciones debido a que se encuentran expuestos a ellos en su medio. Por ejemplo, si un niño que es formado por sus padres y su hermano mayor, aprende lo que significa “mayor” ya que se le enseñó esta definición de forma práctica. Si este mismo niño fuese criado sin hermanos, entonces quizás este concepto particular sería muy complejo de entender o incluso inexistente. lo cual nos lleva a creer que el aprendizaje de antónimos y sinónimos depende en gran medida del medio social en donde nos encontramos.

¿Por qué deberíamos saber las palabras contrarias de ESTACIONAL y otras palabras?

El concepto de antónimos es muy relevante desde el punto de vista de los lingüistas, pero además para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La imagen y el concepto de los verbos antagónicos es una cosa que las personas han construido para sí mismos a medida que evolucionaba su lengua y los procedimientos de reflexión.

Es un tema interesante el cómo hemos configurado un léxico que funciona para la gente, y posibilita entender y organizar el planeta. Por ejemplo, mientras que los humanos evolucionaron precisaron ser aptos para reseñar el entorno, por lo que desarrollaron términos contradictorios como frío y calor. Esos son conceptos con los que podemos contar sencillamente una coyuntura.

Esto también se acomoda a la definición de antónimos. Es una manera de describir algo con palabras, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El dilema es que esto no funciona así para las maquinas. No es simple programar un ordenador para que reconozca exactamente las interrelaciones contrarias de diferente peldaño entre los términos.
Los colectivos no son robot, en virtud de que la concepción de los antónimos es un significado humano que no opera para los ordenadores. Un robot no puede ser señalado como algo que es lo antagónico a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos la manera en que las personas estudian un idioma. Primordialmente debemos aprender un conjunto de signos y sus conceptos a fin de lograr tratar con otras personas. Luego, como personas maduras, empleamos esos símbolos dentro de nuestras rutinas diarias a pesar de que hayan entidades injustas de ruidos o símbolos (como, letras y términos elaborados de estas grafemas). Solamente pues se nos adiestro en que alguna combinación de ruidos abarca un concepto que les proporciona sentido.
Imaginemos que lográramos enseñar a los animales a utilizar el habla de las personas. Aplicarían los símbolos autoritarios y sus conceptos. Ahora, no obligatoriamente discernirían lo que designan esos términos, ya que no se les ha enseñado ni un solo significado del mundo real detrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un canino que la expresión “caramelo” significa comida, así siempre que oigan la expresión “chuchería”, querrán obtener una cosa generosa. Pero sólo porque los humanos les hayan enseñado que este signo representaba alimento no significa que los perros comprendan lo que es.

De igual manera ocurre con los nombres. Los nombres son símbolos del todo autoritarios que las personas han aprendido a asociar con el hombre o cosa. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, no obstante a causa de que se nos enseñó que significan una cosa, en el momento que oímos una denominación le damos un significado.
Aquí es donde ingresa el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee una connotación contraria a otra expresión, y llega a ser usado como una herramienta para entender lo que indican los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar