Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Madurar

/
/
/
1554 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Madurar?

Antonimos:

  • verdear

Antónimos de MADURAR – Todo lo que tienes que saber

La razón principal para usar los antónimos es la estilística.
Antónimos sirven para destacar las diferencias expresadas en el lenguaje. Indican desigualdades en los razonamientos e impresiones. Potencian el léxico, sin embargo el uso de palabras antonímicas no siempre certifica una frase adecuada. Es importante recordar que puede ser inútil construir una expresión de términos opuestos en el entorno de toda la gama de significados de una palabra.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Madurar.

Antónimo de Madurar – ¿qué es un antónimo?

Una vez conocido cuál es el antónimo a Madurar, nos podemos preguntar cómo aprendemos los antónimos.

La mayoría de la gente parece aprender los antónimos de la misma manera que estudian los sustantivos, asociándolos con sus opuestos. Otro modo en que la gente aprende antónimos es formando un modelo mental de la significación de cada palabra. Como por ejemplo, en el momento en que se memoriza la expresión “caliente”, se logra imaginar algo que se describe como una flama, y después aceptar que “frío” significa “no llama”. Así es como casi todos los niños aparentemente aprenden esas palabras. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de MADURAR

El modo en que la gente parece aprender los antónimos es corta e inefectiva, ya que precisa que la gente tenga una práctica repetitiva en ambas palabras durante muchos años, antes de que pueda comprender el vínculo entre ellas.

¿Cómo encontramos los antónimos de MADURAR?

Primeramente, un lexicógrafo halla palabras contrarias del modo como lo realizaría una mente curiosa. Observan y contrastan expresiones con significados equivalentes hasta que descubren eso que las hace distintas y por ese motivo su inverso.

Una parte del problema de encontrar palabras contrarias es seleccionar una palabra lo convenientemente común para que contemple la totalidad de las definiciones de un término concreto.

Así mismo resulta bastante difícil hallar antónimos para varios vocablos.

Es complejo conseguir antónimos para los vocablos. Para algunas palabras, lo contrario a veces ni existe.

Por ejemplo, ¿qué se define como lo inverso a existir?

Bueno, en esta situación existe otro ejemplo de un término que no dispone de un contrario. ¿Qué es lo contrario al tiempo?

MADURAR y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian

¿Hay algún otro término que se utilice en la misma narración?

La segunda cosa es encontrar las frases que no ostentan un contrapuesto evidente, como “cerebro”. Se presume que en general (salvo contextos muy delimitados) los semejantes de estas frases no están.

Un sinónimo posee su opuesto. Es antonimos – un término que representa el opuesto del motivo. Opuesto es el término opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “bajo”, “destapado” y “cerrado”. Los contrario, como los sinónimos, son distinto. Los opuestos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no significan cualidades opuestas individuales, sino que son un canal léxico de expresar la jerarquía. Los semejantes de palabras opuestas son contrario complementarios. Al oponerse a los incognitos, la negación se convierte en una declaración: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra forma de contrario es la conversión. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la filología sobre los antónimos de MADURAR y otras palabras?

Es evidente que existen varios dúos de palabras que nos enseñan la ceñida unión entre los idiomas y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todos los intelectos humanos encaran inconvenientes similares cuando tratan de entender el mundo que los envuelve. Puedo darles varios ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, el vocablo “dentro” es antónima a la el término “fuera”. Esto nos manifiesta que para todas las personas siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que intentamos considerar el entorno solemos utilizar vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. En este caso los vocablos nos dicen que hay 2 clases distintas de sentimientos. Lo entendemos ya que no podemos pensar los dos al mismo momento.
Esta no es la justificación total. Podemos continuar con estos antónimos para siempre.

¿Por qué deberíamos dominar las palabras contrarias de MADURAR y otras palabras?

Conocer los antónimos es observar el entorno desde una perspectiva diferente. Nos posibilita saber que podemos estar en lo incorrecto referente a lo que imaginamos, y mirar las cosas de una manera diferente a como se entienden en un momento dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser apto para ponderar lo bueno y lo negativo es vital. En tal sentido, esto puede ser usado como un modo de saber que las cosas frecuentemente pueden ser distintas a como se cree en esta época.

Es posible decir que conocer los antónimos es una manera para agrandar nuestros límites. Nos ayuda medir los aspectos beneficiosos y malos de 2 ideas en contradicción, y más tarde alcanzar a una excelente comprensión de la que teníamos antes.

Según los psicólogos necesitamos saber el uso de los antónimos porque nos posibilitan para ver el entorno desde una visión dispar. Es importante valorar los aspectos positivos y malos de dos ideas en conflicto.

opuesto y la filosofía

Un buen paradigma de antinomia es la contradicción del embustero que asiente algo en este sentido: “Lo que expreso es mentira” . Aunque, si le comento esta frase para que parezca falsa, entonces por sintesis no puede ser cierta, pero sí lo es, si lo que comento es mentira… Una paradoja. La contradicción del farsante es una paradoja autorreferencial que se podría dictar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es mentira. El anunciado es obviamente verdadera o falsa, pero si es verdadera entonces lo que habla debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos antónimos?

Un contrario es una palabra que posee el termino contrario al de otras vocablos. Por ejemplo, “grande” y “pequeño” son contrarios, al igual que bastantes vocablos en inglés como “bueno” y “malvado”, o “amable” y “cruel”.
Su interrogante de “¿Por qué usamos opuesto ?” es una interrogante que invita a la meditación, y hay que hablar que hay varias contestaciones posibles. Una solución sería porque si quiere informar con precisión lo que deseas decir con las vocablos, entonces logras ser muy valioso proporcionar el significado opuesto usando otra palabra o frase.

Deberíamos entender los antónimos puesto que consiguen ser muy útiles. Por ejemplo, frecuentemente es probable hallar si un término posee un contrario solamente observando la expresión misma (conseguimos hacerlo no sólo con términos sino también con varias formas de lenguaje como proposiciones y enunciados). La razón por lo cual es provechoso entender el contrario de un término en concreto establece en la acción de que los contrarios contienen valiosas semejanzas además de sus desigualdades. Examinaremos estos parecidos.
Una semejanza entre los opuestos es que ambos figuran un conjunto absoluto y cerrado. Son, por así decirlo, las dos puntas de un espectro (la distinción aquí son las palabras con variados opuestos).
Otro parecido entre los opuestos es que ambos pasan a ser usados en exactos contextos. Muchas palabras poseen un montón de connotaciones y en consecuencia un montón de ámbitos de uso.

Así, si bien hay varias diferencias entre los términos distintos y los términos no antonómicos igualmente, también se tienen muchas parecidos.
Así que en conclusión, tenemos que conocer los contrarios, porque son muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar