adplus-dvertising
Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Minusculo

/
/
/
185 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de MINUSCULO?

Los antónimos de Minusculo son

Antónimos de MINUSCULO – Todo lo que tienes que saber


La razón principal para utilizar los antónimos es la estética del lenguaje.
Los términos opuestos ayudan a destacar las diferencias referidas en el lenguaje. Señalan desigualdades en el raciocinio y emociones. Enriquecen el vocabulario, aunque el uso de frases antonímicas no siempre asegura una expresión precisa. Es importante agregar que puede ser inútil construir una frase de términos opuestos en el contexto de toda la gama de definiciones de una palabra.

De esa manera funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Minusculo.

Antónimo de Minusculo – ¿qué es un antónimo?


Una vez explicado cuál es el término opuesto a Minusculo, nos podríamos preguntar en qué forma aprende la gente los antónimos.
La mayoría de la gente parece estudiar los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen de manera repetitiva una palabra, y después se les presenta lo opuesto de esa palabra, al pasar el tiempo empezarán a ver cómo las palabras indican conceptos contrarios. Esto resulta para la mayoría de los antónimos. El inconveniente de retener antónimos por repetición, es que lleva bastante tiempo aprenderlos uno por uno en la vida real. Por eso en los colegios se promueve la lectura e igualmente el aprendizaje del idioma. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de MINUSCULO

Otro problema del empleo de lo repetitivo como táctica de aprendizaje es que personas acostumbran estar expuestas a antónimos en condiciones en las que les resulta difícil conocer si el término que están escuchando indica lo opuesto de otra.

¿Cómo recogemos los antónimos de Minusculo?


La colección de cualquier glosario, incluyendo un lenguaje de términos opuestos, empieza con una cierta perspectiva del planeta. Todos los diccionarios son, en esencia, peculiares. En el lugar de un vocabulario que trata puntualizar términos opuestos, esto puede no ser obvio a primera instancia.

Para asimilar cómo los lexicógrafos compilan los glosarios de antónimos, principalmente tenemos que puntualizar qué significa fielmente “términos opuestos” y por qué están interesados en compilar glosarios de términos opuestos.

Este ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde un problema de lenguaje natural.

Minusculo y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?


¿Hay alguna otra frase que se emplee en el mismo contexto?

La segunda cosa es encontrar las frases que no gozan de un contrapuesto claro, como “oreja”. Se presume que en general (salvo contextos muy determinados) los parecidos de estos términos no están.

Un sinónimo tiene su contrario. Es contrario – una conclusión que representa el inverso del motivo. Contrario es el significado opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “frío”, “alto” y “chico”, “destapado” y “cerrado”. Los opuesto, como los iguales, son diferentes. Los contrarios pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “joven” y “anciano”, “pequeño” y “largo”. En este caso, no representan cualidades contrarias individuales, sino que son un canal habla de expresar la jerarquía. Los semejantes de vocablos opuestas son contrario añadidos. Al oponerse a los anonimatos, la negación se convierte en una declaración: “el es cónyuge” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no está casada”. Otra forma de contrario es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un contrario. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué manifiesta la filología sobre los términos opuestos de Minusculo y otras palabras?

Es indiscutible que existen varios pares de vocablos que nos enseñan la estrecha conexión entre los idiomas y la verdad. Varios de estos emparejamientos no sólo existen en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todas las mentes humanas se enfrentan a dificultades iguales cuando tratan de comprender el mundo que les rodea. Puedo mostrarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el entorno, la palabra “dentro” es opuesta a la la palabra “fuera”. Esto nos manifiesta que para todos nosotros siempre existe algo dentro y algo fuera. Lo comprendemos porque cada vez que tratamos considerar el espacio tenemos que emplear términos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos expresan que existen 2 clases distintas de sentir. Lo sabemos ya que no podemos percibir ambos al mismo momento.
Esta no es la justificación entera. Podemos continuar con estos términos opuestos para siempre.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras opuestas de Minusculo y otras palabras?


La definición de antónimos es muy relevante desde el punto de vista de los conocedores de la lengua, pero también para dramaturgos, e incluyendo para los psicólogos. La idea y el concepto de los vocablos contrarios es una herramienta que los seres humanos han hecho para ellos mismos a medida que se transformaba su idioma y los procesos de razonamiento.

Es un asunto relevante el cómo hemos creado un idioma que es útil para las personas, y ayuda a comprender y organizar el planeta. Por ejemplo, a medida que las personas se desarrollaron necesitaron ser aptos para delinear el hábitat, por lo que fomentaron términos contrarios como frío y calor. Ellos son definiciones con los que podemos narrar evidentemente una situación.

Lo mismo se aplica a la definición de antónimos. Es una manera de narrar algo con términos, para que podamos entendernos sobre ello.
El problema es que esto no actúa así para las maquinas. No es simple programar un computador para que conozca perfectamente las interrelaciones opuestas de diferente peldaño entre las palabras.
Los colectivos no son robot, por lo tanto que la idea de los antónimos es un concepto humano que no opera para los pc. Un robot no tiene ser definido como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Examinemos la manera en que las personas estudian un lenguaje. Primordialmente tenemos que estudiar un grupo de signos y sus conceptos a fin de lograr comunicarnos con otras personas. Luego, como adultos, utilizamos esos símbolos dentro de nuestras rutinas diarias a pesar de que existan agrupaciones arbitrarias de sonidos o símbolos (como, escrituras y términos elaborados de las escrituras). Solamente ya que se nos instruyó de que una mezcla de sonidos tiene un significado que les proporciona una lectura.
Pensemos que lográramos enseñar a los animales a utilizar el habla humano. Aplicarían los símbolos autoritarios y sus significados. Ahora, no obligatoriamente entenderían lo que denotan esas expresiones, puesto que no se les ha instruido ni un solo concepto del mundo cierto atrás de ellas.
Como, si le comentáramos a un perro que el término “caramelo” representa alimento, así cada vez que perciban la palabra “golosina”, esperarán recibir una cosa buena. Pero sólo porque los humanos les hayan educado que este signo designaba alimento no es que los caninos comprendan lo que es.

De igual manera pasa con las denominaciones. Los nombres son símbolos del todo autoritarios que los humanos han entendido como aliar con el hombre o cosa. Los términos no presentan una connotación permanente en si misma, aunque en vista de que se nos enseñó que es una cosa, cuando escuchamos una denominación le otorgamos un sentido.
Acá es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es una palabra que dispone de una connotación contraria a otro término, y llega a ser usado como un medio para distinguir lo que indican los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta las cookies por seguir usando el sitio web.

Politica de Privacidad