Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Pava

/
/
/
409 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de PAVA?

Los antónimos de PAVA son

Antónimos de Pava – lo que debes saber

Antónimos: Son palabras de concepto contrario a uno dado, y el cotejo de concepto se subraya en el ocasión en que las unimos: grande – pequeño, alto – bajo, pobre – rico, verdad – falso, muerte – vida, sabiduría – estupidez. La estructura lingüística de igual forma permite hacer antónimos con la utilización de fórmulas idóneas, por ejemplo, seguro – peligroso, directo – indirecto, encubrir – descubrir, llegar – disminuir. Unas palabras cuentan con más de un antónimo, en base al contexto. El contenido del adjetivo contrasta suavemente con el significado de la palabra “pesado” al igual que “serio”, o también “fuerte” o “cálido”. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de PAVA También hay pares que no son palabras antónimas y que no conseguirán mostrarse en un significado semejante en el contexto – antónimos contextuales (puede haber un acuerdo silencioso, pero no un acuerdo ruidoso, hay un mar de trabajo, y no hay trabajo seco). Los antónimos se utilizan frecuentemente como recurso artístico en la obras de literatura, puesto que trabajan con el contraste y refuerzan el poder de la expresión. Se convierte en la causa de muchas mofas verbales. Con todo lo dicho, ¿ya tiene claro cuál es el antónimo de PAVA?

PAVA y su antónimo

Creando antónimos: Los antónimos se crean muy a menudo con el empleo de prefijos no-, anti- o a-, por ejemplo, inmorales, amorales o antialérgicos, con prefijos anti- y a- que se ubican únicamente en vocablos griegos. Sin embargo, vale la pena acotar que con el uso de prefijos no siempre es factible crear un agrupación de antónimos estrictos. La dificultad es que cada idioma cuenta con una infinidad de palabras, siendo imposible hacer un listado de antónimos para todas ellas. Varias palabras no tienen opuestos, como “cualquiera” o “pero”, por lo tanto no lograríamos ponerlas en un glosario de antónimos. También varias palabras cuentan con diferentes significados y se les atribuyen antónimos distintos en diversos contextos. .

¿Cómo buscamos los antónimos de Pava?

Empezaremos sugiriendo que encontrar antónimos demanda amplia intuición y habilidad.  Eso en respecto a los antónimos de Pava y de cualquier otro vocablo de español. Con el empleo de las bases de información, que abarcan todos los datos humanos que se han colectado en sus amplios archivos (pese a que gran parte de ellos son insignificantes), se encuentra cualquier información relevante referente a lo  que realizan los humanos en el momento en que están frente a opuestos conflictivos o vocablos que quieren decir cosas diferentes dependiendo de la situación. Al parecer las personas normalmente tienen una palabra, y desde sus  palabras inversas seleccionan el que mejor se adapte a sus preferencias. Si el vocablo se encuentra en un sentido figurativo, o si se usa para describir una cosa en otra situación, como por ejemplo cómo que  las personas son adecuadas para encontrar conflictos y discrepancias entre las situaciones aún en el momento en que no están allí (por ejemplo “el conflicto de largo y corto”), entonces no se inquietan en probar a hallar palabras opuestas. Llegan con un significado determinado para la palabra. Haga el mismo ejercicio con los antónimos de PAVA. Hasta podrían tratar de buscar un vocablo que no es real, como “antidesestabilización”, porque suena fantástico. Lo tienen en cuenta los lexicógrafos, ya que hay bastantes términos en sus bases de datos del lenguaje humano  que ciertamente no existen en algún textos de glosarios.

PAVA y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Las expresiones con un sentido cercano y semejante son sinónimas. Las palabras de concepto opuesto son antónimas. Por tanto, los significados opuestos logran comunicarse en el habla mediante antónimos. Esas logran ser palabras individuales (“alguien – nadie”; “algo – nada”; “tranquilo – fuerte”; “mañana – tarde”; “despertar – dormirse”; “oscuro – claro”) o vinculaciones fraseológicas (o sea, conexiones de expresiones gastadas), por ejemplo, “no solo pero también”; “al principio – al final”; “por una parte – por otra parte”; “tener toda la razón – perder la razón”. Todo lo mencionado en este artículo se refiere tanto a antonimo de PAVA como a cualquier otra palabra española.

¿Dónde encontramos vocablos similares y palabras opuestas?

El motivo de la presencia de los antónimos es que, si no hubiera palabras para denominar conceptos o contextos opuestos, los humanos no dispondrían de un modo de reproducir el pensamiento. Si te es imposible escenificar una cosa o situación en tu imaginación, no tiene sentido en lo que a ti respecta. Imagina un niños que acaba de nacer, sin experiencia en el mundo. Si no tuvieran una definición de calor o frío, entonces no dispondrían de forma de conceptualizar ambientes de calor y frío. No serían capaces de meditar sobre ellos. Entonces, si una expresión no existe para una cosa, entonces esa cosa no existe para ti. No existe en su universo. Lo mismo se emplea a los sentimientos negativos. Si observas una expresión como “feliz”, entonces encuentras la definición de una situación inversa, que significa no ser feliz. Por lo tanto sin contrarios, los significados y situaciones carecerían de sentido. Lo que acabamos de decir se refiere por igual a antonimo de Pava como a cualquier otra palabra española. la gente necesita sentidos inversos para entender enteramente los significados graficados por las expresiones. Es imposible decir una cosa como, “Soy feliz”, sin que la otra cara de esa frase sea igualmente cierto. No puedes estar enteramente feliz y jamás infeliz.

¿Cómo trabajan los lexicógrafos para seleccionar términos opuestos?

Existen varios métodos para encontrar antónimos de PAVA o cualquier otra palabra castellana. El más elemental es un punto de vista directo: encontrar la palabra en el diccionario, y analizar con qué otras expresión está conectada. Un camino un poco más sofisticado sería investigar las palabras que están apareadas en las narraciones. Si en una de ellas se encuentran dos o más palabras opuestas, puedes considerar que esas expresiones tienen algo en común. El punto de vista tres, consiste en encontrar las expresiones que se conectan en su significado. Por ejemplo, si tenemos una expresión como “grande”, podemos encontrar su antónimo buscando otras expresiones que definan lo opuesto de grande. Otra aproximación es realizar una extensa lista de palabras que incluya también Pava, y posteriormente hallar los antónimos de esa lista. Si dispusiera de algún enciclopedia escrito por un humano, con todas las palabras etiquetadas como una u otra cosa (como “sustantivo”, “verbo”, etc.), sería más cómodo.

This div height required for enabling the sticky sidebar