Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Plural

/
/
/
1692 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de PLURAL?

Antonimos:

  • uno

Antónimos de PLURAL – lo que debes saber

La razón principal para emplear los antónimos es la estilística.
Antónimos ayudan a resaltar los contrastes referidos en el idioma. Marcan diferencias en el raciocinio e impresiones. Incrementan el léxico, sin embargo el manejo de expresiones antonímicas casi nunca asegura una palabra correcta. Vale la pena agregar que puede ser imposible elaborar una frase de términos opuestos en el entorno de todo el repertorio de significados de una palabra.

De esa manera funcionan todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Plural.

Plural y su antónimo

Una vez explicado cuál es el término opuesto a PLURAL, nos podemos preguntar de qué manera aprendemos los antónimos.
La mayoría de las personas parecen estudiar los antónimos por medio de la repetición. Si se exponen de manera repetitiva las palabras, y después se presenta lo opuesto de esta palabra, al pasar el tiempo iniciarán a contemplar cómo las palabras representan conceptos opuestos. Esto resulta para casi todos de los antónimos. La dificultad de aprender antónimos por la repetición, es que se invierte bastante tiempo asimilarlos uno por uno en la vida real. Por ello en las escuelas se incentiva a la lectura y también el estudio de la lengua. Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Plural

Otro inconveniente del uso de lo repetitivo como táctica de aprendizaje es que personas acostumbran estar expuestas a antónimos en situaciones en las que les resulta difícil saber si la palabra que se está oyendo es lo opuesto de otra.

¿Cómo encontramos los antónimos de PLURAL?

La recopilación de cualquier diccionario, incluyendo un léxico de antónimos, empieza con una visible perspectiva del mundo. Todos los glosarios son, por naturaleza, intrínsecos. En el caso de un vocabulario que intenta puntualizar antónimos, esto puede no ser evidente a simple vista.

Para asimilar cómo los lexicógrafos compilan los glosarios de antónimos, primeramente tenemos que puntualizar qué quiere decir textualmente “antónimos” y por qué están interesados en seleccionar diccionarios de términos opuestos.

Este ejemplo, es el de un investigador de la IA que responde un problema de lenguaje natural.

Plural y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se emplee en el mismo contexto?

La segunda cosa es buscar las frases que no ostentan un antónimo claro, como “ojo”. Se presume que en general (salvo contextos muy determinados) los parecidos de estas palabras no existen.

Un sinónimo posee su contrario. Es antonimos – una conclusión que alcanza el opuesto del motivo. Opuesto es el término contrario. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “frío”, “alto” y “chico”, “destapado” y “tapado”. Los antónimos, como los sinónimos, son distinto. Los opuestos pueden derivar de la gradación, por ejemplo: “pequeño” y “enorme”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “alto”. En este caso, no significan aptitudes opuestas independientes, sino que son un medio léxico de manifestar la jerarquía. Los semejantes de vocablos contrarias son contrario añadidos. Al oponerse a los incognitos, la negación se cambia en una exposición: “él está casado” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra forma de contrario es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “vender”, “irse” y “regresar”. “Antónimo” también tiene un antónimos. Es la palabra “sinónimo”.

¿Cuándo aprenden los chicos los antónimos de Plural y otras palabras?

Los pequeños primero aprenden a distinguir las definiciones y después clasificarlos.
Comprenden su propio sistema de comunicación, sus predilecciones alimenticias y los miembros de su familia. El protocolo de asimilación suele resultar lento, aunque posibilita al niño crear un listado exclusivo de conocimientos que puede usarse para las acciones a tomar o la resolución de inconvenientes.
Pero el lenguaje se aprende mediante la repetitividad y la memorización. Los pequeños no pueden entender el significado de los términos hasta que no están habituados con el significado de los demás vocablos.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras contrarias de PLURAL y otras palabras?

El concepto de antónimos es ampliamente esencial desde la visión de los especialistas del lenguaje, pero asimismo para escritores, e inclusive para los psicólogos. La idea y la definición de los verbos contradictorios es una herramienta que las personas han realizado para ellos mismos a medida que se transformaba su lengua y los procesos de pensamiento.

Es un hecho importante el cómo se ha estructurado un estilo de comunicación que es funcional para nosotros, y ayuda a comprender y organizar el entorno. Por ejemplo, a medida que los humanos evolucionaron ameritaron ser capaces para delinear el hábitat, por lo que inventaron términos antagónicos como frío y calor. Esos son concepciones con los que podemos describir claramente una situación.

Igualmente se adapta a la explicación de antónimos. Es un método de narrar algo con términos, para que podamos entendernos sobre ello.
El enredo es que esto no funciona así para las maquinas. No es sencillo programar un pc para que entienda exactamente las correspondencia contradictorias de distinto escalafón entre las palabras.
Los colectivos no son computadoras, por lo tanto que la concepción de los antónimos es un término humano que no procede para los computadores. Un robot no debe ser señalado como algo que es lo contradictorio a otra cosa.

¿Cómo hallan los lexicógrafos los opuesto?

Contemplemos el modo en que los humanos memorizan un idioma. Primordialmente debemos aprender un grupo de emblemas y sus connotaciones para lograr tratar con otras personas. Después, como personas maduras, usamos esos emblemas en el interior de nuestras rutinas diarias aun cuando existan entidades autoritarias de ruidos o signos (por ejemplo, letras y términos elaborados de estas grafemas). Únicamente ya que se nos enseñó que una conjugación de sonidos abarca un concepto que les otorga sentido.
Pensemos que consiguiéramos aleccionar a los animales a utilizar el argot humano. Aprenderían los signos autoritarios y sus conceptos. Ahora, no forzosamente comprenderían lo que representan esas palabras, puesto que no se les ha instruido ni un solo significado del mundo cierto detrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que la expresión “golosina” indica alimento, así cada vez que perciban la palabra “caramelo”, desearán recibir una cosa buena. Pero unicamente ya que los humanos les hayan educado que ese emblema designaba alimento no indica que los perros deduzcan lo que es.

Igual pasa con los nombres. Las denominaciones son emblemas absolutamente injustos que las personas han entendido como aliar con una persona o cosa. Las palabras no tienen un concepto característico en sí mismo, aunque debido a que se nos enseñó que es algo, en el momento que oímos una denominación le cedemos algún significado.
Aquí es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que dispone de una connotación contraria a otra palabra, y puede ser empleado igual que un instrumento para entender lo que significan los términos.

This div height required for enabling the sticky sidebar