Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Idolatria

/
/
/
1334 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de IDOLATRIA?

Sinónimos:

  • paganismo, fetichismo, totemismo
  • adoración, veneración, pasión, amor

Antónimos de IDOLATRIA – la información que debes saber

La razón principal para emplear los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten resaltar las diferencias referidas en el idioma. Indican diferencias en el raciocinio y emociones. Desarrollan el vocabulario, aunque el empleo de palabras antonímicas no siempre asegura una frase precisa. Es importante acotar que puede ser utópico elaborar una frase de términos opuestos en el ambiente de toda la variedad de significados de una palabra.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de IDOLATRIA.

IDOLATRIA y su antónimo

Una vez conocido cuál es el término opuesto para IDOLATRIA, nos podríamos plantar una pregunta sobre en qué forma aprendemos los antónimos.

La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos de la forma que aprenden los sustantivos, relacionándolos con sus opuestos. Otra manera en que la gente aprende antónimos es haciendo un modelo mental de la significación de cada palabra. Como por ejemplo, en el momento en que se memoriza la palabra “caliente”, se consigue visualizar algo que se especifica como una llama, y luego asumir que “frío” significa “no llama”. Así es como la mayoría de los niños aprenden estas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de IDOLATRIA

La manera en que las personas parecen estudiar los antónimos es corta e ineficaz, ya que requiere que una persona experimente una vivencia repetitiva en ambas palabras a lo largo de varios años, antes de que pueda saber el vínculo entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de Idolatria?

La recopilación de cualquier glosario, incorporando un lenguaje de antónimos, comienza con una auténtica perspectiva del universo. Todos los glosarios son, por naturaleza, peculiares. En el caso de un vocabulario que intenta explicar antónimos, esto puede no ser obvio a primera instancia.

Para entender cómo los lexicógrafos recopilan los glosarios de términos opuestos, principalmente debemos puntualizar qué significa textualmente “antónimos” y por qué están interesados en compilar diccionarios de antónimos.

Otro ejemplo, es el de un investigador de la IA que contesta el problema del habla natural.

IDOLATRIA y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian

¿Hay alguna otra frase que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es encontrar las palabras que no tienen un contrapuesto evidente, como “cerebro”. Se cree que en general (salvo contextos muy concretos) los iguales de estos vocablos no existen.

Un sinónimo posee su contrario. Es contrario – una conclusión que alcanza el inverso del motivo. Contrario es el término opuesto. Ejemplos de contrario son: “caliente” y “fresco”, “largo” y “chico”, “destapado” y “tapado”. Los contrario, como los iguales, son distinto. Los contrarios pueden resultar de la gradación, por ejemplo: “chico” y “enorme”, “chavo” y “viejo”, “bajo” y “largo”. En este caso, no significan aptitudes opuestas individuales, sino que son un canal léxico de expresar la jerarquía. Los pares de vocablos contrarias son opuesto añadidos. Al objetar a los incognitos, la negación se cambia en una declaración: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no está casada”. Otra forma de antónimos es la transformación. Los llamamos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento conocen los pequeños los antónimos de Idolatria y otras palabras?

Los niños primero que nada aprenden a identificar los significados y después categorizarlos.
Aprenden su propio sistema de comunicación, sus predilecciones nutricionales y los miembros de su entorno familiar. El proceso de aprendizaje suele resultar lento, pero permite al niño hacer una base de datos personal de experiencias que podrían usarse para las elecciones o la resolución de problemas.
Aunque el lenguaje se aprende a través de la repetitividad y la memorización. Los chicos no podrían entender la definición de las expresiones hasta que no están acostumbrados con la acepción de los demás términos.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de IDOLATRIA y otras palabras?

Dominar los antónimos es mirar el entorno desde una perspectiva diferente. Nos permite saber que podemos estar equivocado sobre lo que pensamos, y mirar las cosas de una forma diverso a como se entienden en un momento dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser preparado para distinguir lo provechoso y lo negativo es necesario. De cierta forma, esto puede ser empleado como una forma de saber que las cosas habitualmente pueden ser desigual a como se supone ahora.

Se podría afirmar que conocer los antónimos es un método para aumentar nuestros horizontes. Nos permite sopesar los aspectos positivos y malos de 2 ideas en conflicto, y después obtener a una mejor comprensión de la que poseiamos en el pasado.

Según los psicólogos tenemos que dominar el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver la vida desde una visión distinto. Es relevante valorar los aspectos positivos y nocivos de dos ideas contrapuestas.

Antónimos y la filosofía

Un buen paradigma de antinomia es la contradicción del farsante que asiente algo en este sentido: “Lo que digo es falso” . Sin embargo, si le comento esta oración para que parezca falsa, entonces por sintesis no puede ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que digo es mentira… Una paradoja. La contradicción del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría enunciar de la siguiente forma: Esta exposición (o proposición) es falsa. La frase es obviamente verdadera o falsa, pero si es real entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos antónimos?

Un contrario es una palabra que tiene el significado opuesto al de otras palabras. Por ejemplo, “grande” y “diminuto” son contrarios, al igual que muchas palabras en inglés como “bondadoso” y “malo”, o “agradable” y “despiadado”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos opuesto ?” es una interrogante que llama a la reflexión, y hay que decir que experiencia diferentes contestaciones posibles. Una solución sería porque si quiere notificar con exactitud lo que deseas expresar con las palabras, entonces puede ser muy valioso dar el concepto contrario utilizando otra palabra o frase.

Tenemos que entender los antónimos ya que logran ser muy provechosos. Por ejemplo, frecuentemente es probable descubrir si una expresión posee un opuesto únicamente contemplando la expresión misma (logramos hacerlo no sólo con palabras más asimismo con otras formas de comunicaciones como frases y oraciones). La causa por lo cual es beneficioso conocer el antónimo de una expresión dada radica en la acción de que los contrarios contienen valiosas similitudes además de sus desigualdades. Examinaremos estos parecidos.
Un parecido entre los opuestos es que los dos representan un compuesto completo y encerrado. Son, como ver, los dos extremos de un espectro (la distinción acá son los términos con múltiples antónimos).
Otro parecido entre los contrarios es que ambos pasan a ser utilizados en los mismos contextos. Varias expresiones tienen un montón de significados y por consiguiente gran cantidad de ambientes de utilización.

De ese modo, no obstante hay varias diversidades entre las palabras opuestas y las palabras no antonómicas por igual, además hay muchas parecidos.
Así que en conclusión, tenemos que saber los contrarios, porque llegan a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar