Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Priorizar

/
/
/
4339 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Priorizar?

Antonimos:

  • no posee

Antónimos de PRIORIZAR – lo que debes saber

Una de las razones para utilizar los antónimos es la estética del lenguaje.
Los términos opuestos ayudan a destacar los contrastes referidos en el idioma. Marcan desemejanzas en los pensamientos e impresiones. Enriquecen el léxico, sin embargo el empleo de expresiones antonímicas no siempre certifica una expresión apropiada. Es importante acotar que puede ser imposible elaborar una frase de antónimos en el contexto de todo el repertorio de significados de un término.

De esa forma son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Priorizar.

Antónimo de PRIORIZAR – ¿qué es un antónimo?

Una vez sabido cuál es el término opuesto de Priorizar, nos podríamos preguntar de qué manera se enseña los antónimos.

La mayor parte de las personas parecen estudiar los antónimos de la forma que estudian los sustantivos, relacionándolos con sus contrarios. Otro modo en que la gente aprende antónimos es haciendo un modelo mental de la significación de cada palabra. Por ejemplo, cuando se memoriza la expresión “caliente”, se logra visualizar algo que se describe como una candela, y después asumir que “frío” indica “no llama”. Esto es como la mayoría de los niños aparentemente aprenden esas palabras. Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de PRIORIZAR

El modo en que la gente parece estudiar los antónimos es limitada e inefectiva, ya que necesita que una persona tenga una experiencia repetitiva en las dos palabras durante muchos años, antes que consiga comprender la relación entre ellas.

¿Cómo buscamos los antónimos de PRIORIZAR?

Primero, un lexicógrafo identifica antónimos como lo realizaría una mente curiosa. Observan y confrontan palabras con definiciones equiparables hasta que identifican eso que las hace distintas y por esa razón su contrario.

Una porción del inconveniente de conseguir palabras inversas es elegir una palabra lo lo bastante universal para que comprenda todos las definiciones de un término concreto.

Así mismo resulta bastante complejo conseguir antónimos para varios vocablos.

Es difícil hallar antónimos para los vocablos. Para ciertas expresiones, lo contrario ni siquiera se puede hallar.

Por ejemplo, ¿qué es lo inverso a existir?

Bien, aquí hay otro ejemplo de una expresión que no dispone de un contrario. ¿Qué se define como lo opuesto al tiempo?

Priorizar y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

Por ejemplo, dada la palabra de entrada “grande”, indagaría las palabras más similares a ella: apoyándose en su frecuencia en el discurso y otros componentes. Así acertamos que las mejores coincidencias son: grandioso, gigantesco, enorme. Hecho esto, pasamos a averiguar contrarios, del mismo modo, con un ejercicio instantáneo e inteligencia artificial. Así que luego haría un modelo de cómo la gente deduce estas frases, por ejemplo que son antónimos entre sí.

Seguidamente podría utilizar este modelo para ver si hay algún patrón en el uso de las frases que enseñe un sinónimo y contrario.

¿Cuándo aprenden los pequeños los antónimos de PRIORIZAR y otras palabras?

Primeramente, los niños aprenden palabras nuevas y definiciones porque se encuentran expuestos a ellos en su medio. Como por ejemplo, si un niño que es educado por los progenitores y un hermano mayor, asimila lo que significa “mayor” porque se le enseñó este significado de manera práctica. Si este mismo chiquillo fuera educado sin hermanos, en consecuencia tal vez esta definición en particular sería más difícil de aprender o hasta inexistente. Esto nos lleva a considerar que el estudio de sinónimos y antónimos precisa en gran medida del medio social en donde nos encontramos.

¿Por qué deberíamos conocer las palabras contrarias de Priorizar y otras palabras?

Conocer los antónimos es ver el entorno desde una perspectiva diferente. Nos posibilita saber que podemos estar en lo incorrecto referente a lo que ideamos, y concebir las cosas de un estilo distinto a como se comprende en un momento dado.

En cualquier tipo de conocimiento, ser capaz para sopesar lo eficiente y lo nocivo es necesario. De alguna manera, esto puede ser empleado como un modo de entender que las cosas casi siempre pueden ser diversas a como se supone ahora.

Se podría afirmar que comprender los antónimos es un medio para desarrollar nuestros horizontes. Nos posibilita valorar los aspectos buenos y nocivos de un par ideas en conflicto, y después alcanzar a una mas clara comprensión de la que teníamos anteriormente.

Según los psicólogos necesitamos conocer el uso de los antónimos porque nos capacitan para ver la sociedad desde un panorama desigual. Es necesario diferenciar los aspectos convenientes y malos de dos ideas en contraposición.

¿Cómo encuentran los lexicógrafos los opuesto?

Consideremos la manera en que las personas estudian un idioma. Originalmente debemos aprender un grupo de emblemas y sus connotaciones a fin de lograr comunicarnos con otras personas. Luego, como personas maduras, empleamos esos símbolos en el interior de nuestras rutinas diarias a pesar de que existan asociaciones injustas de sonidos o emblemas (por ejemplo, grafemas y expresiones construidas de las escrituras). Únicamente pues se nos adiestro en que alguna unión de ruidos tiene una connotación que les otorga sentido.
Pensemos que consiguiéramos enseñar a los animales a emplear el lenguaje de las personas. Memorizarían los símbolos autoritarios y sus conceptos. Sin embargo, no forzosamente comprenderían lo que significan esas palabras, puesto que no se les ha enseñado ningún significado del mundo auténtico detrás de ellas.
Por ejemplo, si le dijéramos a un canino que el término “chuchería” significa alimento, entonces constantemente que oigan la palabra “golosina”, desearán adquirir una cosa generosa. Pero solamente porque los humanos les hayan enseñado que ese signo representaba alimento no significa que los perros deduzcan lo que indica.

Igual sucede con las denominaciones. Los nombres son signos totalmente arbitrarios que los humanos han aprendido a asociar con el hombre o elemento. Las expresiones no tienen un significado propio en sí mismo, pero en vista de que se nos enseñó que indican algo, cuando escuchamos una designación le otorgamos algún concepto.
En esta ocasión es donde queda el concepto de antónimos. Un antónimo es un término que posee una connotación contraria a otra expresión, y llega a ser usado igual que un instrumento para comprender lo que significan las expresiones.

This div height required for enabling the sticky sidebar