Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Memorable

/
/
/
424 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de MEMORABLE?

Los antónimos de Memorable son

Antónimos de Memorable – lo que debes saber


El mundo está construido de contrastes. En el globo encontramos direcciones geográficas contrarias: norte-sur, este-oeste. Siguiendo esa separación, a menudo utilizamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Ni es raro usar palabras que combinamos en pares opuestos: “anverso – reverso”, “dos caras de una moneda”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Con frecuencia estas oposiciones surgen en diversos sistemas de signos. Por ejemplo, en la jerga matemática poseemos los valores (+) y (-)”, y en los semáforos el mensaje “autorizado – no permitido”, que se manifesta por la desigualdad de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de puntos consiguen también ser evaluados como negativos o positivos: bueno – malo. Y si no hay tales significados escritos en las palabras, la evaluación aparece en las asociaciones.

En esta sección entenderemos de las palabras y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de MEMORABLE, pero de cualquier otra palabra española. Dicho cotejo en el lenguaje se denota negación o contradicción.

Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de MEMORABLE.

Memorable y su antónimo


Una vez sabido cuál es el antónimo de Memorable, nos podríamos preguntar cómo aprendemos los antónimos.

La mayor parte de la gente parece aprender los antónimos de la manera que estudian los sustantivos, vinculándolos con sus contrarios. Otro modo en que la gente aprende antónimos es elaborando un modelo mental de lo que significan las palabras. Por ejemplo, la ocasión en que se memoriza la palabra “caliente”, se consigue imaginar algo que se especifica como una llama, y luego asumir que “frío” indica “no llama”. Así es como casi todos los niños parecen aprender esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de MEMORABLE

La manera en que las personas parecen estudiar los antónimos es reducida e ineficaz, ya que precisa que una persona experimente una exposición repetitiva en las dos palabras durante muchos años, antes que logre entender el vínculo entre ellas.

¿Cómo recogemos los antónimos de MEMORABLE?


Los lexicógrafos recopilan glosarios de términos opuestos continuando el mismo proceso que el utilizado para la colección de cualquier diccionario.
Es en realidad un método muy sencillo de reunir palabras, anotar cuáles son antónimos y luego recopilar el repertorio de términos opuestos.
Es un procedimiento fácil, en realidad. Simplemente reunir palabras y registrar cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para prácticamente la mayoría de los vocablos del glosario.

En conclusión, este procedimiento resultaría bien para compendiar glosarios de antónimos, porque es completo e incluye todos los pasos necesarios.

MEMORABLE y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


¿Hay alguna otra palabra que se emplee en la misma narración?

La segunda cosa es buscar las palabras que no poseen un antónimo claro, como “oído”. Se infiere que en general (salvo contextos muy específicos) los iguales de estas palabras no existen.

Un sinónimo posee su opuesto. Es contrario – una conclusión que significa el inverso del motivo. Opuesto es el término contrario. Ejemplos de contrario son: “caluroso” y “frío”, “largo” y “bajo”, “abierto” y “tapado”. Los antónimos, como los iguales, son distinto. Los contrarios podrían derivar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “largo”. En esta ocasión, no representan aptitudes contrarias individuales, sino que son un medio léxico de expresar la gradación. Los semejantes de vocablos opuestas son opuesto añadidos. Al oponerse a los anonimatos, la negación se convierte en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los llamamos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿Cuándo aprenden los pequeños los antónimos de Memorable y otras palabras?


Primero, la gente aprende palabras nuevas y definiciones porque están expuestos a estos en su medio. Por ejemplo, un niño que es enseñado por sus padres y un hermano mayor, aprende lo que representa “mayor” pues se le instruyó este significado de manera práctica. Si este mismo nene fuese formado sin hermanos, por consiguiente quizá esta definición en particular sería muy difícil de entender o incluso inexistente. Eso nos insta a creer que el aprendizaje de sinónimos y antónimos requiere en gran medida del medio social en donde nos desenvolvemos.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de Memorable y otras palabras?


Dominar los antónimos es mirar el entorno desde una perspectiva diferente. Nos permite saber que podemos estar desencaminados sobre lo que imaginamos, y mirar las cosas de un modo desigual a como se sabe en un tiempo dado.

Sea cual sea el tipo conocimiento, ser capaz para valorar lo eficiente y lo dañino es relevante. En cierto sentido, esto puede ser empleado como un medio de saber que las cosas casi siempre pueden ser diferentes a como se cree actualmente.

Es posible afirmar que dominar los antónimos es un medio para agrandar nuestros límites. Nos posibilita sopesar los aspectos provechosos y menos favorables de un par ideas en conflicto, y después obtener a una mas clara comprensión de la que poseiamos en el pasado.

Según los psicólogos tenemos que saber el uso de los antónimos porque nos permiten para ver el entorno desde una perspectiva dispar. Es necesario valorar los aspectos provechosos y malos de dos ideas contrapuestas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Consideremos el modo en que las personas aprenden un idioma. Primero tenemos que estudiar un grupo de emblemas y sus conceptos a fin de lograr relacionarnos con otras personas. Después, como personas maduras, empleamos esos símbolos dentro de nuestros hábitos cotidianos aunque sean entidades arbitrarias de sonidos o signos (como, escrituras y expresiones construidas de estas escrituras). Solamente ya que se nos adiestro en que una combinación de sonidos engloba un significado que les da una interpretación.
Supongamos que consiguiéramos adiestrar a los animales a usar el habla del hombre. Memorizarían los símbolos autoritarios y sus conceptos. Sin embargo, no obligatoriamente entenderían lo que significan esas palabras, puesto que no se les ha instruido ni un solo concepto del mundo auténtico atrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que el término “caramelo” indica alimento, así constantemente que oigan la expresión “chuchería”, desearán recibir algo agradable. Pero sólo ya que los humanos les hayan enseñado que este signo representaba comida no es que los caninos deduzcan lo que indica.

Igual ocurre con los nombres. Las designaciones son signos del todo injustos que las personas han aprendido a asociar con una persona u objeto. Los términos no presentan una connotación propio en sí mismo, aunque debido a que se nos enseñó que indican algo, cuando percibimos una designación le cedemos algún sentido.
Aquí es donde ingresa el significado de antónimos. Un antónimo es una expresión que tiene un concepto opuesto a otra expresión, y puede ser empleado igual que un medio para distinguir lo que significan las palabras.

This div height required for enabling the sticky sidebar