Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Infausto

/
/
/
495 Views

↓ ¿Cuáles son los sinónimos de Infausto?

Sinonimos:

  • desdichado, infeliz, desgraciado, infortunado, nefasto, aciago, desventurado, fatídico, funesto

Antónimos de INFAUSTO – lo que debes saber

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo hallamos rutas geográficas contrapuestas: este-oeste, norte-sur. Siguiendo esta separación, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Tampoco es extraño que empleemos palabras que unimos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Frecuentemente estas oposiciones aparecen en distintos sistemas de símbolos. Por ejemplo, en la jerga matemática poseemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el aviso “permitido – no permitido”, que se expresa por la desigualdad de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos consiguen incluso ser evaluados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no posee tales conceptos escritos en las palabras, la apreciación aparece en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos sobre las palabras y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de INFAUSTO, pero de cualquier otra palabra castellana. Dicha comparación en la lengua se nombra contradicción o negación.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de INFAUSTO.

Infausto y su antónimo

Una vez aclarado cuál es el antónimo a INFAUSTO, nos podríamos plantar una pregunta sobre en qué forma se enseña los antónimos.

La mayoría de la gente parece aprender los antónimos de la misma manera que estudian los sustantivos, asociándolos con sus opuestos. Otra manera en que las personas aprenden antónimos es formando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Por ejemplo, la ocasión en que se memoriza la palabra “caliente”, se consigue visualizar algo que se detalla como una candela, y luego aceptar que “frío” indica “no llama”. Así es como casi todos los niños parecen aprender estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de INFAUSTO

La forma en que las personas parecen estudiar los antónimos es corta e ineficaz, ya que requiere que un humano experimente una exposición repetitiva en las dos palabras en varios años, antes que consiga comprender la relación entre ellas.

¿Cómo encontramos los antónimos de INFAUSTO?

La colección de cualquier diccionario, incluyendo un lenguaje de antónimos, comienza con una visible perspectiva del mundo. Todos los diccionarios son, por naturaleza, subjetivos. En el lugar de un vocabulario que pretende explicar antónimos, esto puede no ser obvio a primera vista.

Para comprender cómo los lexicógrafos compilan los diccionarios de antónimos, principalmente tenemos que definir qué quiere decir con exactitud “términos opuestos” y por qué están interesados en reunir diccionarios de antónimos.

Otro ejemplo, es el de un científico de la IA que responde el problema del habla natural.

Infausto y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en la misma narración?

La segunda cosa es hallar los vocablos que no ostentan un contrapuesto evidente, como “armario”. Se infiere que en general (salvo contextos muy determinados) los parecidos de estos vocablos no son.

Un sinónimo tiene su opuesto. Es opuesto – un término que alcanza el opuesto del motivo. Contrario es el término contrario. Ejemplos de contrario son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “bajo”, “abierto” y “cerrado”. Los contrario, como los iguales, son distinto. Los antónimos podrían derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “largo”. En este caso, no significan cualidades contrarias individuales, sino que son un medio habla de expresar la gradación. Los pares de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los incognitos, la negación se convierte en una exposición: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los llamamos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es “sinónimo”.

¿Qué expresa la gramática sobre los términos opuestos de Infausto y otras palabras?

Es cierto que hay demasiados dúos de términos que nos enseñan la estrecha conexión entre los lenguajes y la realidad. Varios de estos emparejamientos no sólo están en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todas las mentes humanas encaran problemas similares cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo darles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos manifiesta que para todas las personas normalmente hay algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que queremos entender el espacio tenemos que emplear palabras como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los términos nos manifiestan que hay dos tipos distintos de sensaciones. Lo entendemos porque no podemos percibir los dos al mismo tiempo.
Esta no es la justificación completa. Podemos seguir con estos antónimos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras opuestas de Infausto y otras palabras?

El concepto de antónimos es muy relevante desde el punto de vista de los expertos en gramática, pero también para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La idea y la definición de los verbos opuestos es una cosa que las personas han construido para sí mismos a medida que se transformaba su lengua y los procesos de análisis.

Es un tema relevante el cómo hemos inventado un léxico que es funcional para nosotros, y permite conocer y sistematizar el entorno. Por ejemplo, mientras que los humanos evolucionaron necesitaron ser competentes para delinear el mundo que les rodeaba, así que crearon términos contrarios como frío y calor. Esos son conceptos con los que podemos narrar evidentemente una coyuntura.

Asimismo se aplica a la definición de antónimos. Es un modo de narrar algo con expresiones, para que podamos entendernos sobre ello.
El asunto es que esto no funciona así para las maquinas. No es sencillo programar un computador para que conozca claramente las interrelaciones contradictorias de distinto escalafón entre las expresiones.
Los colectivos no son computadoras, igualmente que la idea de los antónimos es un concepto humano que no actúa para los pc. Un robot no puede ser definido como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

contrario y la ciencia

Un buen ejemplo de antinomia es la contradicción del farsante que afirma algo en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Aunque, si le digo esta frase para que se vea falsa, entonces por sintesis no puede ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que digo es falso… Una paradoja. La contradicción del farsante es una contradicción autorreferencial que se puede dictar de la siguiente forma: Esta exposición (o proposición) es mentira. La frase es absolutamente verdadera o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que dice debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos opuesto?

Un antónimos es una palabra que tiene el termino contrario al de otras vocablos. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son contrarios, al igual que muchas vocablos en inglés como “bueno” y “maligno”, o “amable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué usamos antónimos ?” es una interrogante que llama a la meditación, y hay que hablar que experiencia varias contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si desea comunicar con exactitud lo que quiere decir con las palabras, entonces puede ser muy valioso dar el significado contrario utilizando otra palabra o frase.

Deberíamos comprender los opuestos ya que logran ser muy beneficiosos. Por ejemplo, frecuentemente es viable descubrir si una expresión dispone un contrario solamente observando la expresión misma (conseguimos ejecutarlo no sólo con expresiones sino también con diversas formas de estilos como frases y oraciones). La razón por lo cual es beneficioso conocer el antónimo de una palabra dada establece en la acción de que los contrarios tienen importantes similitudes además de sus desigualdades. Analizaremos estas semejanzas.
Un parecido entre los contrarios es que ambos figuran un conglomerado absoluto y cercado. Son, por así decirlo, las dos puntas de una imagen (la singularidad en esto son las expresiones con variados contrarios).
Otra semejanza entre los contrarios es que uno y otro alcanzan a ser empleados en exactos ambientes. Varias expresiones poseen un montón de significados y por consiguiente un montón de entornos de utilización.

De esta manera, aunque hay varias desigualdades entre los términos distintos y los términos no antonómicos indistintamente, también se tienen varias parecidos.
Así que en conclusión, debemos conocer los opuestos, porque pueden a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar