Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Recompensa

/
/
/
648 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de RECOMPENSA?

Antonimos:

  • castigo

Antónimos de Recompensa – Todo lo que tienes que saber

¿Cómo utilizamos los antónimos?
Por ejemplo, si manifiesta “estoy cansado”, es posible que una persona que lo oiga no comprenda en seguida lo que quiere decir. Pero si en lugar de ello expresa “no tengo ánimos” en ese caso es muy probable que un oyente deduzca textualmente lo que desea manifestar.
De esta forma, los términos opuestos pueden impulsarnos a entendernos con más claridad y con menos equivocaciones. Así son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de Recompensa.

Ahora, supongamos que soy un instructor que da instrucciones sobre cómo cumplir los deberes. Sería mejor si el oyente comprendiera las órdenes en conjunto, en vez de sólo una parte de ellas.
Pero hay otra razón por la que utilizamos términos opuestos, y es por lo que los especialistas llaman “la ley de los opuestos”. Esto manifiesta que las personas suelen tener una inclinación natural a considerar lo contrario como algo viable, o por lo menos más posible que la cosa inicial.

RECOMPENSA y su antónimo

Hay que tener en cuenta que casi la mayoría de los términos suele poseer un opuesto. Esto es evidente, ya que si no existiera un contrario hacia un término, no alcanzaríamos exponer cuestiones como “esta es más que” o “esta es menos que”, por consiguiente es lógico que cada vocablo disponga su propio contrario específico. Con esto en mente, logramos pasar a la intención de ubicar antónimos. No es fácil localizar antónimos, y demanda mucha labor. Lo que procuramos manifestar es que hay que considerar más allá de las palabras en sí mismas, que hay que mirar su contexto y a que y con cual propósito se han usado. Exige bastante consideración y tarea fuerte, pero es una cosa que los seres humanos que se encuentran atraídos en crear idiomas o diccionarios en realidad debe considerar.

¿Cómo recopilamos los antónimos de RECOMPENSA?

Un glosario recopila todas las expresiones de un idioma. Cada palabra es definida por otros términos y sus definiciones también son descritas por otras expresiones o a veces inclusive por ellos mismos.

Este procedimiento continúa hasta donde sea necesario para aclarar cada palabra, aunque normalmente se condiciona a suministrar el significado de una sola palabra con el fin de fundar un entendimiento entre los humanos.
Cuando una persona investiga el significado de una expresión en un glosario, está intentando de comprender lo que quiere decir esa expresión y cómo se vincula con otras.

Cuanta más información se suministre acerca de cada palabra, mejor será la comprensión de todos de los leedores.
A medida que leedor ojea la información de cada término, posiblemente se producirá una figura en la mente de lo que quiere decir esa palabra. Cuantas más palabras con definiciones parecidas se junten, más precisa será la figura mental de cada término.

En resumen, el objetivo de un diccionario es suministrar una comprensión entre las personas y sus expresiones. Cuanto más datos se suministren referente a cada vocablo, más precisa será la imagen en la mente.

A estas alturas ya seguro que ha entendido bien cómo buscamos los antónimos de RECOMPENSA.

RECOMPENSA y otras palabras – Sinónimos y antónimos – cuál es la diferencia

Antónimos – frases opuestas y sinónimos – frases cercanas. La definición es simple, pero ¿por qué son tan importantes?

El pensamiento de los humanos requiere del contexto para implementar la relación de pares de vocablos, tales como antónimos o sinónimos. Somos facultados para determinar qué palabra significa que a partir en el contexto en el cual se emplea.
Aquí está la magia de lo intrínsecamente humano del idioma en general y de los procesos lingüísticos como los antónimos en este momento.

¿Dónde encontramos palabras opuestas?

Pienso que la fuente de los mejores antónimos que podrías conseguir somos nosotros mismos. La gente debe ser vista como una dicotomía. Somos niños o adultos, somos animales o humanos, estamos vivos o muertos. Así que existe una especie de contraposición en cada ser humano.
En el instante en que venimos al mundo empezamos como un niño. Los niños no poseen entendimiento de la moralidad ni cualquier tipo de proceso de razonamiento lógico. Se guían por sus emociones e instintos.
De ese modo, a lo largo de los años nos volvemos menos sentimentales y más racionales. El mejor ejemplo de lo que leemos resulta ser, naturalmente, nuestro sistema escolar que nos enseña para ser mayores.
Aprendemos a ser independientes, autosuficientes, racionales y coherentes.

This div height required for enabling the sticky sidebar