Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Intolerable

/
/
/
449 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Intolerable?

Los antónimos de INTOLERABLE son

Antónimos de INTOLERABLE – la información más importante


Una de las razones para usar los antónimos es la estilística.
Antónimos sirven para realzar los contrastes expresados en el habla. Señalan desemejanzas en el raciocinio y emociones. Enriquecen el léxico, sin embargo el manejo de frases antonímicas casi nunca asegura una frase correcta. Es importante agregar que puede ser absurdo hacer una frase de términos opuestos en el entorno de toda la gama de definiciones de una palabra.

De esa forma funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de INTOLERABLE.

Intolerable y su antónimo


Una vez sabido cuál es el término opuesto de Intolerable, nos podríamos plantar una pregunta sobre cómo aprendemos los antónimos.

La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos de la misma manera que aprenden los sustantivos, relacionándolos con sus contrarios. Otra manera en que las personas aprenden antónimos es formando un modelo mental de lo que significan cada palabra. Como por ejemplo, en el momento en que se aprende la expresión “caliente”, se puede visualizar algo que se describe como una llama, y luego aceptar que “frío” significa “no llama”. Esto es como casi todos los niños aparentemente aprenden estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Intolerable

El modo en que las personas parecen estudiar los antónimos es limitada e ineficaz, ya que requiere que la gente experimente una vivencia repetitiva en las dos palabras en muchos años, antes de que logre comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Intolerable?


En primer lugar, un lexicógrafo encuentra palabras opuestas como lo haría una mente curiosa. Observan y contrastan expresiones con sentidos parecidas hasta que perciben lo que las vuelve distintas y por esa razón su inverso.

Una parte del inconveniente de hallar antónimos es escoger una expresión lo convenientemente universal para que abarque el conjunto de las definiciones de un vocablo concreto.

Igualmente es muy complejo encontrar antónimos para ciertas palabras.

Es complejo encontrar antónimos para las expresiones. Para ciertos vocablos, lo contrario ni siquiera existe.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo inverso a existir?

Bien, este contexto hay otro ejemplo de un término que no dispone de un inverso. ¿Qué se define como lo opuesto al tiempo?

Intolerable y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, indagaría las expresiones más análogas a ella: sustentándose en su repetición en el contexto y otros factores. Así hallamos que las mejores coincidencias son: grandioso, gigante, formidable. Hecho esto, pasamos a buscar antónimos, del mismo modo, con un aprendizaje instantáneo e inteligencia artificial. Así que prontamente construiría un modelo de cómo la humanidad deduce estas palabras, verbigracia que son opuestos entre sí.

Luego podría utilizar este modelo para considerar si hay algún patrón en el empleo de los términos que indique un sinónimo y contrario.

¿Qué manifiesta la gramática sobre los términos opuestos de INTOLERABLE y otras palabras?

Es indudable que existen muchos dúos de palabras que nos presentan la angosta conexión entre los lenguajes y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto es debido a que todas las mentes humanas encaran inconvenientes similares cuando tratan de entender el ambiente que los envuelve. Puedo indicarles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es opuesta a la el vocablo “fuera”. Esto nos dice que para todas las personas invariablemente hay algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque cada vez que tratamos considerar el espacio solemos usar vocablos como estas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos manifiestan que hay 2 clases distintas de sentir. Lo comprendemos porque no podemos percibir ambos al mismo momento.
Esta no es la aclaración entera. Podemos continuar con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de INTOLERABLE y otras palabras?


El concepto de antónimos es bastante importante desde el punto de vista de los expertos en gramática, pero igualmente para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La imagen y la definición de los verbos contrarios es una cosa que los seres humanos han elaborado para ellos mismos a medida que se desarrolla su idioma y los procedimientos de análisis.

Es un tema importante el cómo hemos inventado un lenguaje que opera para la gente, y facilita saber y ordenar el mundo. Por ejemplo, a medida que las personas se transformaron requirieron ser competentes para reseñar el entorno, así que inventaron términos contradictorios como frío y calor. Esos son definiciones con los que podemos narrar evidentemente una coyuntura.

Lo mismo se ajusta a la definición de antónimos. Es una manera de describir algo con términos, para que podamos dialogar sobre ello.
El dilema es que esto no funciona así para las computadoras. No es simple programar un ordenador para que conozca claramente las relaciones opuestas de variado escalafón entre los términos.
Las personas no son computadoras, en virtud de que la idea de los antónimos es un concepto humano que no funciona para los computadores. Un robot no debe ser señalado como algo que es lo contrario a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los opuesto?

Consideremos la manera en que los humanos memorizan un idioma. Primordialmente debemos aprender un grupo de signos y sus connotaciones a fin de lograr relacionarnos con los demás. Después, como personas maduras, utilizamos esos símbolos dentro de nuestras costumbres diarias a pesar de que sean entidades autoritarias de ruidos o signos (por ejemplo, grafemas y expresiones construidas de las grafemas). Solamente porque se nos instruyó de que alguna unión de ruidos mantiene una connotación que les proporciona una interpretación.
Supongamos que pudiéramos enseñar a los animales a utilizar el idioma del hombre. Aprenderían los emblemas injustos y sus significados. Pero, no forzosamente discernirían lo que denotan esas palabras, puesto que no se les ha aleccionado ni un solo significado del mundo real detrás de ellas.
Como, si le contáramos a un perro que la expresión “caramelo” indica alimento, así constantemente que oigan la palabra “chuchería”, querrán obtener algo generoso. Más solamente porque las personas les hayan enseñado que ese signo representaba comida no significa que los caninos deduzcan lo que indica.

Igual sucede con los nombres. Las denominaciones son emblemas del todo autoritarios que las personas han aprendido a aliar con una persona u objeto. Las palabras no tienen un significado inherente en si misma, pero a causa de que se nos enseñó que indican una cosa, en el instante que escuchamos un nombre le cedemos un concepto.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una palabra que dispone de una connotación contraria a otra palabra, y puede ser empleado igual que una herramienta para comprender lo que significan las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar