adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Maravillar

/
/
/
270 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de MARAVILLAR?

Los antónimos de Maravillar son

Antónimos de Maravillar – la información más importante


Un antónimo es un término o una palabra muy larga (una frase), que significa lo contrario, o sea, el significado diferente de otra expresión. Una esfera de conocimiento que utiliza, entre otras cosas, con anonimidad es la lingüística. Otro nombre para la palabra antónimo (esto es, un sinónimo del término antónimo) es: opuesto, contrario, palabra opuesta. ¿Ya ha entendido bien cuál es el antónimo de MARAVILLAR?

Pongamos por caso que soy soy un alumno que tiene dificultades en la clase de física, mis papás podrían mencionarme que “tengo que trabajar más duro” en lugar de decirme solamente que les inquietan mis notas.

Maravillar y su antónimo


Hay que atender que casi cada término suele poseer un contrario. Esto es notorio, porque si no existiera un contrario hacia un término, no alcanzaríamos manifestar asuntos como “esta es más que” o “esta es menos que”, por lo que es racional que cada palabra disponga su característico opuesto específico. Pensando en ello, alcanzamos pasar a la intención de hallar antónimos. No es sencillo descubrir antónimos, y demanda mucho trabajo. Lo que tratamos de manifestar es que se debe de mirar más allá de los términos en sí mismos, que hay que observar su entorno y a que y con qué propósito se han empleado. Demanda bastante consideración y labor dura, sino es una cosa que la gente que está interesada en producir idiomas o vocabularios efectivamente debe tener en cuenta.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Maravillar?


Existen muchos enfoques para seleccionar diccionarios de términos opuestos. El más viejo y artesanal es recopilar el glosario uno mismo. La 2da opción es emplear un programa informático. La 3era manera es utilizar una IA. El 1er planteamiento es claramente el que más tiempo toma, aunque posee la ventaja de fundar un glosario personal que refleje las propias posturas y vivencias de la persona.

Digamos, si está reuniendo un diccionario de términos opuestos para que sus alumnos lo utilicen en su enseñanza del español, es preferible iniciar con un registro de términos mayormente usados por los adolescentes hispanohablantes de hoy. El segundo enfoque es utilizar un sistema informático. Un ejemplo de este proceso podría ser la herramienta “WordNet”desarrollada por la Universidad de Princeton.

Y los sistemas de Inteligencia Artificial, o sea, IA, emplean prototipos complejos y sistemas neuronales que a partir de grandes corpus de escritos prepara prototipos de lenguaje.

A estas alturas ya seguro que ha entendido bien cómo encontramos los antónimos de Maravillar.

Maravillar y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian


Sinónimo y contrario , dada su popularidad, podrían ser componentes muy llamativos para la búsqueda de nombres usuales. Anteriormente a las apariencias, encontrar un sinónimo preciado es bastante más difícil que desarrollar un reciente nombre desde el inicio, es decir, formar un neologismo. Aunque un sinónimo posee una restricción más: ya tiene sus significados y es complejo cambiarlos.

Las palabras de nuestro diccionario están dispuestas en distintas categorías. Es una estructura muy lógica de expresiones y sus conceptos. Podemos preferir palabras con un significado cercano (por ejemplo, “grande”- “enorme”, “grande” – “extenso”) o pares de palabras con un significado contrario (por ejemplo, “grande” – “pequeño”).

¿Dónde tenemos palabras opuestas?

Creo que la fuente de los antónimos de más calidad que vas a conseguir resultamos ser nosotros. La humanidad debe ser vista como una dicotomía. Somos pequeños o grandes, somos salvajes o civilizados, estamos felices o infelices. Así que hay una suerte de antítesis en cada individuo.
En el instante en que nacemos empezamos como un chico. Los chicos no poseen noción de la moralidad ni ningún clase de sistema de pensamiento racional. Se rigen por sus sentimientos e instintos.
Entonces, con el los años nos ponemos menos emocionales y más analíticos. La muestra más palpable de esta situación resulta ser, ciertamente, nuestro sistema educativo que nos forma para ser mayores.
Se nos enseña a ser independientes, autónomos, racionales y lógicos.

This div height required for enabling the sticky sidebar