adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Exhibicionismo

/
/
/
419 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de EXHIBICIONISMO?

Los antónimos de Exhibicionismo son

Antónimos de EXHIBICIONISMO – lo que debes saber


La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo hallamos rutas geográficas contrapuestas: norte-sur, este-oeste. Continuando esta división, con frecuencia usamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es raro usar palabras que combinamos en pares opuestos: “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Frecuentemente estas oposiciones aparecen en diversos sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la notación matemática contamos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el aviso “permitido – no permitido”, que se expresa por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos pueden también ser examinados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no posee tales conceptos escritos en las expresiones, la evaluación está en las asociaciones.

En este apartado entenderemos sobre las expresiones y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de EXHIBICIONISMO, pero de cualquier otra palabra española. Tal comparación en la lengua se llama contradicción o negación.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Exhibicionismo.

Exhibicionismo y su antónimo


Ya conoce cuál es el antónimo a EXHIBICIONISMO.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este texto, posiblemente note la distinción entre ellos. Aunque, es importante agregar que un oxímoron es la utilización de frases que no sólo se refutan entre sí en cuestión de descripción, sino que sobre todo una de ellas describe a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, entretanto “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Exhibicionismo.

¿Cómo recogemos los antónimos de EXHIBICIONISMO?


Los lingüistas reúnen glosarios de términos opuestos siguiendo el mismo procedimiento que el utilizado para la colección de cualquier glosario.
Es verdaderamente un proceso bastante sencillo de agrupar términos, registrar cuáles son términos opuestos y luego recopilar la lista de antónimos.
Es un proceso fácil, en realidad. Solo es seleccionar términos y escribir cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para prácticamente la mayoría de los vocablos del diccionario.

En conclusión, este procedimiento funcionaría bien para compendiar glosarios de antónimos, puesto que es muy completo y tiene en cuenta todos los pasos necesarios.

EXHIBICIONISMO y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian


Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, indagaría las palabras más análogas a ella: fundamentándose en su frecuencia en el texto y otros factores. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grande, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a investigar opuestos, de la misma forma, con un ejercicio automático e inteligencia artificial. Así que inmediatamente haría un modelo de cómo la gente deduce estas palabras, verbigracia que son antónimos entre sí.

Seguidamente sabría usar este modelo para ver si hay algún patrón en el uso de las palabras que enseñe un igual y antónimo.

¿Qué manifiesta la filología sobre los antónimos de EXHIBICIONISMO y otras palabras?

Es indudable que existen demasiados dúos de palabras que nos muestran la ceñida conexión entre los lenguajes y la realidad. Demasiados de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto se debe a que todos los intelectos humanos encaran dificultades similares cuando tratan de comprender el ambiente que los envuelve. Puedo mostrarles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del espacio, el vocablo “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos manifiesta que para todas las personas normalmente existe algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque cada vez que intentamos pensar en el entorno frecuentamos usar términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los términos nos manifiestan que existen dos tipos distintos de sentir. Lo sabemos ya que no podemos percibir ambos al mismo momento.
Esta no es la aclaración total. Podemos continuar con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de Exhibicionismo y otras palabras?


Entender los antónimos es concebir el mundo desde una perspectiva diferente. Nos facilita comprender que podemos estar equivocado sobre lo que imaginamos, y ver las cosas de un estilo diverso a como se sabe en un momento dado.

Sin importar el tipo de conocimiento, ser preparado para valorar lo positivo y lo nocivo es relevante. De cierta forma, esto puede ser utilizado como un modo de explicarse que las cosas frecuentemente pueden ser diferentes a como se entienden actualmente.

Se podría establecer que entender los antónimos es una manera para ampliar nuestros propósitos. Nos ayuda valorar los aspectos beneficiosos y menos favorables de dos ideas en pugna, y después tener a una excelente comprensión de la que gozabamos tiempo atrás.

Según los psicólogos necesitamos entender el uso de los antónimos porque nos facilitan para ver el mundo desde un ángulo distinto. Es relevante sopesar los aspectos positivos y poco provechosos de dos ideas en contraposición.

opuesto y la filosofía

Un buen paradigma de antinomia es la contradicción del mentiroso que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Aunque, si le comento esta oración para que se vea falsa, entonces por definición no puede ser cierta, pero sí lo es, si lo que digo es falso… Una paradoja. La paradoja del mentiroso es una contradicción autorreferencial que se puede dictar de la siguiente manera: Esta declaración (o proposición) es falsa. La frase es absolutamente verdadera o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que dice debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos opuesto?

Un contrario es una frase que posee el significado contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son opuestos, al igual que bastantes vocablos en inglés como “bondadoso” y “maligno”, o “amable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos antónimos ?” es una pregunta que llama a la meditación, y hay que hablar que experiencia varias contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si desea comunicar con exactitud lo que deseas decir con las palabras, entonces puede ser muy útil proporcionar el significado opuesto usando otra palabra o frase.

Deberíamos entender los opuestos ya que consiguen ser muy útiles. Por ejemplo, habitualmente es viable encontrar si una expresión posee un opuesto solo observando el término mismo (conseguimos ejecutarlo no sólo con expresiones e igualmente con otras maneras de comunicaciones como proposiciones y enunciados). El motivo por lo que es beneficioso entender el antónimo de un término en concreto establece en la acción de que los contrarios sostienen importantes similitudes así como sus desigualdades. Estudiaremos estas semejanzas.
Un parecido entre los opuestos es que los dos representan un conjunto total y cercado. Es, por así decirlo, las dos terminaciones de una visión (la distinción acá son los términos con múltiples contrarios).
Otro parecido entre los contrarios es que los dos alcanzan a ser utilizados en exactos ambientes. Varias expresiones disponen múltiples connotaciones y por lo tanto un montón de entornos de utilización.

Así, si bien hay varias diversidades entre los términos distintos y los términos no antonómicos por igual, también existen varias parecidos.
En fin, debemos aprender los opuestos, ya que son muy provechosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad