adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Falible

/
/
/
319 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de FALIBLE?

Los antónimos de FALIBLE son

Antónimos de FALIBLE – la información que debes saber


El planeta está construido de contrastes. En el globo terráqueo hallamos direcciones geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Siguiendo esta división, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es raro usar palabras que unimos en pares opuestos: “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Frecuentemente estas oposiciones se encuentran en distintos sistemas de signos. Por ejemplo, en la notación matemática tenemos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “permitido – no permitido”, que se manifesta por la diferencia de colores verde – rojo. Unos de estos pares de puntos logran también ser examinados como negativos o positivos: bueno – malo. Y si no tiene tales significados escritos en las palabras, la apreciación está en las asociaciones.

En esta sección conoceremos de las palabras y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de Falible, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Ese contraste en la lengua se nombra contradicción o negación.

Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de FALIBLE.

FALIBLE y su antónimo


Una vez sabido cuál es el término opuesto para FALIBLE, nos podríamos preguntar cómo se enseña los antónimos.

La mayoría de la gente parece estudiar los antónimos de la misma forma que aprenden los sustantivos, vinculándolos con sus contrarios. Otra forma en que la gente aprende antónimos es haciendo un modelo mental de la significación de cada palabra. Por ejemplo, en el momento en que se aprende la expresión “caliente”, se consigue visualizar algo que se detalla como una llama, y luego asumir que “frío” indica “no llama”. Así es como la mayoría de los niños aprenden esas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de FALIBLE

El modo en que la gente parece aprender los antónimos es reducida e ineficiente, ya que necesita que la gente tenga una práctica repetitiva en ambas palabras en muchos años, antes de que pueda saber la conexión entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de Falible?


En primer lugar, un lexicógrafo consigue palabras contrarias como lo hace una mente curiosa. Observan y cotejan expresiones con significados similares hasta que encuentran lo que las hace diferentes y por ese motivo su inverso.

Una parte del problema de hallar antónimos es seleccionar un término lo lo bastante general para que abarque la suma de las definiciones de un vocablo concreto.

También resulta bastante difícil encontrar antónimos para algunos vocablos.

Es complicado encontrar antónimos para las expresiones. Para algunos vocablos, lo opuesto a veces ni existe.

Por ejemplo, ¿qué es lo inverso a existir?

Bien, aquí existe otro ejemplo de un término que no tiene un contrario. ¿Qué es lo contrario al tiempo?

Falible y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


Por ejemplo, dada el término de entrada “grande”, averiguaría las frases más relacionadas a ella: basándose en su repetición en el texto y otros factores. Así encontramos que las mejores casualidades son: grande, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a averiguar antónimos, del mismo modo, con un ejercicio mecánico e inteligencia artificial. Así que rápidamente construiría un modelo de cómo la gente deduce estas frases, verbigracia que son opuestos entre sí.

Seguidamente conseguiría tratar este tipo para notar si hay algún patrón en el manejo de las frases que muestre un igual y opuesto.

¿Cuándo conocen los chicos los antónimos de FALIBLE y otras palabras?


Primeramente, los niños aprenden nuevas palabras y definiciones debido a que están sujetos a ellos en su entorno. Por ejemplo, un niño que es enseñado por sus progenitores y su hermano mayor, capta lo que significa “mayor” debido a que se le instruyó este concepto de manera práctica. Si el mismo nene fuese enseñado sin hermanos, en consecuencia quizá esta definición en particular sería muy complicado de aprender o incluso inexistente. Esto nos lleva a considerar que el estudio de antónimos y sinónimos requiere en demasía del entorno social en donde nos encontramos.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de FALIBLE y otras palabras?


El concepto de antónimos es ampliamente interesante desde la perspectiva de los especialistas del lenguaje, pero también para dramaturgos, e incluso para los psicólogos. La imagen y la definición de los términos antagónicos es una herramienta que las sociedades han elaborado para sí mismos a medida que evolucionaba su lenguaje y los procesos de reflexión.

Es un hecho importante el cómo hemos estructurado un idioma que opera para el colectivo, y facilita entender y ordenar el planeta. Por ejemplo, a medida que las personas se desarrollaron precisaron ser aptos para delinear el ambiente exterior, así que inventaron términos contrarios como frío y calor. Ellos son conceptos con los que podemos explicar claramente una circunstancia.

Igualmente se acomoda al concepto de antónimos. Es un método de describir algo con vocablos, para que podamos dialogar sobre ello.
El enredo es que esto no trabaja así para las computadoras. No es fácil programar un computador para que reconozca exactamente las interrelaciones opuestas de variado grado entre las palabras.
Los colectivos no son computadoras, así que la idea de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los pc. Un robot no puede ser definido como algo que es lo opuesto a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Consideremos la forma en que las personas aprenden un idioma. Originalmente debemos memorizar un conjunto de signos y sus connotaciones a fin de lograr relacionarnos con otras personas. Luego, como personas maduras, usamos esos signos dentro de nuestros hábitos continuos a pesar de que existan asociaciones injustas de ruidos o emblemas (por ejemplo, letras y términos elaborados de estas letras). Únicamente ya que se nos adiestro en que una mezcla de ruidos abarca una connotación que les da una interpretación.
Pensemos que pudiéramos adiestrar a los animales a utilizar el idioma humano. Aplicarían los símbolos arbitrarios y sus conceptos. Ahora, no forzosamente comprenderían lo que designan esos términos, puesto que no se les ha enseñado ningún significado del mundo cierto atrás de ellas.
Por ejemplo, si le contáramos a un perro que el término “golosina” significa comida, así cada vez que escuchen la palabra “caramelo”, querrán obtener una cosa buena. Más solamente ya que los humanos les hayan enseñado que este emblema significaba alimento no indica que los caninos entiendan lo que es.

Igual sucede con los nombres. Los nombres son emblemas totalmente injustos que los humanos han entendido como asociar con el hombre o cosa. Las expresiones no tienen un concepto permanente en si misma, no obstante a causa de que se nos enseñó que es algo, cuando percibimos un nombre le cedemos algún sentido.
Aquí es donde ingresa el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee un significado opuesto a otro término, y puede ser empleado como un instrumento para comprender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad