adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Flirtear

/
/
/
174 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Flirtear?

Los antónimos de Flirtear son

Antónimos de FLIRTEAR – lo que debes saber


La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo localizamos direcciones geográficas contrapuestas: norte-sur, este-oeste. Prosiguiendo esta separación, frecuentemente empleamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro usar palabras que unimos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

A menudo estas oposiciones surgen en diversos sistemas de símbolos. Como ejemplo, en la jerga matemática disponemos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “permitido – no permitido”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos consiguen incluso ser evaluados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no tiene tales significados escritos en las expresiones, la valoración surge en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos de las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de FLIRTEAR, pero de cualquier otra palabra española. Esta comparación en la lengua se llama contradicción o negación.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de FLIRTEAR.

Flirtear y su antónimo


Una vez sabido cuál es el término opuesto a FLIRTEAR, nos podemos plantar una pregunta sobre en qué forma aprendemos los antónimos.

La mayor parte de la gente parece estudiar los antónimos de la forma que estudian los sustantivos, relacionándolos con sus opuestos. Otra manera en que la gente aprende antónimos es elaborando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Por ejemplo, cuando se memoriza la expresión “caliente”, se puede imaginar algo que se detalla como una flama, y luego aceptar que “frío” es “no llama”. Así es como casi todos los niños aparentemente aprenden esas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de FLIRTEAR

El modo en que las personas parecen aprender los antónimos es reducida e ineficiente, ya que precisa que la gente experimente una práctica repetitiva en ambas palabras a lo largo de muchos años, antes que logre comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Flirtear?


Primero, un lexicógrafo encuentra antónimos del modo como lo haría un pensamiento inquisidor. Detallan y contrastan expresiones con sentidos parecidas hasta que hallan lo que las vuelve distintas y por lo tanto su contrario.

Una parte del inconveniente de encontrar antónimos es seleccionar una palabra lo convenientemente común para que abarque todos las definiciones de un vocablo concreto.

Así mismo es bastante arduo hallar antónimos para ciertas expresiones.

No es fácil hallar antónimos para los términos. Para ciertas expresiones, lo opuesto ni siquiera se puede encontrar.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo opuesto a existir?

Bueno, en esta situación hay otro ejemplo de una palabra que no tiene un inverso. ¿Qué es lo opuesto al tiempo?

Flirtear y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


Por ejemplo, dada el término de entrada “grande”, indagaría las oraciones más relacionadas a ella: apoyándose en su frecuencia en el contenido y otros componentes. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grandioso, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar antónimos, del mismo modo, con un adiestramiento instantáneo e inteligencia artificial. Así que inmediatamente haría un modelo de cómo la gente conecta estas palabras, verbigracia que son antónimos entre sí.

Luego podría aplicar este tipo para considerar si hay algún patrón en el manejo de las palabras que enseñe un sinónimo y opuesto.

¿En qué momento aprenden los chicos los antónimos de FLIRTEAR y otras palabras?


Los chicos primero aprenden a identificar los conceptos y después catalogarlos.
Comprenden su propio idioma, sus predilecciones alimenticias y los miembros de su entorno familiar. El sistema de asimilación suele ser pausado, pero permite al pequeño crear un listado exclusivo de habilidades que puede utilizarse para las acciones a tomar o la solución de problemas.
No obstante el lenguaje se asimila mediante la repetitividad y la memorización. Los niños no pueden entender concepto de las palabras hasta que no están familiarizados con el sentido de los demás términos.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de Flirtear y otras palabras?


Conocer los antónimos es mirar el entorno desde una perspectiva diferente. Nos posibilita saber que podemos estar en lo incorrecto referente a lo que ideamos, y concebir las cosas de un estilo desigual a como se sabe en un momento dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser preparado para distinguir lo provechoso y lo malo es relevante. En cierto sentido, esto puede ser empleado como una forma de saber que las cosas frecuentemente pueden ser desigual a como se entienden en estos tiempos.

Es posible hablar que conocer los antónimos es un método para ampliar nuestros panorama. Nos ayuda sopesar los aspectos buenos y malos de una pareja ideas en contradicción, y luego obtener a una mas clara comprensión de la que poseiamos antes.

Según los psicólogos ameritamos saber el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver la sociedad desde una perspectiva dispar. Es importante sopesar los aspectos positivos y nocivos de dos ideas en contraposición.

Antónimos y la filosofía

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del mentiroso que afirma cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Sin embargo, si le comento esta oración para que se vea falsa, entonces por sintesis no puede ser verdadera, pero sí lo es, si lo que digo es falso… Una paradoja. La contradicción del farsante es una contradicción autorreferencial que se podría dictar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es falsa. El anunciado es absolutamente verdadera o falsa, pero si es verdadera entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos antónimos?

Un antónimos es una palabra que posee el termino contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son contrarios, al igual que bastantes palabras en inglés como “bueno” y “maligno”, o “amable” y “despiadado”.
Su pregunta de “¿Por qué usamos contrario ?” es una interrogante que invita a la reflexión, y hay que hablar que hay diferentes contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si quiere notificar con precisión lo que deseas expresar con las vocablos, entonces puede ser muy útil dar el concepto contrario usando otra palabra o frase.

Tenemos que saber los antónimos ya que logran ser muy provechosos. Por ejemplo, con frecuencia es probable hallar si una expresión posee un opuesto únicamente observando el término mismo (conseguimos realizarlo no sólo con expresiones e igualmente con varias maneras de estilos como proposiciones y oraciones). El motivo por lo que es provechoso comprender el contrario de un término en concreto radica en el caso de que los contrarios sostienen notables semejanzas además de sus desigualdades. Analizaremos estas semejanzas.
Un parecido entre los contrarios es que los dos figuran un conglomerado total y encerrado. Son, por así decirlo, los dos extremos de un espectro (la excepción aquí son las palabras con diversos contrarios).
Otro parecido entre los opuestos es que los dos pasan a ser empleados en iguales contextos. Muchas palabras poseen gran cantidad de connotaciones y en consecuencia gran cantidad de entornos de empleo.

Así, aunque se tienen muchas desigualdades entre los términos distintos y los términos no antonómicos por igual, asimismo hay muchas similitudes.
Por lo tanto al final, tenemos que conocer los opuestos, ya que pueden a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad