Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Habitat

/
/
/
5497 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de Habitat?

Sinónimos:

  • medio, ambiente, habitáculo, entorno

Antónimos de HABITAT – lo que debes saber

La tierra está construida de contrastes. En el globo encontramos rutas geográficas opuestas: norte-sur, este-oeste. Prosiguiendo esa separación, con frecuencia empleamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es curioso emplear palabras que unimos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Muchas veces estas oposiciones surgen en distintos sistemas de símbolos. Como ejemplo, en el argot matemático contamos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “permitido – no autorizado”, que se manifesta por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos logran incluso ser examinados como negativos o positivos: bueno – malo. Y si no posee tales significados escritos en las expresiones, la apreciación está en las asociaciones.

En este apartado entenderemos de las expresiones y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de HABITAT, pero de cualquier otra palabra castellana. Esta comparación en el habla se llama contradicción o negación.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Habitat.

HABITAT y su antónimo

Una vez sabido cuál es el término opuesto de Habitat, nos podríamos preguntar de qué manera aprendemos los antónimos.

La mayor parte de la gente parece estudiar los antónimos de la manera que aprenden los sustantivos, asociándolos con sus contrarios. Otra manera en que las personas aprenden antónimos es formando un modelo mental del significado de cada palabra. Como por ejemplo, cuando se aprende la palabra “caliente”, se puede visualizar algo que se detalla como una flama, y después asumir que “frío” significa “no llama”. Esto es como casi todos los niños parecen aprender estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de HABITAT

El modo en que la gente parece estudiar los antónimos es corta e ineficaz, ya que requiere que un humano experimente una exposición repetitiva en las dos palabras durante varios años, antes de que consiga saber la conexión entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de Habitat?

Los lexicógrafos reúnen glosarios de antónimos siguiendo el mismo método que el utilizado para la colección de cualquier diccionario.
Es realmente un método bastante fácil de juntar términos, anotar cuáles son antónimos y posteriormente seleccionar la lista de antónimos.
Es un procedimiento sencillo, realmente. Simplemente reunir términos y anotar cuáles son antónimos.

Y así para casi todas las palabras del diccionario.

Concluyendo, este método resultaría bien para recopilar diccionarios de antónimos, porque es completo y tiene en cuenta todos los pasos necesarios.

HABITAT y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, investigaría las palabras más análogas a ella: sustentándose en su insistencia en el contenido y otros elementos. Así descubrimos que las mejores uniones son: grandioso, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar contrarios, de la misma manera, con un aprendizaje automático e inteligencia artificial. Así que prontamente construiría un modelo de cómo la gente relaciona estas frases, por ejemplo que son antónimos entre sí.

Luego sabría utilizar este modelo para notar si hay algún patrón en el manejo de los vocablos que muestre un semejante y antónimo.

¿En qué momento aprenden los pequeños los antónimos de Habitat y otras palabras?

Primeramente, la gente aprende nuevas palabras y conceptos ya que se encuentran expuestos a estos en su entorno. Por ejemplo, si un niño que es enseñado por sus padres y su hermano mayor, conoce lo que significa “mayor” ya que se le enseñó este significado de manera práctica. Si este mismo infante fuera formado sin hermanos, en consecuencia quizás esta definición en particular sería muy difícil de asimilar o aun inexistente. Esto nos induce a creer que el estudio de antónimos y sinónimos requiere en demasía del entorno social en el que nos desenvolvemos.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras opuestas de Habitat y otras palabras?

La definición de antónimos es ampliamente interesante desde el punto de vista de los especialistas del lenguaje, pero asimismo para escritores, e inclusive para los psicólogos. La idea y el concepto de los verbos opuestos es algo que las sociedades han elaborado para sí mismos a medida que se transformaba su lenguaje y los modos de razonamiento.

Es un tema interesante el cómo hemos estructurado un idioma que es útil para las personas, y facilita saber y estructurar el entorno. Por ejemplo, mientras que los humanos se transformaron ameritaron ser capaces para describir el entorno, así que fomentaron términos contrarios como frío y calor. Estos son explicaciones con los que podemos explicar evidentemente una coyuntura.

Igualmente se acomoda al concepto de antónimos. Es una forma de narrar algo con términos, para que podamos entendernos sobre ello.
El asunto es que esto no actúa así para las computadoras. No es sencillo programar un pc para que conozca bien las asociaciones contrarias de diverso peldaño entre los términos.
Las personas no son computadoras, en virtud de que la idea de los antónimos es un significado humano que no opera para los computadores. Un robot no debe ser descrito como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

contrario y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del farsante que afirma algo en este sentido: “Lo que digo es falso” . Sin embargo, si le comento esta frase para que parezca de mentira, entonces por definición no puede ser verdadera, pero sí lo es, si lo que digo es falso… Una contradicción. La paradoja del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría dictar de la siguiente forma: Esta declaración (o proposición) es falsa. El anunciado es absolutamente verdadera o falsa, pero si es real por lo tanto lo que habla debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos antónimos?

Un antónimos es una frase que tiene el termino contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son contrarios, al igual que bastantes vocablos en inglés como “bueno” y “malvado”, o “amable” y “cruel”.
Su interrogante de “¿Por qué utilizamos contrario ?” es una interrogante que llama a la meditación, y hay que hablar que hay varias contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si quiere informar con precisión lo que quiere expresar con las vocablos, entonces puede ser muy valioso dar el significado opuesto utilizando otra palabra o frase.

Tenemos que comprender los opuestos ya que logran ser muy favorables. Por ejemplo, con frecuencia es viable hallar si un término posee un contrario solo viendo el término mismo (conseguimos ejecutarlo no sólo con expresiones más asimismo con varias maneras de lenguaje como proposiciones y enunciados). El motivo por lo que es provechoso conocer el antónimo de un término en concreto reside en la acción de que los contrarios sostienen importantes parecidos además de sus desemejanzas. Estudiaremos estos parecidos.
Una semejanza entre los opuestos es que los dos figuran un compuesto absoluto y encerrado. Son, por así decirlo, los dos extremos de un espectro (la excepción aquí son las palabras con variados contrarios).
Otra similitud entre los opuestos es que los dos tienden a ser usados en exactos ámbitos. Diversos términos poseen un montón de connotaciones y por lo tanto gran cantidad de ámbitos de utilización.

Así, si bien se tienen cantidad de diferencias entre las expresiones contrarias y los términos no antonómicos por igual, también se tienen cantidad de semejanzas.
Por lo tanto al final, tenemos que aprender los contrarios, ya que son muy provechosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar