Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Inolvidable

/
/
/
2035 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de INOLVIDABLE?

Antonimos:

  • olvidado

Antónimos de Inolvidable – la información más importante

La tierra está construida de contrastes. En el globo localizamos rutas geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Siguiendo esa separación, frecuentemente utilizamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro emplear palabras que combinamos en pares contrarios: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Muchas veces estas oposiciones surgen en diferentes sistemas de símbolos. Por ejemplo, en la jerga matemática disponemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se comunica por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos pueden también ser examinados como negativos o positivos: malo – bueno. Y si no tiene tales conceptos escritos en las palabras, la evaluación aparece en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos sobre las expresiones y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de INOLVIDABLE, pero de cualquier otra palabra del idioma español. Dicho cotejo en la lengua se llama negación o contradicción.

Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de INOLVIDABLE.

INOLVIDABLE y su antónimo

Una vez conocido cuál es el antónimo de INOLVIDABLE, nos podríamos plantar una pregunta sobre de qué manera se enseña los antónimos.

La mayor parte de las personas parecen aprender los antónimos de la manera que estudian los sustantivos, asociándolos con sus contrarios. Otra manera en que la gente aprende antónimos es elaborando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Como por ejemplo, en el tiempo en que se memoriza la palabra “caliente”, se consigue visualizar algo que se especifica como una candela, y luego aceptar que “frío” es “no llama”. Esto es como casi todos los niños aparentemente aprenden esas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de INOLVIDABLE

La manera en que la gente parece aprender los antónimos es corta e inefectiva, ya que necesita que la gente experimente una práctica repetitiva en ambas palabras a lo largo de varios años, antes de que pueda comprender la conexión entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de Inolvidable?

Lo más importante que hay que tener en cuenta es que una gran cantidad de expresiones se usan de diferentes maneras, así que una expresión dada podría hacer referencia a diversas cosas. Podrían estar buscando antónimos para hacer su diccionario, o solamente podrían  estar tratando de encontrar sinónimos en lugar de expresiones primitivas.

Con la finalidad de poder hacer un diccionario, se requieren algunas palabras que quieran decir justamente lo inverso de otras palabras, de forma que cuando las personas busquen un término puedan hallar su antónimo.

No obstante, habitualmente la gente inventa estos términos por su cuenta.

INOLVIDABLE y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada el término de entrada “grande”, investigaría las palabras más análogas a ella: apoyándose en su repetición en el contexto y otros componentes. Así descubrimos que las mejores combinaciones son: grandioso, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a buscar antónimos, de la misma manera, con un adiestramiento automático e inteligencia artificial. Así que rápidamente formaría un modelo de cómo la humanidad relaciona estas frases, verbigracia que son contrarios entre sí.

Luego lograría utilizar este tipo para notar si hay algún patrón en el uso de los términos que muestre un semejante y contrario.

 

¿Qué manifiesta la gramática sobre los términos opuestos de Inolvidable y otras palabras?

Es evidente que hay varios dúos de términos que nos presentan la angosta unión entre los lenguajes y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto se debe a que todos los intelectos humanos se enfrentan a problemas iguales cuando tratan de comprender el entorno que les rodea. Puedo indicarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del espacio, el término “dentro” es opuesta a la la palabra “fuera”. Esto nos manifiesta que para todas las personas normalmente hay algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque cada vez que pretendemos considerar el entorno solemos emplear vocablos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los términos nos manifiestan que hay dos clases diferentes de sensaciones. Lo comprendemos ya que no podemos sentir los dos al mismo tiempo.
Esta no es la aclaración entera. Podemos continuar con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras contrarias de Inolvidable y otras palabras?

Saber los antónimos es observar el mundo desde una perspectiva diferente. Nos ayuda analizar que podemos estar en lo incorrecto en relación a lo que imaginamos, y observar las cosas de una forma desigual a como se sabe en un momento dado.

Sea cual sea el tipo conocimiento, ser capaz para distinguir lo bueno y lo dañino es importante. De alguna manera, esto puede ser utilizado como una manera de comprender que las cosas habitualmente pueden ser diferentes a como se supone en estos tiempos.

Se podría hablar que conocer los antónimos es un medio para ampliar nuestros propósitos. Nos permite ponderar los aspectos buenos y menos favorables de dos ideas en pugna, y más tarde alcanzar a una mayor comprensión de la que poseiamos antes.

Según los psicólogos ameritamos dominar el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver la sociedad desde un panorama distinto. Es interesante valorar los aspectos buenos y poco provechosos de dos ideas enfrentadas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Consideremos la manera en que los humanos estudian un idioma. Primordialmente debemos memorizar un grupo de signos y sus conceptos a fin de lograr relacionarnos con los demás. Luego, como adultos, usamos esos símbolos en el interior de nuestros hábitos continuos aun cuando sean entidades arbitrarias de ruidos o emblemas (como, escrituras y expresiones construidas de las escrituras). Únicamente ya que se nos instruyó de que una unión de ruidos engloba una connotación que les da sentido.
Supongamos que pudiéramos enseñar a los animales a usar el lenguaje del hombre. Aplicarían los signos arbitrarios y sus conceptos. Ahora, no obligatoriamente comprenderían lo que denotan esas palabras, porque no se les ha enseñado ningún significado del mundo real detrás de ellas.
Por ejemplo, si le comentáramos a un perro que la expresión “chuchería” indica alimento, así constantemente que oigan la expresión “caramelo”, esperarán recibir una cosa agradable. Pero solamente porque las personas les hayan enseñado que ese emblema designaba comida no significa que los perros comprendan lo que indica.

Lo mismo ocurre con las denominaciones. Los nombres son emblemas del todo injustos que los humanos han aprendido a asociar con el hombre u objeto. Las palabras no tienen un concepto permanente en si misma, pero a causa de que se nos enseñó que indican una cosa, cuando oímos un nombre le otorgamos algún sentido.
En esta ocasión es donde entra el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que tiene una connotación contraria a otra palabra, y puede ser empleado igual que un instrumento para distinguir lo que indican las expresiones.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar