Antonimos

Los antonimos mas usados

Sinónimos de Oriental

/
/
/
504 Views

↓ ¿Cuáles son los sinónimos de Oriental?

Sinónimos:

  • asiático, nipón, japonés, chino

Antónimos de Oriental – la información que debes saber

El mundo está construido de contrastes. En el globo encontramos rutas geográficas contrarias: norte-sur, este-oeste. Siguiendo esa separación, a menudo utilizamos la oración “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es curioso emplear palabras que juntamos en pares opuestos: “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”, “comienzo – final”, “positivo – negativo”.

Muchas veces estas oposiciones se encuentran en distintos sistemas de signos. Como ejemplo, en el argot matemático poseemos los valores + y -“, y en los semáforos el aviso “autorizado – no permitido”, que se expresa por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos consiguen también ser evaluados como positivos o negativos: bueno – malo. Y si no posee tales significados escritos en las palabras, la apreciación aparece en las asociaciones.

En este apartado entenderemos de las expresiones y significados opuestos, no solo sobre antónimos de Oriental, pero de cualquier otra palabra del idioma español. Dicho contraste en el habla se denota negación o contradicción.

Así funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de ORIENTAL.

Antónimo de ORIENTAL – ¿qué es un antónimo?

Ya sabe cuál es el término opuesto de ORIENTAL.
Pero, ¿antónimos son oximorones?
A veces se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha repasado este contenido, posiblemente perciba la oposición entre ellos. Sin embargo, es importante agregar que un oxímoron es la utilización de expresiones que no sólo se refutan entre sí en cuestión de significado, sino que sobre todo una de ellas define a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, mientras que “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de ORIENTAL.

¿Cómo recopilamos los antónimos de ORIENTAL?

Los lexicógrafos reúnen glosarios de antónimos siguiendo el mismo proceso que el utilizado para la recopilación de cualquier glosario.
Es en realidad un proceso bastante simple de reunir palabras, anotar cuáles son términos opuestos y después reunir la relación de términos opuestos.
Es un procedimiento fácil, verdaderamente. Solo es seleccionar vocablos y escribir cuáles son términos opuestos.

Y de esta manera para casi todas las palabras del glosario.

En conclusión, este procedimiento funcionaría bien para compilar glosarios de antónimos, puesto que es bastante completo y tiene en cuenta los pasos necesarios.

Oriental y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es encontrar los términos que no poseen un contrapuesto claro, como “oreja”. Se infiere que en general (salvo contextos muy concretos) los semejantes de estas frases no son.

Un igual tiene su opuesto. Es antonimos – una conclusión que alcanza el opuesto del motivo. Antónimos es el significado opuesto. Ejemplos de opuesto son: “caliente” y “fresco”, “alto” y “chico”, “abierto” y “cerrado”. Los opuesto, como los iguales, son distinto. Los antónimos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “chavo” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no representan cualidades opuestas individuales, sino que son un canal habla de expresar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son opuesto complementarios. Al objetar a los incognitos, la oposición se cambia en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no está casada”. Otra manera de contrario es la conversión. Los nombramos parejas de vocablos, por ejemplo: “adquirir” y “vender”, “salir” y “volver”. “Antónimo” también tiene un opuesto. Es la palabra “sinónimo”.

¿Qué expresa la filología sobre los antónimos de ORIENTAL y otras palabras?

Es evidente que hay demasiados dúos de términos que nos muestran la estrecha unión entre los lenguajes y la verdad. Demasiados de estos emparejamientos no sólo se encuentran en inglés, sino también en otros idiomas. Esto se debe a que todos los intelectos humanos confrontan dificultades semejantes cuando tratan de entender el entorno que los envuelve. Puedo mostrarles algunos ejemplos. Por ejemplo, cuando hablamos del espacio, la palabra “dentro” es antónima a la el vocablo “fuera”. Esto nos dice que para todos nosotros siempre hay algo dentro y algo fuera. Lo sabemos porque siempre que tratamos considerar el espacio tenemos que emplear palabras como las mencionadas.

Otro ejemplo es “feliz” y “triste”. Aquí las palabras nos dicen que existen 2 tipos diferentes de sensaciones. Lo comprendemos ya que no podemos sentir ambos al mismo tiempo.
Esta no es la explicación entera. Podemos continuar con estos antónimos por largo tiempo.

¿Por qué deberíamos entender las palabras opuestas de ORIENTAL y otras palabras?

La definición de antónimos es ampliamente esencial desde el punto de vista de los expertos en gramática, pero también para escritores, e inclusive para los psicólogos. La percepción y la definición de los verbos antagónicos es una herramienta que las sociedades han elaborado para ellos mismos a medida que se desarrolla su lengua y los procedimientos de pensamiento.

Es un asunto importante el cómo hemos creado un estilo de comunicación que es útil para el colectivo, y posibilita conocer y organizar el mundo. Por ejemplo, a medida que los humanos se desarrollaron necesitaron ser preparados para delinear el entorno, así que fomentaron términos contrarios como frío y calor. Estos son explicaciones con los que podemos contar evidentemente una situación.

Igualmente se acomoda al concepto de antónimos. Es un modo de explicar algo con expresiones, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El enredo es que esto no funciona así para las computadoras. No es simple programar un pc para que entienda exactamente las asociaciones contradictorias de diferente nivel entre los vocablos.
Las personas no son androides, así que la creación de los antónimos es un significado humano que no procede para los computadores. Un robot no puede ser descrito como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los contrario?

Contemplemos el modo en que los humanos estudian un lenguaje. Originalmente tenemos que memorizar un conjunto de signos y sus significados a fin de lograr tratar con los demás. Luego, como adultos, utilizamos esos símbolos en el interior de nuestros hábitos cotidianos aun cuando sean agrupaciones injustas de ruidos o signos (por ejemplo, escrituras y términos elaborados de las escrituras). Solamente pues se nos instruyó de que una conjugación de sonidos tiene un concepto que les proporciona una interpretación.
Pensemos que pudiéramos aleccionar a los animales a emplear el idioma humano. Aprenderían los símbolos injustos y sus significados. Pero, no obligatoriamente discernirían lo que representan esos términos, porque no se les ha enseñado ningún concepto del mundo auténtico detrás de ellas.
Como, si le comentáramos a un canino que el término “caramelo” significa alimento, entonces cada vez que oigan la expresión “golosina”, querrán obtener una cosa agradable. Más sólo porque las personas les hayan mostrado que ese signo designaba comida no es que los perros comprendan lo que significa.

De igual manera ocurre con los nombres. Las designaciones son signos del todo autoritarios que los humanos han entendido como asociar con el hombre u objeto. Las expresiones no tienen un significado inherente en si misma, no obstante en vista de que se nos enseñó que indican una cosa, en el instante que percibimos un nombre le damos un significado.
Acá es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es una expresión que tiene una connotación contraria a otra expresión, y puede ser usado como una herramienta para entender lo que quieren decir los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar