Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Indemne

/
/
/
685 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de INDEMNE?

Antonimos:

  • dañado, perjudicado

Antónimos de INDEMNE – la información más importante

El mundo está construido de contrastes. En el globo terráqueo hallamos rutas geográficas contrapuestas: norte-sur, este-oeste. Siguiendo esta separación, con frecuencia utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es extraño usar expresiones que unimos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

A menudo estas oposiciones se hallan en distintos sistemas de símbolos. Como ejemplo, en el argot matemático disponemos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “autorizado – no permitido”, que se manifesta por la diferencia de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos pueden incluso ser valorados como negativos o positivos: bueno – malo. Y si no posee tales significados escritos en las expresiones, la apreciación surge en las asociaciones.

En esta sección aprenderemos sobre las expresiones y significados opuestos, no solo sobre antónimos de Indemne, pero de cualquier otra palabra española. Dicho cotejo en la lengua se nombra negación o contradicción.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Indemne.

Antónimo de Indemne – ¿qué es un antónimo?

Una vez aclarado cuál es el término opuesto de INDEMNE, nos podemos plantar una pregunta sobre cómo se enseña los antónimos.

La mayoría de las personas parecen estudiar los antónimos de la forma que estudian los sustantivos, vinculándolos con sus contrarios. Otra manera en que las personas aprenden antónimos es haciendo un modelo mental del significado de cada palabra. Como por ejemplo, en el momento en que se aprende la expresión “caliente”, se consigue visualizar algo que se describe como una candela, y luego asumir que “frío” es “no llama”. Así es como la mayoría de los niños parecen aprender esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de INDEMNE

El modo en que las personas parecen estudiar los antónimos es reducida e ineficiente, ya que requiere que la gente experimente una vivencia repetitiva en las dos palabras en varios años, antes de que pueda saber la relación entre ellas.

¿Cómo encontramos los antónimos de Indemne?

Lo más fundamental que hay que tener en consideración es que una gran cantidad de palabras se aplican de diferentes maneras, así que una expresión dada podría hacer referencia a diversas cosas. Pueden estar buscando antónimos para preparar su diccionario, o solo podrían  estar buscando sinónimos en lugar de vocablos iniciales.

Para poder realizar un libro de glosarios, se requieren algunas expresiones que signifiquen exactamente lo opuesto de otros términos, de modo que en el momento en que la gente requiera encontrar una expresión puedan encontrar su antónimo.

No obstante, a menudo la gente inventa estos antónimos por sí misma.

Indemne y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, indagaría las palabras más relacionadas a ella: sustentándose en su frecuencia en el texto y otros componentes. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grande, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar opuestos, de la misma forma, con un ejercicio mecánico e inteligencia artificial. Así que prontamente realizaría un modelo de cómo la gente conecta estos términos, por ejemplo que son opuestos entre sí.

Posteriormente podría aplicar este tipo para considerar si hay algún patrón en el empleo de los vocablos que muestre un semejante y opuesto.

¿Qué dice la lingüística sobre los términos opuestos de Indemne y otras palabras?

Es evidente que existen muchos pares de palabras que nos muestran la ceñida unión entre los lenguajes y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo existen en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que la mayoría de las mentes humanas se enfrentan a dificultades similares cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo enseñarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, el vocablo “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todas las personas normalmente hay algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque cada vez que queremos entender el espacio frecuentamos emplear términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los vocablos nos dicen que hay dos clases distintas de sensaciones. Lo entendemos porque no podemos sentir ambos al mismo momento.
Esta no es la justificación entera. Podemos seguir con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de INDEMNE y otras palabras?

Entender los antónimos es ver el planeta desde una perspectiva diferente. Nos posibilita entender que podemos estar desencaminados en relación a lo que creemos, y observar las cosas de un estilo diverso a como se conoce en un tiempo dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser capaz para valorar lo positivo y lo nocivo es necesario. De cierta forma, esto puede ser usado como un modo de saber que las cosas casi siempre pueden ser diversas a como se entienden en estos tiempos.

Es posible decir que entender los antónimos es un medio para aumentar nuestros límites. Nos ayuda medir los aspectos positivos y malos de 2 ideas en contradicción, y posteriormente alcanzar a una mejor comprensión de la que teníamos tiempo atrás.

Según los psicólogos ameritamos dominar el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver el mundo desde una visión desigual. Es necesario diferenciar los aspectos positivos y malos de dos ideas en conflicto.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Contemplemos la manera en que las personas aprenden un lenguaje. Primordialmente debemos memorizar un conjunto de emblemas y sus conceptos a fin de poder relacionarnos con otras personas. Después, como adultos, empleamos esos signos dentro de nuestras costumbres diarias a pesar de que hayan asociaciones arbitrarias de sonidos o símbolos (como, grafemas y expresiones construidas de las letras). Solamente pues se nos adiestro en que una unión de sonidos abarca un significado que les otorga sentido.
Imaginemos que lográramos enseñar a los animales a utilizar el habla del hombre. Aplicarían los símbolos injustos y sus significados. Sin embargo, no obligatoriamente entenderían lo que denotan esos términos, porque no se les ha enseñado ni un solo significado del mundo real atrás de ellas.
Como, si le contáramos a un canino que el término “caramelo” significa comida, entonces siempre que escuchen el termino “golosina”, desearán adquirir algo agradable. Más sólo ya que los humanos les hayan enseñado que este símbolo designaba alimento no es que los caninos deduzcan lo que es.

De igual manera pasa con los nombres. Las designaciones son emblemas del todo arbitrarios que las personas han aprendido a asociar con una persona o cosa. Los términos no presentan una connotación característico en sí mismo, no obstante en vista de que se nos enseñó que indican una cosa, cuando oímos un nombre le cedemos un significado.
En esta ocasión es donde ingresa el significado de antónimos. Un antónimo es un término que dispone de un significado opuesto a otro término, y llega a ser usado como un medio para entender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar