Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Ok

/
/
/
3255 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Ok?

Antonimos:

  • no posee

Antónimos de Ok – la información más importante

El mundo está construido de contrastes. En el globo terráqueo hallamos direcciones geográficas contrarias: norte-sur, este-oeste. Siguiendo esta separación, con frecuencia usamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Tampoco es raro usar expresiones que unimos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

A menudo estas oposiciones aparecen en diversos sistemas de símbolos. Por ejemplo, en la jerga matemática disponemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el aviso “permitido – no permitido”, que se manifesta por la desigualdad de colores verde – rojo. Unos de estos pares de términos pueden incluso ser examinados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no tiene tales significados escritos en las expresiones, la evaluación surge en las asociaciones.

En este apartado aprenderemos de las palabras y definiciones opuestas, no solo sobre antónimos de OK, pero de cualquier otra palabra del idioma castellano. Dicho contraste en el lenguaje se denota contradicción o negación.

Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de OK.

Antónimo de Ok – ¿qué es un antónimo?

Una vez aclarado cuál es el término opuesto de OK, nos podemos preguntar de qué manera aprendemos los antónimos.
La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen de manera repetitiva las palabras, y después se presenta lo contrario de esa palabra, al pasar el tiempo empezarán a contemplar cómo las palabras indican conceptos opuestos. Eso resulta para la mayoría de los antónimos. La dificultad de aprender antónimos por repetición, es que se invierte bastante tiempo asimilarlos uno por uno en la vida real. Por esta razón en las escuelas se promueve la lectura y de igual forma el aprendizaje del idioma. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Ok

Otra dificultad del uso de lo repetitivo como estrategia de estudio es que personas suelen utilizar antónimos en circunstancias en las que resulta imposible conocer si la expresión que están oyendo significa lo opuesto de otra.

¿Cómo buscamos los antónimos de Ok?

Lo primero que tiene que tomar en consideración es que una gran cantidad de palabras se emplean de distintos modos, así pues un término dado podría referirse a diferentes cosas. Podrían estar buscando antónimos para preparar su diccionario, o simplemente podrían  estar investigando sinónimos en vez de palabras originales.

Con el objetivo de poder hacer un libro de sinónimos, se necesitan varias palabras que quieran decir justamente lo contrario de otros términos, de modo que cuando la gente requiera hallar una expresión puedan conseguir su antónimo.

Aunque, a menudo la gente crea estas palabras por sí misma.

Ok y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro término que se emplee en la misma narración?

La segunda cosa es encontrar las frases que no ostentan un antagónico claro, como “armario”. Se presume que en general (salvo contextos muy específicos) los sinónimos de estas frases no son.

Un igual tiene su opuesto. Es opuesto – una conclusión que representa el opuesto del motivo. Antónimos es el término contrario. Ejemplos de antónimos son: “caluroso” y “fresco”, “largo” y “bajo”, “abierto” y “cerrado”. Los opuesto, como los iguales, son diferentes. Los contrarios pueden resultar de la gradación, por ejemplo: “chico” y “grande”, “joven” y “anciano”, “pequeño” y “largo”. En este caso, no representan aptitudes opuestas independientes, sino que son un canal habla de manifestar la jerarquía. Los pares de vocablos opuestas son antónimos añadidos. Al objetar a los incognitos, la negación se convierte en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de antónimos es la transformación. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “irse” y “volver”. “Antónimo” también tiene un antónimos. Es la palabra “sinónimo”.

¿Cuándo comprenden los chicos los antónimos de Ok y otras palabras?

Los chicos primero aprenden a identificar las definiciones y luego a categorizarlos.
Aprenden su propio lenguaje, sus preferencias nutricionales y los miembros de su familia. El proceso de crecimiento normalmente es pausado, pero permite al pequeño crear un listado individual de experiencias que podrían emplearse para las elecciones o la resolución de problemas.
Pero el lenguaje se aprende mediante la repetitividad y la memorización. Los chicos no les es posible conocer la definición de las expresiones hasta que no están habituados con la definición de otros vocablos.

¿Por qué deberíamos saber los antónimos de OK y otras palabras?

Saber los antónimos es ver el mundo desde una perspectiva diferente. Nos ayuda entender que podemos estar desencaminados sobre lo que pensamos, y ver las cosas de un modo diverso a como se comprende en un tiempo dado.

Independientemente del conocimiento que se tenga, ser capaz para ponderar lo provechoso y lo nocivo es importante. De alguna manera, esto puede ser usado como un medio de comprender que las cosas frecuentemente pueden ser desigual a como se entienden en estos tiempos.

Es posible hablar que dominar los antónimos es una forma para aumentar nuestros límites. Nos posibilita medir los aspectos positivos y negativos de una pareja ideas en conflicto, y después alcanzar a una mejor comprensión de la que gozabamos en el pasado.

Según los psicólogos tenemos que conocer el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver el entorno desde una visión dispar. Es relevante diferenciar los aspectos convenientes y malos de dos ideas enfrentadas.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los antónimos?

Consideremos la manera en que los seres humanos memorizan un lenguaje. Primero debemos aprender un grupo de signos y sus significados para lograr tratar con los demás. Luego, como personas maduras, utilizamos esos emblemas en el interior de nuestros hábitos cotidianos aunque sean entidades autoritarias de sonidos o símbolos (como, letras y expresiones construidas de las letras). Solamente pues se nos enseñó que una combinación de ruidos mantiene una connotación que les da una lectura.
Supongamos que lográramos instruir a los animales a usar el habla del hombre. Memorizarían los símbolos injustos y sus conceptos. Ahora, no necesariamente comprenderían lo que representan esas palabras, puesto que no se les ha aleccionado ni un solo significado del mundo cierto detrás de ellas.
Como, si le contáramos a un perro que el término “golosina” significa comida, así cada vez que perciban el termino “chuchería”, querrán obtener algo bueno. Más sólo ya que las personas les hayan mostrado que ese emblema representaba comida no indica que los caninos entiendan lo que es.

De igual manera pasa con los nombres. Las designaciones son símbolos totalmente autoritarios que los humanos han entendido como aliar con una persona u objeto. Las palabras no tienen un concepto propio en sí mismo, no obstante debido a que se nos enseñó que indican una cosa, cuando oímos una designación le otorgamos un sentido.
En esta ocasión es donde queda el significado de antónimos. Un antónimo es un término que posee una connotación contraria a otra expresión, y puede ser usado como un medio para comprender lo que indican las palabras.

This div height required for enabling the sticky sidebar