adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Florescencia

/
/
/
221 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de FLORESCENCIA?

Los antónimos de Florescencia son

Antónimos de Florescencia – Todo lo que tienes que saber


La tierra está construida de contrastes. En el globo hallamos rutas geográficas contrapuestas: este-oeste, norte-sur. Continuando esa separación, con frecuencia utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Tampoco es raro emplear expresiones que combinamos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Frecuentemente estas oposiciones aparecen en diversos sistemas de signos. Como ejemplo, en el argot matemático disponemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el mensaje “autorizado – no permitido”, que se comunica por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos logran incluso ser evaluados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no hay tales significados escritos en las palabras, la valoración está en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos sobre las expresiones y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de Florescencia, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Dicho cotejo en el habla se llama contradicción o negación.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de FLORESCENCIA.

Antónimo de FLORESCENCIA – ¿qué es un antónimo?


Una vez sabido cuál es el término opuesto a FLORESCENCIA, nos podríamos preguntar cómo aprendemos los antónimos.
La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos a través de la repetición. Al exponer repetidamente una palabra, y luego se les presenta lo contrario de esta palabra, con el tiempo iniciarán a ver cómo las palabras significan conceptos contrarios. Esto funciona para casi todos de los antónimos. La dificultad de retener antónimos por la repetición, es que toma mucho tiempo adquirirlos uno a uno en la vida real. Por eso en las escuelas se promueve la lectura y de igual forma al aprendizaje de la lengua. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Florescencia

Otra dificultad del uso de lo repetitivo como plan de aprendizaje es que personas suelen estar expuestas a antónimos en circunstancias en las que resulta imposible saber si el término que están escuchando significa lo opuesto de otra.

¿Cómo recogemos los antónimos de FLORESCENCIA?


La colección de cualquier glosario, incorporando un vocabulario de antónimos, empieza con una cierta vista del universo. Todos los glosarios son, por naturaleza, subjetivos. En el caso de un léxico que busca explicar términos opuestos, esto puede no ser obvio a primera instancia.

Para entender cómo los lexicógrafos recopilan los diccionarios de términos opuestos, primero tenemos que definir qué quiere decir fielmente “términos opuestos” y por qué están interesados en recopilar glosarios de antónimos.

Este otro ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde el problema del habla natural.

FLORESCENCIA y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, buscaría las frases más similares a ella: sustentándose en su insistencia en el texto y otros factores. Así acertamos que las mejores uniones son: grandioso, gigantesco, formidable. Hecho esto, pasamos a averiguar antónimos, de la misma forma, con un ejercicio instantáneo e inteligencia artificial. Así que rápidamente haría un modelo de cómo la gente deduce estos términos, por ejemplo que son antónimos entre sí.

Seguidamente conseguiría utilizar este modelo para considerar si hay algún patrón en el uso de los vocablos que enseñe un sinónimo y contrario.

¿Cuándo conocen los pequeños los antónimos de Florescencia y otras palabras?


En primer lugar, los niños aprenden palabras nuevas y definiciones debido a que están expuestos a ellos en su entorno. Por ejemplo, si un niño que es enseñado por los padres y un hermano mayor, conoce lo que representa “mayor” debido a que se le instruyó este significado de manera práctica. Si el mismo chiquillo fuese formado sin hermanos, en consecuencia quizá este concepto particular sería muy complicado de aprender o hasta inexistente. lo que nos lleva a creer que el estudio de sinónimos y antónimos precisa en gran medida del entorno social en donde nos desenvolvemos.

¿Por qué deberíamos conocer los antónimos de Florescencia y otras palabras?


Saber los antónimos es concebir el entorno desde una perspectiva diferente. Nos ayuda analizar que podemos estar desencaminados referente a lo que creemos, y concebir las cosas de un estilo distinto a como se sabe en un tiempo dado.

En cualquier tipo de conocimiento, ser preparado para distinguir lo eficiente y lo malo es vital. De alguna manera, esto puede ser usado como una manera de saber que las cosas casi siempre pueden ser desigual a como se supone ahora.

Es posible decir que dominar los antónimos es una forma para ampliar nuestros propósitos. Nos posibilita ponderar los aspectos positivos y negativos de un par ideas en contradicción, y posteriormente obtener a una mas clara comprensión de la que dominabamos tiempo atrás.

Según los psicólogos necesitamos dominar el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver el entorno desde un ángulo dispar. Es importante comparar los aspectos provechosos y poco provechosos de dos ideas en conflicto.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Examinemos la manera en que las personas aprenden un lenguaje. Primero tenemos que aprender un conjunto de emblemas y sus significados a fin de poder comunicarnos con otras personas. Después, como personas maduras, usamos esos emblemas dentro de nuestras costumbres diarias a pesar de que existan entidades arbitrarias de ruidos o símbolos (como, letras y expresiones construidas de estas letras). Solamente pues se nos enseñó que una combinación de sonidos abarca una connotación que les da una lectura.
Pensemos que lográramos aleccionar a los animales a utilizar el argot del hombre. Aplicarían los signos arbitrarios y sus significados. Ahora, no necesariamente comprenderían lo que representan esas palabras, puesto que no se les ha instruido ningún concepto del mundo real detrás de ellas.
Como, si le contáramos a un canino que la expresión “chuchería” significa alimento, entonces siempre que perciban la expresión “chuchería”, esperarán obtener una cosa agradable. Pero solamente ya que los humanos les hayan mostrado que este símbolo significaba comida no significa que los caninos entiendan lo que indica.

Igual pasa con las denominaciones. Los nombres son emblemas absolutamente autoritarios que las personas han entendido como asociar con el hombre o cosa. Las palabras no tienen un significado característico en sí mismo, pero en vista de que se nos capacito como que significan algo, cuando escuchamos una denominación le damos algún sentido.
En esta ocasión es donde ingresa el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee un concepto opuesto a otro término, y llega a ser usado como una herramienta para comprender lo que quieren decir los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad