Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Palabra

/
/
/
477 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de PALABRA?

Los antónimos de PALABRA son

Antónimos de PALABRA – Todo lo que tienes que saber


Un antónimo es un término o una palabra más extensa (una frase), que significa lo opuesto, es decir, el significado opuesto de otro término. Una esfera de conocimiento que utiliza, entre otras cosas, con anonimidad es la lingüística. Una denominación para el término antónimo (es decir, un parecido de la palabra antónimo) es: palabra opuesta, contrario, opuesto. ¿Ya tiene claro cuál es el antónimo de PALABRA?

Por ejemplo, si soy un alumno que tiene problemas en la asignatura de física, mis padres podrían decirme que “me esfuerce más” en vez de mencionarme solamente que les inquietan mis calificaciones.

Antónimo de PALABRA – ¿qué es un antónimo?


Significados Contrarios
En la gramática, asimismo manifestamos conceptos contrarios mediante partículas que anteceden a las palabras. No solo informan con respecto a lo contrario, sino además, de la ausencia de algo o sobre el tema contrario, que negamos. Este fenómeno se califica de contradicción o negación. Las partículas que incorporamos al principio de una nueva expresión para formar antónimos son prefijos.

En el idioma español presente, las labores de las yuxtaposiciones semánticas contrastadas precisan de un tipo específico de escrito que se producen. En general, se alcanza decir que los antónimos se refieren a características opuestas de los elementos descritos o a facetas extremas de un desarrollo definido, se focalizan en la apreciación bipolar de la realidad y manifiestan evidentemente el concepto dado. En el modo científico, la yuxtaposición contrastante se relaciona regularmente con las listas dicotómicas más simples.

¿Cómo recopilamos los antónimos de PALABRA?


Hay muchos planteamientos para reunir diccionarios de antónimos. El más antiguo y artesanal es recopilar el diccionario uno mismo. La siguiente manera es utilizar un programa informático. El tercer enfoque es emplear Inteligencia Artificial. El primer planteamiento es claramente el que más tiempo lleva, aunque tiene la capacidad de crear un glosario personal que evidencie las propias posturas y vivencias del individuo.

Digamos, si está recopilando un glosario de antónimos para que sus alumnos lo utilicen en su enseñanza del castellano, es mejor empezar con una relación de palabras comúnmente utilizadas por los jóvenes que hablan español hoy en día. El segundo enfoque es usar un sistema informático. Un ejemplo de este proceso podría ser la aplicación llamada “red de palabras”creada por una universidad americana.

Y los sistemas de IA, o sea, IA, emplean prototipos difíciles y redes neuronales que a partir de grandes corpus de escritos realiza prototipos de habla.

En este momento ya seguro que ha entendido bien cómo buscamos los antónimos de PALABRA.

PALABRA y otras palabras – Antónimos y sinónimos – cuál es la diferencia

Si la expresión está dirigida a volverse un sinónimo, entonces emplearán lo que se conoce como un “hiperonimo” o hallarán algo que signifique aproximadamente lo mismo. Son 2 modos diferentes en que las personas mencionan a varios vocablos.

Sinónimo y su frase contraria muchas veces se usan en denominaciones de empresas.
El opuesto, como un sinónimo, podría ser usado como un medio para diseñar nombres de compañías, productos y productos. la utilización del comparación se eleva enormemente el poder de expresión. Es básicamente adecuado en el diseño de lemas de empresas y lemas publicitarios. Gracias a esto, los antónimos aceptan el uso de bromas verbales.

Ahora ya estamos seguros que sabe cuál es el antónimo de PALABRA.

¿En qué lugar tenemos palabras opuestas?

Creo que la fuente de los antónimos de más calidad que vas a conseguir resultamos ser nosotros mismos. La gente tiene que ser estudiada como una dicotomía. Resultamos ser pequeños o grandes, somos salvajes o civilizados, estamos felices o infelices. Así que hay una especie de antítesis en cada persona.
En el instante en que nacemos comenzamos como un niño. Los chicos no tienen entendimiento de la rectitud ni cualquier clase de proceso de razonamiento lógico. Se conducen por sus sentimientos e impulsos.
Así pues, a lo largo de los años nos ponemos menos emocionales y más lógicos. El mejor ejemplo de esto resulta ser, sin duda, nuestra escolarización que nos forma para llegar a ser adultos.
Se nos enseña a ser independientes, autosuficientes, sensatos y lógicos.

This div height required for enabling the sticky sidebar