Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Odalisca

/
/
/
527 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de ODALISCA?

Los antónimos de Odalisca son

Antónimos de ODALISCA – la información más importante

Los lingüistas diferencian antónimos complementarios, recíprocos y graduales. Es se refiere a todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de ODALISCA Una de las particularidades de los antónimos es también una comparación de motivos. Se expresa inicialmente cuando los antónimos se unen en pares de significado contrario: “grande” y “pequeño” y “largo” y “bajo”, “rico” y “infortunado”, “sinceridad” y “fingido”, “origen” y “fallecimiento”, “luz” – “tiniebla”, “triunfo” y “vencimiento”. ¿Ya no tiene más dudas sobre cuál es el antónimo de odalisca?

ODALISCA y su antónimo

Antónimos de ODALISCA y otras palabras. ¿De que lugar proceden? A lo mejor no exista una contestación sencilla a esa interrogación. En el suceso de los términos que son “contrarios”, llegan a haber diversos opuestos hacia unicamente una palabra, y un proceso infinito de fundación de nuevos pares de antónimos usando los prefijos (por ejemplo: hecho – inacción; fundación – devastación). Entonces, ¿en que lugar comienza en total? En la mente humana que trata de clasificar el mundo, para discernirlo óptimamente. .

¿Cómo encontramos los antónimos de ODALISCA?

Empezaremos aconsejando que buscar palabras opuestas demanda una gran cantidad de olfato y conocimiento.  Eso en respecto a los antónimos de Odalisca y de cualquier otra palabra de español. Con el empleo de las columnas de fundamentos, que contienen la mayoría de los datos humanos que se han recopilado en sus grandes archivos (aún cuando la mayor parte de ellos son irrelevantes), se encuentra cualquier información relevante sobre lo  que hacen las personas en el instante en que están frente a contrarios conflictivos o vocablos que significan cosas distintas con respecto a la situación. Parece que los individuos normalmente tienen una expresión, y desde sus  vocablos opuestos escogen el que mejor se adapte a sus necesidades. Si el término está en un contexto metafórico, o si se emplea con la finalidad de exponer una cosa en otra situación, como por ejemplo cómo que  los humanos resultan adecuados para encontrar conflictos y discrepancias entre los contextos hasta en el momento en que no se encuentran allí (como “el conflicto de largo y corto”), luego no se molestan en intentar conseguir antónimos. Llegan con un sentido concreto para el vocablo. Haga el mismo ejercicio con los antónimos de Odalisca. Hasta pueden tratar de hallar una expresión que no es real, por ejemplo “antidesestabilización”, porque suena grandioso. Lo tienen en cuenta los lexicógrafos, porque hay bastantes palabras en sus bases de conocimiento del lenguaje humano  que en verdad no están en algún diccionario.

ODALISCA y otras palabras – Sinónimos y antónimos – en qué se diferencian

Las palabras con un significado cercano y similar son sinónimas. Las palabras de significado contrario son antónimas. Por consiguiente, los conceptos diferentes consiguen expresarse en el habla con la ayuda de antónimos. Esas alcanzan ser palabras individuales (“oscuro – claro”; “despertar – dormirse”; “mañana – tarde”; “tranquilo – fuerte”; “algo – nada”; “alguien – nadie”) o vinculaciones fraseológicas (en otras palabras, conexiones de palabras gastadas), por ejemplo, “no solo pero también”; “al principio – al final”; “por una parte – por otra parte”; “tener toda la razón – perder la razón”. Lo mencionado en este artículo se refiere tanto a antonimo de ODALISCA como a todas las demás palabras del español.

¿En qué parte conseguimos términos similares y palabras contrarias?

El motivo de la vigencia de los antónimos es que, si no existieran términos para referirse a significados o posiciones contrarias, los seres humanos no dispondrían de un modo de escenificar el pensamiento. Si no es posible escenificar cualquier cosa o situación en tu imaginación, no existe en lo que a ti respecta. Imagina un bebé que acaba de nacer, sin conocimiento del mundo. Si no poseyeran una definición de caliente o frío, pues no dispondrían de manera de definir situaciones de calor y frío. No les sería posible pensar en ellas. Así que, si una palabra no tiene significado para una cosa, pues esa situación no tiene significado para ti. No existe en su vida. La misma situación se emplea a las emociones negativas. Si ves un vocablo como “feliz”, entonces encuentras el significado de un contexto contrario, que significa no ser feliz. Entonces sin opuestos, las definiciones y concepciones carecerían de sentido. Todo lo que acabamos de decir se refiere tanto a antonimo de Odalisca como a cualquier otra palabra española. Los humanos necesitan sentidos opuestos para entender totalmente los conceptos graficados por los términos. Es imposible decir algo como, “Soy feliz”, sin que la otra cara de esa expresión sea también verdad. No debes estar enteramente feliz y nunca infeliz.

¿Qué manifiesta la filología sobre los antónimos?

Un proceso fundamental en la filología es el análisis de las concordancias entre las palabras, como por ejemplo sinónimos, antónimos u homófonos. Los sinónimos son dos o más palabras con un significado similar. Los antónimos son 2 términos que quieren decir cosas opuestas, por ejemplo: blanco/negro y caliente/frío. Los homófonos son palabras con la misma escritura o articulación aunque con diferentes definiciones. Otro procedimiento en la lingüística es estudiar la manera en que los humanos emplean el idioma. Por ejemplo, existen determinadas palabras que tienen un significado muy particular, como “lunático”, que quiere decir que una persona tiene un carácter psicológico anormal de delirios u ofuscaciones. Pero existen otras palabras que poseen un significado muy amplio, como “felicidad”, que puede ser todo, desde gozo hasta mejoría o aflicción. ¿Sabe hacer el mismo ejercicio para antónimos de ODALISCA que conoce?

This div height required for enabling the sticky sidebar