Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Indigente

/
/
/
699 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Indigente?

Antonimos:

  • rico

Antónimos de INDIGENTE – la información que debes saber

La razón principal para usar los antónimos es la estética del lenguaje.
Los términos opuestos ayudan a destacar los contrastes referidos en el lenguaje. Señalan diferencias en los pensamientos y emociones. Desarrollan el léxico, sin embargo el uso de frases antonímicas casi nunca garantiza una palabra adecuada. Vale la pena agregar que puede ser absurdo elaborar una frase de antónimos en el ambiente de toda la gama de significados de un término.

De esa manera son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Indigente.

Antónimo de Indigente – ¿qué es un antónimo?

Ya le hemos explicado cuál es el antónimo a Indigente.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este texto, probablemente note la oposición entre ellos. Aunque, vale la pena acotar que un oxímoron es el empleo de expresiones que no sólo se replican entre sí en cuestión de descripción, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, mientras que “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Indigente.

¿Cómo recopilamos los antónimos de INDIGENTE?

La compilación de cualquier diccionario, incorporando un glosario de antónimos, empieza con una cierta vista del universo. Todos los glosarios son, por naturaleza, peculiares. En el caso de un glosario que pretende explicar términos opuestos, esto puede no ser claro a simple vista.

Para comprender cómo los lexicógrafos reúnen los glosarios de términos opuestos, primeramente debemos aclarar qué quiere decir textualmente “términos opuestos” y por qué están interesados en reunir diccionarios de términos opuestos.

Este ejemplo, es el de un investigador de la IA que contesta un problema de lenguaje natural.

INDIGENTE y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian

¿Hay alguna otra palabra que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es hallar los vocablos que no ostentan un antónimo evidente, como “oído”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los sinónimos de estos vocablos no existen.

Un igual tiene su opuesto. Es opuesto – una conclusión que significa el inverso del significado. Contrario es el significado contrario. Ejemplos de opuesto son: “caliente” y “frío”, “alto” y “chico”, “destapado” y “cerrado”. Los opuesto, como los iguales, son diferentes. Los antónimos podrían resultar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “chavo” y “viejo”, “bajo” y “alto”. En este caso, no representan cualidades opuestas individuales, sino que son un medio habla de expresar la gradación. Los semejantes de palabras contrarias son contrario complementarios. Al objetar a los anonimatos, la negación se convierte en una declaración: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de contrario es la conversión. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la gramática sobre los antónimos de INDIGENTE y otras palabras?

Es evidente que existen demasiados dúos de palabras que nos enseñan la angosta unión entre los lenguajes y la verdad. Varios de estos uniones no sólo están en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todas las mentes humanas se enfrentan a dificultades similares cuando tratan de entender el ambiente que les rodea. Puedo darles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del entorno, el término “dentro” es antónima a la el término “fuera”. Esto nos expresa que para todas las personas invariablemente hay algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que pretendemos entender el entorno tenemos que emplear palabras como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso las palabras nos expresan que hay dos clases distintas de sentir. Lo sabemos ya que no podemos pensar ambos al mismo momento.
Esta no es la historia total. Podemos continuar con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de Indigente y otras palabras?

La definición de antónimos es ampliamente interesante desde el punto de vista de los lingüistas, pero igualmente para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La representación y el concepto de los términos antagónicos es una cosa que las personas han realizado para sí mismos a medida que se desarrolla su lengua y los procedimientos de reflexión.

Es un tema relevante el cómo hemos creado un idioma que funciona para nosotros, y ayuda a comprender y ordenar el planeta. Por ejemplo, a medida que los humanos se transformaron requirieron ser capaces para delinear el entorno, así que desarrollaron términos opuestos como frío y calor. Estos son explicaciones con los que podemos describir sencillamente una circunstancia.

Esto también se acomoda al concepto de antónimos. Es un modo de narrar algo con términos, para que podamos entendernos sobre ello.
El dilema es que esto no opera así para las computadoras. No es sencillo programar un pc para que entienda bien las asociaciones opuestas de diferente nivel entre las palabras.
Los humanos no son robot, por lo tanto que la idea de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los pc. Un robot no puede ser definido como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

opuesto y la filosofía

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del farsante que asiente algo en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Sin embargo, si le digo esta frase para que parezca falsa, entonces por sintesis no logra ser cierta, sin embargo sí lo es, si lo que comento es falso… Una paradoja. La paradoja del farsante es una contradicción autorreferencial que se podría enunciar de la siguiente forma: Esta exposición (o proposición) es mentira. La frase es absolutamente real o falsa, pero si es real entonces lo que habla debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos antónimos?

Un antónimos es una palabra que tiene el termino contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “diminuto” son contrarios, al igual que muchas vocablos en inglés como “bueno” y “maligno”, o “agradable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos opuesto ?” es una interrogante que invita a la meditación, y hay que decir que experiencia varias contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si quiere comunicar con exactitud lo que quiere expresar con las palabras, entonces logras ser muy útil proporcionar el significado contrario utilizando otra palabra o frase.

Deberíamos comprender los opuestos puesto que consiguen ser muy útiles. Por ejemplo, con frecuencia es viable hallar si un término tiene un contrario simplemente observando la palabra misma (logramos hacerlo no sólo con palabras más asimismo con diversas maneras de estilos como proposiciones y oraciones). La causa por lo cual es útil conocer el antónimo de una expresión dada radica en el caso de que los contrarios contienen valiosas similitudes así como sus desigualdades. Examinaremos estos parecidos.
Un parecido entre los opuestos es que ambos figuran un conjunto total y encerrado. Son, por así decirlo, las dos terminaciones de un espectro (la singularidad acá son las expresiones con variados opuestos).
Otra similitud entre los opuestos es que ambos pasan a ser usados en exactos ámbitos. Diversos términos tienen gran cantidad de significados y en consecuencia múltiples entornos de uso.

De ese modo, no obstante hay varias desigualdades entre los términos distintos y los términos no antonómicos indistintamente, además existen varias similitudes.
Por lo tanto al final, tenemos que conocer los opuestos, porque son muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar