Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Mona

/
/
/
489 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de MONA?

Los antónimos de Mona son

Antónimos de MONA – la información más importante

Los términos opuestos para MONA y otros términos – concepto: La palabra antonim procede del griego. Está constituido por las palabra “anti” y “onoma”. Quiere decir vocablos y expresiones con un concepto opuesto al de otras palabras. Por lo tanto, antónimo nunca es una sola palabra, constantemente se conoce como un par o grupo de vocablos, ya que uno es el antónimo del otro. En el caso de los dúos antonímicos, estamos hablando de combinaciones obvias, como inteligente – tonto. ¿Ya sabe cuál es el antónimo de Mona?

MONA y su antónimo

En los relatos de los periodistas se usan palabras contrarias en los juegos de palabras que se confía que sorprendan al destinatario y realicen más llamativo un escrito, además de desarrollar un problema que en muchas ocasiones es un fundamento del cuento de un periodista. En la lengua de el marketing, antónimos de MONA y antónimos de otras palabras sirven para exhibir la oposición entre productos “útiles” y “malos”. Además, organizan lingüísticamente una manifestación y permiten la memorización de los eslóganes publicitarios. En el estilo artístico, unen cualquiera de los rasgos mencionados anteriormente, dado por sentado a veces la manera de un oxímoron .

¿Cómo encontramos los antónimos de Mona?

Empezaremos recomendando que encontrar palabras contrarias demanda bastante intuición y conocimiento.  Eso en respecto a los antónimos de Mona y de cualquier otro vocablo de español. Con la aplicación de los soportes de fundamentos, que comprenden la mayoría de los documentos humanos que se han colectado en sus vastos registros (aunque la mayor porción de esos archivos son insignificantes), se encuentra algún dato importante sobre lo  que realizan los individuos cuando están frente a antónimos conflictivos o vocablos que significan cosas diferentes referido al contexto. Parece que las personas normalmente cogen un término, y con sus  términos opuestos seleccionan el que mejor se ajusta a sus preferencias. Si la expresión está en un significado metafórico, o si se usa con el objeto de exponer algo en otro contexto, como por ejemplo cómo que  las personas resultan apropiadas para conseguir contradicciones y divergencias entre las situaciones incluso en el momento en que no están ahí (por ejemplo “la contraposición de alto y bajo”), así que no se inquietan en probar a buscar antónimos. Llegan con un sentido determinado para la expresión. Haga el mismo ejercicio con los antónimos de MONA. Aunque pueden intentar encontrar una expresión que no existe, como “antidesestabilización”, porque suena fantástico. Lo tienen en cuenta los lexicógrafos, porque hay bastantes palabras en sus bases de información de la comunicación humana  que ciertamente no están en algún diccionario.

Mona y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Las palabras con un significado cercano y similar son sinónimas. Las expresiones de concepto diferente son antónimas. Por consiguiente, los conceptos distintos logran comunicarse en el habla con la ayuda de antónimos. Esas logran ser expresiones individuales (“alguien – nadie”; “algo – nada”; “tranquilo – fuerte”; “mañana – tarde”; “despertar – dormirse”; “oscuro – claro”) o relaciones fraseológicas (en otras palabras, conexiones de palabras gastadas), por ejemplo, “no solo pero también”; “al principio – al final”; “por una parte – por otra parte”; “tener toda la razón – perder la razón”. Lo dicho se refiere por igual a antonimo de Mona como a todas las demás palabras de lengua castellano.

¿En qué parte encontramos sinónimos y antónimos?

El motivo de la existencia de los antónimos es que, si no hubiera términos para denominar significados o contextos contrarios, los humanos no tendrían un modo de simbolizar el razonamiento. Si te es imposible simbolizar cualquier cosa o situación en tu imaginación, no tiene sentido en lo que a ti respecta. Piensa en un niños que acaba de nacer, sin saber nada de la vida. Si no tuvieran un concepto de calor o frío, entonces no dispondrían de forma de definir situaciones de calor y frío. No serían capaces de saber que son ellas. Luego, si un vocablo no posee sentido para algo, pues ese algo no existe para ti. No existe en su lengua. La misma situación se emplea a las emociones negativas. Si ves una expresión como “feliz”, entonces tienes la definición de un contexto contrario, que significa no ser feliz. Entonces sin opuestos, los significados y contextos carecerían de sentido. Todo lo arriba mencionado se refiere tanto a antonimo de MONA como a cualquier otra palabra española. Los humanos necesitan significados opuestos con el propósito de aprender completamente los significados representados por las expresiones. Es imposible deletrear algo como, “Soy feliz”, sin que la otra cara de esa declaración resulte también cierto. No es posible estar completamente feliz y nunca deprimido.

¿Cómo se organizan los lexicógrafos para seleccionar antónimos?

Hay unos modos para encontrar antónimos de MONA o cualquier otra palabra de la lengua española. El más simple es un punto de vista directo: encontrar la palabra en el diccionario, y cerciorarse con qué otras palabras está relacionada. Un razonamiento un tanto más refinado sería buscar las expresiones que están apareadas en las oraciones. Si en una de ellas se dispone dos o más palabras opuestas, puedes admitir que esas expresiones tienen algo en común. El punto de vista tres, consiste en encontrar los términos que se enlazan en su alcance. Por ejemplo, si analizamos una expresión como “grande”, podemos hallar su antónimo buscando otras palabras que representen lo contradictorio de grande. Otra posibilidad es crear una larga lista de palabras que tenga también Mona, y después buscar las palabras contradictorias de esa lista. Si dispusiera de algún diccionario escrito por un equipo de gente, con todas las palabras separadas por sus características (como “sustantivo”, “verbo”, etc.), sería más fácil.

This div height required for enabling the sticky sidebar