Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Marchar

/
/
/
809 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de MARCHAR?

Antonimos:

  • detenerse, pararse, inmovilizarse

Antónimos de Marchar – Todo lo que tienes que saber

Antónimos: Estas son palabras de concepto contrario a uno dado, y el cotejo de significado se recalca en el ocasión en que las juntamos: grande – pequeño, alto – bajo, rico – pobre, verdad – falso, muerte – vida, sabiduría – estupidez. El sistema lingüístico igualmente permite crear antónimos con la utilización de fórmulas adecuadas, por ejemplo, seguro – peligroso, indirecto – directo, encubrir – descubrir, disminuir – llegar. Algunas expresiones tienen más de un antónimo, en base al contexto. El contenido del adjetivo coteja ligeramente con el sentido de la palabra “pesado” así como “serio”, o incluso “cálido” o “fuerte”. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Marchar También hay pares de palabras que no son antónimas y que no lograrán aparecer en un sentido similar en el mismo contexto – antónimos contextuales (y no hay trabajo seco, hay un mar de trabajo, pero no un acuerdo ruidoso, puede haber un acuerdo silencioso). Los antónimos se emplean con frecuencia como recurso artístico en la obras de literatura, porque obran con el contraste y fortalecen el influjo de la expresión. Se convierte en una fuente de muchas mofas verbales. Con todo lo dicho, ¿ya ha entendido bien cuál es el antónimo de Marchar?

Antónimo de MARCHAR – ¿qué es un antónimo?

En los relatos de los reporteros se utilizan palabras contrarias en los pasatiempos y crucigramas que se confía que asombren al lector y hagan más atractivo un escrito, además de desarrollar un conflicto que en muchas ocasiones es un eje del relato de un periodista. En la lengua de la publicidad, antónimos de MARCHAR y antónimos de otras palabras se usan para exhibir la oposición entre productos “buenos” y “malos”. Además, organizan lingüísticamente una expresión y permiten el aprendizaje de los lemas publicitarios. En el estilo artístico, combinan algunos de los rasgos mencionados anteriormente, dado por sentado a veces la manera de un oxímoron .

¿Cómo recopilamos los antónimos de Marchar?

Comenzaremos aconsejando que conseguir antónimos requiere una gran cantidad de intuición y pericia.  Eso en respecto a los antónimos de Marchar y de cualquier otra palabra de español. Con el empleo de las columnas de fundamentos, que abarcan la mayoría de los datos humanos que se han recolectado en sus grandes registros (pese a que la mayor parte de esos archivos son irrelevantes), se consigue alguna información interesante respecto a lo  que realizan las personas en el instante en que se encuentran frente a antónimos problemático o expresiones que significan cosas distintas dependiendo del contexto. Al parecer los individuos normalmente cogen una palabra, y desde sus  vocablos opuestos seleccionan el que mejor se adapte a sus necesidades. Si la expresión se encuentra en un contexto figurado, o si se utiliza con la finalidad de explicar una cosa en otra situación, como por ejemplo el modo en que  los individuos resultan buenos para conseguir contraposiciones y discrepancias entre los contextos aún cuando no están ahí (por ejemplo “el contraste de azul y rojo”), así que no se molestan en tratar de hallar palabras inversas. Llegan con un sentido concreto para la palabra. Haga el mismo ejercicio con los antónimos de Marchar. Hasta podrían tratar de buscar un vocablo que no existe, como “antidesestabilización”, porque suena estupendo. Lo tienen en cuenta los lexicógrafos, porque existen muchos vocablos en sus registros de datos de la comunicación humana  que ciertamente no se consiguen en ningún diccionario.

MARCHAR y otras palabras – Antónimos y sinónimos – cuál es la diferencia

Las expresiones con un sentido cercano y semejante son sinónimas. Las palabras de concepto opuesto son antónimas. Por lo tanto, los conceptos diferentes consiguen comunicarse en el habla mediante antónimos. Esas logran ser expresiones individuales (“oscuro – claro”; “despertar – dormirse”; “mañana – tarde”; “tranquilo – fuerte”; “algo – nada”; “alguien – nadie”) o vinculaciones fraseológicas (en otras palabras, conexiones de expresiones gastadas), por ejemplo, “al principio – al final”; “no sólo pero también”; “tener toda la razón – perder la razón”; “por una parte – por otra parte”. Lo arriba mencionado se refiere tanto a antonimo de Marchar como a cualquier otra palabra española.

¿En qué sitio encontramos palabras similares y palabras opuestas?

El motivo de la vigencia de los antónimos es que, si no existieran palabras para denominar significados o condiciones encontradas, las personas no dispondrían de un modo de representar el razonamiento. Si no es posible escenificar una cosa o situación en tu imaginación, no existe en lo que a ti se refiere. Piensa en un niños recién nacido, sin saber nada de la vida. Si no tuvieran una definición de caliente o frío, pues no dispondrían de forma de definir situaciones de calor y frío. No serían capaces de saber que son ellas. Así que, si una expresión no existe para algo, pues ese algo no tiene sentido para ti. No existe en su universo. Lo mismo se emplea a los sentimientos negativos. Si observas un término como “feliz”, entonces encuentras el concepto de una situación contraria, que significa no ser feliz. Por lo tanto sin contrarios, las definiciones y concepciones no tendrían sentido. Todo lo dicho se refiere por igual a antonimo de Marchar como a todas las demás palabras españolas. Los humanos necesitan significados contrarios para comprender completamente los conceptos simbolizados por las palabras. No es posible decir una cosa como, “Soy feliz”, sin que el otro significado de esa frase resulte también real. No debes estar enteramente feliz y nunca deprimido.

¿Cómo se organizan los lexicógrafos para reunir términos opuestos?

Siempre que una pareja de palabras no significan precisamente lo mismo, pero continúan siendo antónimas entre sí, es cuando tienes algo que consultar en un diccionario de antónimos. También es importante subrayar que los antónimos a veces no tienen que ser justamente contradictorios entre sí. Lo dicho se refiere por igual a antonimo de Marchar como a cualquier otra palabra española. Hay diversas expresiones cuyos conceptos se solapan, y esto las transforman en sinónimos inexactos entre ellos. Sin embargo, todavía existirán ciertas voces diferentes con conceptos sobrepuestos. Generalmente, hay muchas palabras que tienen aclaraciones muy amplias pero que no se emplean ciertamente en el lenguaje común. Estos vocablos tienen que señalarse como antónimas porque no son estrictamente antagónicas a ninguna otra expresión y no se emplean lo suficiente como para que la ciudadanía las señale como semejantes a otras.

This div height required for enabling the sticky sidebar