Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Lexico

/
/
/
1962 Views

↓ ¿Cuáles son los sinónimos de LEXICO?

Sinonimos:

  • diccionario, glosario, lexicón, vocabulario, terminología, lenguaje, jerga

Antónimos de LEXICO – la información más importante

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo encontramos rutas geográficas opuestas: norte-sur, este-oeste. Continuando esta división, a menudo utilizamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es raro usar expresiones que combinamos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

A menudo estas oposiciones surgen en distintos sistemas de signos. Por ejemplo, en el argot matemático contamos los valores + y -“, y en los semáforos el mensaje “permitido – no autorizado”, que se comunica por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de puntos consiguen incluso ser evaluados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no posee tales conceptos escritos en las palabras, la valoración está en las asociaciones.

En esta sección aprenderemos sobre las expresiones y significados opuestos, no solo sobre antónimos de Lexico, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Ese cotejo en el habla se denota contradicción o negación.

De esa manera funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Lexico.

Lexico y su antónimo

Una vez aclarado cuál es el antónimo a LEXICO, nos podríamos plantar una pregunta sobre cómo se enseña los antónimos.

La mayoría de la gente parece estudiar los antónimos de la manera que aprenden los sustantivos, relacionándolos con sus contrarios. Otra forma en que las personas aprenden antónimos es haciendo un modelo mental de la significación de las palabras. Como por ejemplo, la ocasión en que se aprende la palabra “caliente”, se puede imaginar algo que se describe como una llama, y luego asumir que “frío” significa “no llama”. Esto es como casi todos los niños aparentemente aprenden estas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de LEXICO

El modo en que las personas parecen aprender los antónimos es reducida e ineficiente, ya que necesita que un humano tenga una práctica repetitiva en las dos palabras durante muchos años, antes de que consiga saber el vínculo entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de LEXICO?

Lo primordial que hay que tener en cuenta es que diversos vocablos se usan de distintas formas, entonces una expresión dada podría hacer referencia a diversas situaciones. Pueden estar tratando de hallar antónimos para hacer su diccionario, o simplemente pueden  estar investigando sinónimos en vez de vocablos iniciales.

Con la finalidad de poder crear un diccionario, se requieren algunas palabras que signifiquen justamente lo inverso de otros términos, de manera que cuando la gente requiera hallar una expresión puedan hallar su antónimo.

Aunque, a menudo la gente se inventa estas palabras por sí misma.

LEXICO y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay alguna otra palabra que se emplee en la misma narración?

La segunda cosa es averiguar las palabras que no ostentan un opuesto explícito, como “ojo”. Se presume que en general (salvo contextos muy determinados) los semejantes de estas frases no existen.

Un igual tiene su contrario. Es opuesto – un término que alcanza el inverso del significado. Contrario es el término contrario. Ejemplos de contrario son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “bajo”, “destapado” y “cerrado”. Los contrario, como los sinónimos, son distinto. Los opuestos pueden resultar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “joven” y “viejo”, “bajo” y “alto”. En este caso, no representan cualidades contrarias individuales, sino que son un canal habla de expresar la gradación. Los pares de vocablos contrarias son antónimos complementarios. Al oponerse a los anonimatos, la oposición se cambia en una declaración: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la transformación. Los llamamos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué expresa la filología sobre los términos opuestos de Lexico y otras palabras?

Es indiscutible que existen demasiados pares de vocablos que nos presentan la estrecha conexión entre los idiomas y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros lenguajes. Esto es debido a que la mayoría de las mentes humanas confrontan problemas semejantes cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo enseñarles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del entorno, la palabra “dentro” es opuesta a la la palabra “fuera”. Esto nos dice que para todas las personas siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque cada vez que pretendemos considerar el espacio tenemos que utilizar vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso las palabras nos dicen que hay dos tipos distintos de sentir. Lo sabemos ya que no podemos pensar los dos al mismo momento.
Esta no es la explicación completa. Podemos seguir con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de Lexico y otras palabras?

Entender los antónimos es observar el mundo desde una perspectiva diferente. Nos permite saber que podemos estar desencaminados referente a lo que ideamos, y concebir las cosas de un modo distinto a como se conoce en un tiempo dado.

En cualquier tipo de conocimiento, ser capaz para valorar lo bueno y lo nocivo es importante. En cierto sentido, esto puede ser usado como un modo de comprender que las cosas frecuentemente pueden ser diferentes a como se entienden actualmente.

Se podría afirmar que comprender los antónimos es un método para desarrollar nuestros horizontes. Nos posibilita valorar los aspectos provechosos y nocivos de dos ideas en conflicto, y más tarde obtener a una mejor comprensión de la que poseiamos en el pasado.

Según los psicólogos ameritamos dominar el uso de los antónimos porque nos facilitan para ver la sociedad desde un panorama desigual. Es relevante comparar los aspectos buenos y malos de dos ideas enfrentadas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los humanos aprenden un idioma. Originalmente tenemos que memorizar un grupo de símbolos y sus significados para lograr comunicarnos con los demás. Luego, como personas maduras, utilizamos esos signos dentro de nuestros hábitos cotidianos aunque existan entidades injustas de ruidos o emblemas (como, letras y términos elaborados de las letras). Sólo porque se nos enseñó que alguna conjugación de sonidos tiene un concepto que les otorga sentido.
Supongamos que pudiéramos instruir a los animales a utilizar el argot de las personas. Memorizarían los símbolos injustos y sus conceptos. Pero, no obligatoriamente comprenderían lo que designan esos términos, porque no se les ha aleccionado ni un solo significado del mundo auténtico detrás de ellas.
Como, si le dijéramos a un perro que la palabra “chuchería” representa comida, entonces siempre que perciban la palabra “chuchería”, querrán adquirir una cosa generosa. Más unicamente porque las personas les hayan enseñado que este símbolo significaba alimento no significa que los caninos deduzcan lo que es.

Lo mismo sucede con las designaciones. Las denominaciones son signos absolutamente autoritarios que las personas han entendido como relacionar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, no obstante a causa de que se nos formo como que es algo, en el momento que escuchamos una designación le damos un concepto.
Aquí es donde entra el significado de antónimos. Un antónimo es un término que tiene un significado opuesto a otro término, y puede ser empleado como un medio para distinguir lo que indican las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar