Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Penuria

/
/
/
990 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Penuria?

Antonimos:

  • abundancia
  • riqueza

Antónimos de PENURIA – Todo lo que tienes que saber

Qué son los antónimos: Estas son palabras de significado opuesto a uno dado, y el cotejo de sentido se recalca cuando las juntamos: grande – pequeño, alto – bajo, pobre – rico, verdad – falso, vida – muerte, sabiduría – estupidez. El sistema lingüístico igualmente acepta hacer antónimos con el uso de fórmulas adecuadas, por ejemplo, seguro – peligroso, indirecto – directo, encubrir – descubrir, llegar – disminuir. Algunas expresiones tienen más de un antónimo, según el contexto. El contenido del adjetivo compara levemente con el sentido de la expresión “pesado” al igual que “serio”, o incluso “fuerte” o “cálido”. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Penuria Igualmente hay pares de palabras que no son antónimas y que no podrán aparecer en un sentido parecido en el contexto – antónimos contextuales (y no hay trabajo seco, hay un mar de trabajo, pero no un acuerdo ruidoso, puede haber un acuerdo silencioso). Los antónimos se usan muchas veces como mecanismo artístico en la literatura, porque trabajan con el contraste y fortalecen el poder de la expresión. Se transforma en la causa de frecuentes chistes verbales. Con todo lo dicho, ¿ya tiene claro cuál es el antónimo de Penuria?

Antónimo de PENURIA – ¿qué es un antónimo?

Antónimos de PENURIA y otras palabras. ¿De que lugar provienen? Posiblemente no se encuentre una solución sencilla a esa pregunta. En el suceso de las expresiones que son “contrarias”, llegan a tener varios opuestos hacia una sola, y una evolución ilimitada de fundación de inéditos pares de antónimos empleando los prefijos (por ejemplo: hecho – inacción; creación – devastación). Igualmente, ¿en que lugar empieza en total? En la comprensión humana que intenta clasificar la creación, para descifrarlo al máximo. .

¿Cómo recogemos los antónimos de Penuria?

Comenzaremos aconsejando que seleccionar antónimos requiere una gran cantidad de olfato y experiencia.  Eso en respecto a los antónimos de PENURIA y de cualquier otro vocablo de español. Con el uso de las columnas de conocimientos, que abarcan la mayoría de los datos humanos que se han recopilado en sus grandes archivos (pese a que la mayor porción de esos registros son intrascendentes), se encuentra algún dato importante respecto a lo  que realizan las personas cuando se consiguen frente a opuestos problemático o palabras que quieren decir cosas distintas dependiendo del contexto. Según parece los humanos generalmente tienen una expresión, y desde sus  antónimos seleccionan el que más se ajusta a sus preferencias. Si la palabra se encuentra en un sentido metafórico, o si se emplea con el propósito de explicar algo en otra situación, como por ejemplo cómo que  los humanos son adecuados para encontrar contradicciones y divergencias entre los contextos incluso en el momento en que no están allí (por ejemplo “el contraste de blanco y negro”), luego no se agobian en tratar de encontrar antónimos. Llegan con un sentido concreto para el término. Haga el mismo ejercicio con los antónimos de Penuria. Aunque pueden probar a encontrar una expresión que no existe, como “antidesestabilización”, porque suena fabuloso. Lo saben los lexicógrafos, ya que existen diversos términos en sus registros de datos de la comunicación humana  que realmente no existen en ningún libro de glosarios.

PENURIA y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Las palabras con un significado cercano y similar son sinónimas. Las palabras de sentido diferente son antónimas. Por tanto, los significados contrarios alcanzan comunicarse en el habla por medio de antónimos. Esas alcanzan ser expresiones individuales (“oscuro – claro”; “despertar – dormirse”; “mañana – tarde”; “tranquilo – fuerte”; “algo – nada”; “alguien – nadie”) o relaciones fraseológicas (vale decir, conexiones de expresiones gastadas), por ejemplo, “no solo pero también”; “al principio – al final”; “por una parte – por otra parte”; “tener toda la razón – perder la razón”. Todo lo arriba mencionado se refiere por igual a antonimo de PENURIA como a cualquier otra palabra española.

¿En qué lugar conseguimos vocablos similares y palabras opuestas?

Conseguimos antónimos investigando en el texto de glosarios de antónimos, o mediante un explorador. Justo como los sinónimos se definen como vocablos con definiciones similares, los antónimos se definen como los que ofrecen sentidos contrarios. Igualmente es curioso que las mismas palabras resultan ser antónimos y sinónimos simultáneamente, referentes a términos distintos, debido a que no son “antónima” o “sinónima” en sí, sino siempre referentes a diferentes expresiones. Los sinónimos y antónimos (de PENURIA y cualquier otra palabra de la lengua española) se encuentran todos los lugares del mundo civilizado, debido a que son elementos intrínsecos al lenguaje humano. Las sociedades siempre han probado conseguir sinónimos y antónimos de términos que ya conocen. Esta es la razón por la que encontramos tantos términos en el mundo que se escuchan semejantes o perfectamente iguales.

¿Cómo aprende la gente los antónimos?

La adquisición de opuestos es un proceso complejo que requiere conocimiento y práctica. Se puede decir que se inicia con las primeras palabras manifestadas en la infancia, ya que el recién nacido comienza a concebir su contexto a través de la palabra. El chico investiga entonces muchas frases pero no percibe sus antagónicos hasta más tarde cuando los halla en su contexto. La aportación más evidente a la ganancia de opuestos es la experiencia, según psicólogos como Piaget. Al distinguir objetos o personas en relación con sus contrarios, el niño asimila lo que representan. Asimismo, puede hacer mejor las nociones y doctrinas enlazándolos con otros las nociones y opiniones.

This div height required for enabling the sticky sidebar