Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Negligente

/
/
/
386 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Negligente?

Antonimos:

  • diligente, entusiasta, activo

Antónimos de NEGLIGENTE – Todo lo que tienes que saber

Una de las razones para emplear los antónimos es la estética del lenguaje.
Antónimos permiten resaltar las desigualdades dichas en el lenguaje. Señalan desigualdades en el raciocinio y emociones. Incrementan el vocabulario, aunque el uso de frases antonímicas no siempre asegura una palabra precisa. Es importante mencionar que puede ser imposible hacer una expresión de antónimos en el ambiente de todo el repertorio de definiciones de un término.

De ese modo funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Negligente.

NEGLIGENTE y su antónimo

Ya sabe cuál es el término opuesto de NEGLIGENTE.
Pero, ¿un antónimo es un oximoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, posiblemente se de cuenta de la oposición entre ellos. Aunque, es importante recordar que un oxímoron es la utilización de frases que no sólo se refutan entre sí en términos de definición, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de NEGLIGENTE.

¿Cómo recopilamos los antónimos de Negligente?

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que bastantes términos se usan de varias maneras, entonces un término dado podría referirse a distintas situaciones. Podrían estar investigando antónimos para preparar su diccionario, o simplemente podrían  estar intentando conseguir sinónimos en vez de términos primitivos.

Para poder crear un libro de glosarios, se requieren varios términos que signifiquen justamente lo inverso de otros términos, de forma que cuando la gente requiera encontrar un término puedan encontrar su antónimo.

Sin embargo, frecuentemente la gente se inventa estos antónimos por sí misma.

NEGLIGENTE y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, averiguaría las palabras más similares a ella: fundamentándose en su repetición en el contexto y otros componentes. Así acertamos que las mejores casualidades son: grande, gigante, enorme. Hecho esto, pasamos a investigar antónimos, del mismo modo, con un adiestramiento mecánico e inteligencia artificial. Así que rápidamente formaría un modelo de cómo la gente relaciona estas frases, por ejemplo que son opuestos entre sí.

Luego podría utilizar este modelo para notar si hay algún patrón en el uso de las palabras que señale un sinónimo y contrario.

¿Qué manifiesta la lingüística sobre los antónimos de NEGLIGENTE y otras palabras?

Es cierto que hay demasiados pares de vocablos que nos presentan la ceñida conexión entre los idiomas y la realidad. Demasiados de estos uniones no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todas las mentes humanas confrontan inconvenientes iguales cuando tratan de comprender el mundo que los envuelve. Puedo darles unos cuantos ejemplos. Por ejemplo, cuando nos referimos a el espacio, la palabra “dentro” es antónima a la el término “fuera”. Esto nos expresa que para todos nosotros siempre hay algo dentro y algo fuera. Lo entendemos porque cada vez que pretendemos pensar en el espacio solemos utilizar vocablos como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí los vocablos nos manifiestan que hay 2 tipos diferentes de sentimientos. Lo entendemos ya que no podemos percibir ambos al mismo momento.
Esta no es la justificación entera. Podemos seguir con estos términos opuestos para siempre.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de NEGLIGENTE y otras palabras?

Saber los antónimos es concebir el mundo desde una perspectiva diferente. Nos ayuda comprender que podemos estar errados referente a lo que pensamos, y ver las cosas de un estilo distinto a como se entienden en un tiempo dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser facultado para sopesar lo provechoso y lo negativo es vital. De cierta forma, esto puede ser empleado como una forma de explicarse que las cosas frecuentemente pueden ser diferentes a como se asume ahora.

Se podría afirmar que conocer los antónimos es un medio para aumentar nuestros panorama. Nos posibilita sopesar los aspectos beneficiosos y menos favorables de dos ideas en pugna, y después tener a una mayor comprensión de la que teníamos anteriormente.

Según los psicólogos ameritamos saber el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver la vida desde un ángulo distinto. Es necesario sopesar los aspectos convenientes y negativos de dos ideas contrapuestas.

Antónimos y la ciencia

Un buen ejemplo de antinomia es la contradicción del embustero que afirma cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Aunque, si le digo esta frase para que se vea falsa, entonces por sintesis no logra ser verdadera, pero sí lo es, si lo que digo es mentira… Una paradoja. La contradicción del farsante es una contradicción autorreferencial que se puede enunciar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es falsa. La frase es obviamente verdadera o falsa, pero si es verdadera por lo tanto lo que dice debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué utilizamos antónimos?

Un contrario es una frase que posee el significado contrario al de otras vocablos. Por ejemplo, “grande” y “diminuto” son contrarios, al igual que bastantes vocablos en inglés como “bondadoso” y “maligno”, o “amable” y “despiadado”.
Su pregunta de “¿Por qué usamos antónimos ?” es una interrogante que invita a la reflexión, y hay que hablar que hay diferentes contestaciones posibles. Una respuesta sería porque si desea notificar con precisión lo que quiere decir con las vocablos, entonces logras ser muy valioso dar el significado opuesto utilizando otra palabra o frase.

Deberíamos entender los opuestos puesto que consiguen ser muy favorables. Como, habitualmente es probable hallar si una palabra dispone un opuesto solo mirando la palabra misma (logramos hacerlo no sólo con palabras más asimismo con otras formas de comunicaciones como frases y oraciones). El motivo por lo cual es provechoso comprender el contrario de una expresión dada establece en el hecho de que los contrarios contienen notables parecidos así como sus desigualdades. Examinaremos estos parecidos.
Una semejanza entre los opuestos es que uno y otro figuran un conjunto total y cerrado. Es, por así decirlo, los dos extremos de una visión (la distinción acá son los términos con diversos antónimos).
Otro parecido entre los opuestos es que los dos alcanzan a ser usados en los mismos contextos. Muchas palabras disponen múltiples conceptos y por lo tanto un montón de ambientes de uso.

Así, aunque se tienen cantidad de diversidades entre los términos distintos y los términos no antonómicos indistintamente, además existen cantidad de similitudes.
En fin, tenemos que aprender los contrarios, porque pueden a ser muy beneficioso.

This div height required for enabling the sticky sidebar