Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Fonetico

/
/
/
1728 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de Fonetico?

Sinónimos:

  • fonológico, vocal, oral

Antónimos de Fonetico – lo que debes saber

El mundo está construido de contrastes. En el globo localizamos rutas geográficas contrapuestas: este-oeste, norte-sur. Prosiguiendo esta división, con frecuencia usamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro usar palabras que unimos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

A menudo estas oposiciones se localizan en diversos sistemas de símbolos. Por ejemplo, en el argot matemático tenemos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “permitido – no autorizado”, que se comunica por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos pueden también ser valorados como negativos o positivos: malo – bueno. Y si no tiene tales conceptos escritos en las expresiones, la evaluación aparece en las asociaciones.

En este apartado conoceremos de las expresiones y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de FONETICO, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Dicha comparación en la lengua se nombra negación o contradicción.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de FONETICO.

Antónimo de Fonetico – ¿qué es un antónimo?

Ya le hemos aclarado cuál es el antónimo a FONETICO.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este texto, posiblemente perciba la distinción entre ellos. Sin embargo, vale la pena acotar que un oxímoron es la utilización de frases que no sólo se refutan entre sí en cuestión de significado, sino que sobre todo una de ellas define a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de FONETICO.

¿Cómo buscamos los antónimos de FONETICO?

La compilación de cualquier glosario, introduciendo un glosario de antónimos, empieza con una visible perspectiva del planeta. Todos los diccionarios son, por naturaleza, intrínsecos. En el lugar de un léxico que busca aclarar antónimos, esto puede no ser obvio a simple instancia.

Para asimilar cómo los lexicógrafos seleccionan los glosarios de términos opuestos, principalmente tenemos que aclarar qué significa fielmente “términos opuestos” y por qué están interesados en reunir diccionarios de términos opuestos.

Otro ejemplo, es el de un científico de la IA que contesta el problema del habla natural.

Fonetico y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian

Por ejemplo, dada el vocablo de entrada “grande”, investigaría las oraciones más relacionadas a ella: sustentándose en su frecuencia en el contenido y otros factores. Así acertamos que las mejores coincidencias son: grande, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a indagar opuestos, del mismo modo, con un aprendizaje automático e inteligencia artificial. Así que prontamente construiría un modelo de cómo la gente relaciona estas frases, por ejemplo que son opuestos entre sí.

Seguidamente conseguiría tratar este modelo para distinguir si hay algún patrón en el uso de las expresiones que enseñe un semejante y contrario.

¿Qué expresa la lingüística sobre los términos opuestos de Fonetico y otras palabras?

Es indiscutible que hay demasiados pares de vocablos que nos presentan la estrecha unión entre los idiomas y la realidad. Varios de estos emparejamientos no sólo existen en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todos los intelectos humanos se enfrentan a dificultades similares cuando tratan de comprender el mundo que los envuelve. Puedo indicarles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el espacio, la palabra “dentro” es antónima a la el término “fuera”. Esto nos manifiesta que para todos nosotros normalmente hay algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque cada vez que queremos entender el espacio frecuentamos utilizar términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso las palabras nos dicen que existen dos tipos distintos de sentimientos. Lo sabemos ya que no podemos pensar los dos al mismo tiempo.
Esta no es la explicación total. Podemos continuar con estos términos opuestos para siempre.

¿Por qué deberíamos saber las palabras contrarias de FONETICO y otras palabras?

Dominar los antónimos es concebir el planeta desde una perspectiva diferente. Nos facilita entender que podemos estar en lo incorrecto sobre lo que pensamos, y ver las cosas de una forma desigual a como se entienden en un tiempo dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser preparado para valorar lo positivo y lo dañino es relevante. En cierto sentido, esto puede ser utilizado como una forma de explicarse que las cosas habitualmente pueden ser diversas a como se asume en esta época.

Es posible afirmar que entender los antónimos es una manera para desarrollar nuestros propósitos. Nos facilita sopesar los aspectos buenos y negativos de 2 ideas en contradicción, y posteriormente llegar a una mayor comprensión de la que dominabamos anteriormente.

Según los psicólogos debemos saber el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver el entorno desde una perspectiva dispar. Es necesario comparar los aspectos provechosos y poco provechosos de dos ideas enfrentadas.

opuesto y la filosofía

Un buen ejemplo de antinomia es la paradoja del embustero que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Sin embargo, si le digo esta oración para que parezca de mentira, entonces por sintesis no puede ser verdadera, pero sí lo es, si lo que comento es falso… Una paradoja. La contradicción del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se puede enunciar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es mentira. La frase es obviamente real o falsa, pero si es verdadera entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos antónimos?

Un antónimos es una frase que tiene el termino opuesto al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son opuestos, al igual que bastantes palabras en inglés como “bondadoso” y “maligno”, o “amable” y “despiadado”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos contrario ?” es una interrogante que llama a la meditación, y hay que decir que hay varias respuestas posibles. Una respuesta sería porque si desea comunicar con precisión lo que quiere decir con las palabras, entonces puede ser muy valioso dar el concepto contrario usando otra palabra o frase.

Deberíamos comprender los opuestos ya que logran ser muy favorables. Como, habitualmente es viable descubrir si un término tiene un opuesto simplemente contemplando la expresión misma (logramos ejecutarlo no sólo con expresiones sino también con diversas maneras de lenguaje como proposiciones y enunciados). La causa por lo cual es beneficioso comprender el contrario de una expresión dada radica en la acción de que los contrarios sostienen valiosas similitudes así como sus desemejanzas. Examinaremos estas similitudes.
Una similitud entre los opuestos es que ambos figuran un conjunto total y cerrado. Son, como ver, los dos extremos de un espectro (la excepción en esto son los términos con diversos antónimos).
Otra semejanza entre los contrarios es que los dos alcanzan a ser empleados en exactos entornos. Varias expresiones disponen un montón de conceptos y por lo tanto múltiples ámbitos de utilización.

De ese modo, aunque hay muchas diversidades entre los términos distintos y los términos no antonómicos indistintamente, asimismo se tienen cantidad de parecidos.
Por lo tanto al final, debemos conocer los opuestos, porque son muy ventajosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar