Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Lid

/
/
/
2871 Views

↓ ¿Cuáles son los sinónimos de LID?

Sinónimos:

  • batalla, combate, pelea, contienda, lidia, lucha, liza, pugna, justa, torneo
  • discusión, disputa, altercado, controversia, debate, polémica

Antónimos de Lid – Todo lo que tienes que saber

Una de las razones para emplear los antónimos es la estética del lenguaje.
Los términos opuestos permiten resaltar los contrastes expresados en el lenguaje. Indican desemejanzas en el raciocinio y emociones. Enriquecen el vocabulario, aunque el empleo de frases antonímicas casi nunca asegura una palabra apropiada. Es importante acotar que puede ser utópico realizar una frase de antónimos en el entorno de todo el repertorio de definiciones de un término.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de LID.

Lid y su antónimo

Una vez conocido cuál es el término opuesto a Lid, nos podríamos preguntar de qué manera aprende la gente los antónimos.

La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos de la manera que aprenden los sustantivos, asociándolos con sus opuestos. Otra manera en que la gente aprende antónimos es formando un modelo mental del significado de cada palabra. Por ejemplo, cuando se aprende la expresión “caliente”, se logra imaginar algo que se especifica como una llama, y luego asumir que “frío” indica “no llama”. Así es como la mayoría de los niños parecen aprender estas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de LID

El modo en que la gente parece aprender los antónimos es reducida e ineficiente, ya que necesita que una persona experimente una práctica repetitiva en ambas palabras a lo largo de muchos años, antes de que pueda conocer el vínculo entre ellas.

¿Cómo encontramos los antónimos de LID?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que muchas palabras se aplican de diferentes modos, así pues una expresión dada puede referirse a diferentes situaciones. Podrían estar investigando antónimos para preparar su libro de antónimos, o sencillamente podrían  estar investigando sinónimos en vez de expresiones primitivas.

Con el objeto de poder hacer un diccionario, se precisan algunas palabras que quieran decir justamente lo opuesto de otros términos, de manera que cuando la gente requiera hallar un vocablo puedan hallar su antónimo.

Pero, frecuentemente la gente inventa estas palabras por sí misma.

Lid y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se emplee en el mismo contexto?

La segunda cosa es buscar las palabras que no gozan de un antagónico claro, como “bicicleta”. Se supone que en general (salvo contextos muy determinados) los sinónimos de estos términos no existen.

Un igual tiene su contrario. Es antonimos – una conclusión que alcanza el opuesto del significado. Antónimos es el término contrario. Ejemplos de antónimos son: “caluroso” y “frío”, “alto” y “chico”, “abierto” y “cerrado”. Los antónimos, como los iguales, son diferentes. Los contrarios podrían resultar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “chavo” y “anciano”, “pequeño” y “alto”. En esta ocasión, no representan aptitudes opuestas individuales, sino que son un medio léxico de manifestar la gradación. Los pares de palabras contrarias son contrario añadidos. Al objetar a los anonimatos, la negación se convierte en una exposición: “el es cónyuge” y “él no es soltero”, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de contrario es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es “sinónimo”.

¿Qué expresa la gramática sobre los antónimos de Lid y otras palabras?

Es indudable que existen varios dúos de vocablos que nos presentan la angosta conexión entre los lenguajes y la verdad. Demasiados de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todos los intelectos humanos encaran inconvenientes iguales cuando tratan de entender el mundo que les rodea. Puedo mostrarles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es antónima a la la palabra “fuera”. Esto nos expresa que para todos nosotros invariablemente existe algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque cada vez que intentamos entender el entorno tenemos que utilizar vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí las palabras nos dicen que hay dos clases diferentes de sensaciones. Lo entendemos ya que no podemos sentir ambos al mismo tiempo.
Esta no es la aclaración completa. Podemos continuar con estos términos opuestos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos dominar los antónimos de Lid y otras palabras?

Entender los antónimos es concebir el planeta desde una perspectiva diferente. Nos ayuda analizar que podemos estar equivocado referente a lo que creemos, y mirar las cosas de un modo diferente a como se comprende en un momento dado.

En cualquier tipo de conocimiento, ser facultado para distinguir lo bueno y lo malo es necesario. En cierto sentido, esto puede ser empleado como un modo de saber que las cosas frecuentemente pueden ser diferentes a como se asume en estos tiempos.

Se podría decir que comprender los antónimos es una manera para desarrollar nuestros horizontes. Nos ayuda medir los aspectos buenos y nocivos de 2 ideas en conflicto, y posteriormente tener a una mas clara comprensión de la que gozabamos antes.

Según los psicólogos necesitamos saber el uso de los antónimos porque nos permiten para ver el mundo desde una perspectiva distinto. Es necesario diferenciar los aspectos buenos y nocivos de dos ideas en conflicto.

Antónimos y la ciencia

Un buen paradigma de antinomia es la paradoja del farsante que asiente algo en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Sin embargo, si le comento esta frase para que se vea falsa, entonces por sintesis no logra ser verdadera, pero sí lo es, si lo que comento es falso… Una contradicción. La contradicción del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se podría dictar de la siguiente forma: Esta declaración (o proposición) es falsa. El anunciado es obviamente real o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos contrario?

Un contrario es una palabra que tiene el termino opuesto al de otras vocablos. Por ejemplo, “enorme” y “diminuto” son contrarios, al igual que bastantes palabras en inglés como “bueno” y “malvado”, o “agradable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos opuesto ?” es una interrogante que invita a la meditación, y hay que decir que hay diferentes respuestas posibles. Una respuesta sería porque si desea informar con exactitud lo que quiere expresar con las vocablos, entonces puede ser muy valioso dar el concepto contrario utilizando otra palabra o frase.

Deberíamos conocer los antónimos porque pueden ser muy provechosos. Por ejemplo, con frecuencia es viable encontrar si un término dispone un opuesto solamente contemplando el término mismo (logramos hacerlo no sólo con palabras más asimismo con varias maneras de estilos como frases y oraciones). La razón por lo cual es provechoso comprender el antónimo de un término en concreto radica en el hecho de que los opuestos contienen importantes semejanzas así como sus desemejanzas. Analizaremos estos parecidos.
Una semejanza entre los contrarios es que uno y otro representan un conjunto completo y cerrado. Son, por así decirlo, los dos extremos de una visión (la distinción aquí son las expresiones con diversos antónimos).
Otra similitud entre los contrarios es que ambos tienden a ser usados en exactos ambientes. Muchas palabras tienen múltiples significados y en consecuencia un montón de ámbitos de empleo.

Así, si bien se tienen cantidad de desigualdades entre las expresiones contrarias y las expresiones no antonómicas indistintamente, también existen varias semejanzas.
Por lo tanto al final, debemos conocer los contrarios, ya que llegan a ser muy ventajosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar