Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Obviar

/
/
/
468 Views

↓ ¿Cuáles son los Sinónimos de OBVIAR?

Sinónimos:

  • eludir, sortear, soslayar, apartar, evitar, rehuir

Antónimos de Obviar – lo que debes saber

La razón principal para utilizar los antónimos es la estilística.
Los términos opuestos sirven para realzar los contrastes dichos en el lenguaje. Indican desemejanzas en los razonamientos e impresiones. Desarrollan el léxico, sin embargo el uso de palabras antonímicas casi nunca garantiza una palabra adecuada. Vale la pena recordar que puede ser imposible realizar una frase de antónimos en el entorno de todo el repertorio de significados de un término.

Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de OBVIAR.

OBVIAR y su antónimo

Una vez conocido cuál es el antónimo de Obviar, nos podemos plantar una pregunta sobre cómo aprende la gente los antónimos.
La mayoría de las personas parecen aprender los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen repetidamente una palabra, y seguidamente se les presenta lo opuesto de esa palabra, al pasar el tiempo iniciarán a contemplar cómo las palabras representan conceptos contrarios. Eso resulta para casi todos de los antónimos. El inconveniente de memorizar antónimos por repetición, es que lleva mucho tiempo adquirirlos uno por uno en la vida real. Por esa razón en los colegios se incentiva a la lectura y de igual forma el estudio del idioma. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Obviar

Otra dificultad del uso de lo repetitivo como táctica de aprendizaje es que las personas suelen utilizar antónimos en condiciones en las que les resulta complicado conocer si la expresión que están oyendo significa lo contrario de otra.

¿Cómo recopilamos los antónimos de OBVIAR?

Primeramente, un lexicógrafo halla palabras contrarias del modo como lo haría una mente inquisitiva. Detallan y contrastan palabras con conceptos equiparables hasta que identifican lo que las hace distintas y por consiguiente su opuesto.

Una sección del inconveniente de encontrar antónimos es escoger una palabra lo convenientemente común para que contenga el conjunto de las definiciones de una expresión concreta.

Así mismo resulta muy complejo encontrar antónimos para ciertas expresiones.

No es sencillo hallar antónimos para los términos. Para algunas palabras, lo contrario a veces ni se puede conseguir.

Por ejemplo, ¿qué es lo inverso a existir?

Bien, este contexto hay otro ejemplo de un término que no posee un opuesto. ¿Qué es lo contrario al tiempo?

OBVIAR y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia

¿Hay alguna otra palabra que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es hallar los vocablos que no ostentan un antagónico explícito, como “nariz”. Se cree que en general (salvo contextos muy delimitados) los parecidos de estos términos no están.

Un igual posee su contrario. Es opuesto – una conclusión que alcanza el opuesto del motivo. Contrario es el significado opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “chico”, “abierto” y “tapado”. Los antónimos, como los sinónimos, son distinto. Los contrarios podrían resultar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “chavo” y “anciano”, “bajo” y “alto”. En este caso, no representan aptitudes contrarias individuales, sino que son un canal léxico de manifestar la jerarquía. Los pares de palabras contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los anonimatos, la oposición se convierte en una exposición: “él está casado” y “él no es soltero”, “ella es soltera” y “no está casada”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” asimismo tiene un opuesto. Es “sinónimo”.

¿Cuándo aprenden los chicos los antónimos de OBVIAR y otras palabras?

Los pequeños primero que nada aprenden a reconocer los significados y luego a catalogarlos.
Comprenden su propio sistema de comunicación, sus predilecciones alimenticias y los miembros de su familia. El protocolo de aprendizaje suele ser pausado, pero posibilita al pequeño crear un listado exclusivo de experiencias que podrían utilizarse para la toma de decisiones o la solución de inconvenientes.
Aunque la comunicación se asimila mediante la repetitividad y la memorización. Los niños no les es posible conocer concepto de los vocablos hasta que no están habituados con la definición de otros términos.

¿Por qué deberíamos entender los antónimos de Obviar y otras palabras?

El concepto de antónimos es ampliamente importante desde la optica de los conocedores de la lengua, pero asimismo para escritores, e incluso para los psicólogos. La idea y la definición de los términos contradictorios es una cosa que los seres humanos han hecho para sí mismos a medida que evolucionaba su lengua y los modos de reflexión.

Es un caso importante el cómo se ha inventado un lenguaje que funciona para nosotros, y ayuda a comprender y sistematizar el entorno. Por ejemplo, mientras que las personas evolucionaron necesitaron ser aptos para reseñar el mundo que les rodeaba, por lo que desarrollaron términos opuestos como frío y calor. Estos son explicaciones con los que podemos explicar sencillamente una situación.

Lo mismo se ajusta a la explicación de antónimos. Es un método de explicar algo con palabras, para que podamos hablar sobre ello.
El problema es que esto no actúa así para las maquinas. No es sencillo programar un computador para que conozca perfectamente las asociaciones contradictorias de variado nivel entre los vocablos.
Las personas no son computadoras, igualmente que la idea de los antónimos es un significado humano que no actúa para los pc. Un robot no tiene ser señalado como algo que es lo contrario a otra cosa.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los contrario?

Consideremos la manera en que las personas estudian un idioma. Primero debemos estudiar un grupo de símbolos y sus significados para poder relacionarnos con otras personas. Luego, como adultos, usamos esos símbolos dentro de nuestros hábitos continuos aun cuando hayan agrupaciones arbitrarias de sonidos o signos (como, letras y términos elaborados de estas letras). Sólo porque se nos adiestro en que alguna conjugación de ruidos mantiene un concepto que les otorga una lectura.
Pensemos que consiguiéramos enseñar a los animales a emplear el argot del hombre. Aplicarían los emblemas arbitrarios y sus significados. Sin embargo, no forzosamente discernirían lo que denotan esos términos, puesto que no se les ha adiestrado ningún concepto del mundo cierto atrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que el término “caramelo” indica alimento, así cada vez que escuchen la palabra “chuchería”, esperarán adquirir una cosa generosa. Más unicamente porque las personas les hayan educado que ese símbolo significaba comida no significa que los caninos entiendan lo que indica.

De igual manera pasa con las denominaciones. Las denominaciones son símbolos totalmente autoritarios que los humanos han entendido como aliar con el hombre o elemento. Las palabras no tienen un significado permanente en si misma, aunque en vista de que se nos enseñó que indican algo, cuando escuchamos un nombre le otorgamos un concepto.
En esta ocasión es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee un significado opuesto a otra expresión, y puede ser usado igual que una herramienta para distinguir lo que significan las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar