Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Renuente

/
/
/
1467 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de Renuente?

Antonimos:

  • dispuesto, presto

Antónimos de RENUENTE – la información más importante

La tierra está construida de contrastes. En el globo terráqueo encontramos rutas geográficas opuestas: este-oeste, norte-sur. Prosiguiendo esta división, a menudo usamos la frase “algo se encuentra en los polos opuestos”. Menos aún es extraño usar palabras que juntamos en pares opuestos: “positivo – negativo”, “comienzo – final”, “dos caras de una moneda”, “anverso – reverso”.

Muchas veces estas oposiciones aparecen en diferentes sistemas de signos. Por ejemplo, en el argot matemático tenemos los valores positivo y negativo”, y en los semáforos el mensaje “autorizado – no permitido”, que se expresa por la diferencia de colores verde – rojo. Algunos de estos pares de términos consiguen incluso ser evaluados como positivos o negativos: malo – bueno. Y si no tiene tales conceptos escritos en las palabras, la valoración surge en las asociaciones.

En este apartado entenderemos de las expresiones y conceptos opuestos, no solo sobre antónimos de RENUENTE, pero de cualquier otra palabra del idioma español. Ese contraste en el habla se nombra contradicción o negación.

De ese modo son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de RENUENTE.

Antónimo de RENUENTE – ¿qué es un antónimo?

Ya sabe cuál es el antónimo para RENUENTE.
Pero, ¿un antónimo es lo mismo que oxímoron?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, posiblemente perciba la distinción entre ellos. Aunque, vale la pena recordar que un oxímoron es la utilización de frases que no sólo se replican entre sí en términos de descripción, sino que más que todo una de ellas describe a la otra. Por lo que “camino sobre el fuego y el hielo” es un antónimo, mientras que “el hielo ardiente” se refiere a un oxímoron.
Hablamos de todas las palabras, también de los antónimos de Renuente.

¿Cómo recogemos los antónimos de RENUENTE?

Los lingüistas compilan diccionarios de términos opuestos siguiendo el mismo método que el utilizado para la colección de cualquier diccionario.
Es verdaderamente un proceso muy sencillo de recolectar vocablos, anotar cuáles son términos opuestos y luego reunir el repertorio de términos opuestos.
Es un procedimiento fácil, verdaderamente. Simplemente seleccionar palabras y escribir cuáles son antónimos.

Y así para prácticamente todas las palabras del diccionario.

Concluyendo, este procedimiento funcionaría bien para recopilar diccionarios de antónimos, puesto que es bastante completo e incluye los pasos necesarios.

Renuente y otras palabras – Antónimos y sinónimos – en qué se diferencian

¿Hay algún otro vocablo que se utilice en el mismo contexto?

La segunda cosa es buscar los términos que no tienen un opuesto explícito, como “armario”. Se infiere que en general (salvo contextos muy específicos) los sinónimos de estos vocablos no están.

Un sinónimo posee su contrario. Es opuesto – una conclusión que significa el inverso del motivo. Contrario es el significado contrario. Ejemplos de opuesto son: “caluroso” y “frío”, “largo” y “chico”, “abierto” y “cerrado”. Los antónimos, como los sinónimos, son distinto. Los antónimos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “chico” y “grande”, “joven” y “viejo”, “bajo” y “alto”. En esta ocasión, no significan aptitudes opuestas independientes, sino que son un canal léxico de expresar la gradación. Los pares de palabras opuestas son antónimos añadidos. Al objetar a los incognitos, la oposición se cambia en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella no tiene esposo” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la transformación. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “comprar” y “despachar”, “irse” y “volver”. “Antónimo” asimismo tiene un opuesto. Es “sinónimo”.

¿Cuándo comprenden los chicos los antónimos de Renuente y otras palabras?

Los pequeños primero que nada aprenden a identificar los significados y después catalogarlos.
Comprenden su propio idioma, sus preferencias nutricionales y los componentes de su familia. El protocolo de asimilación suele resultar pausado, aunque permite al niño crear un banco de datos individual de experiencias que puede utilizarse para la toma de decisiones o la resolución de problemas.
Sin embargo la comunicación se aprende mediante la repetitividad y la memorización. Los niños no pueden comprender sentido de los términos hasta que no están acostumbrados con el sentido de los demás términos.

¿Por qué deberíamos saber las palabras contrarias de Renuente y otras palabras?

La definición de antónimos es bastante esencial desde el punto de vista de los especialistas del lenguaje, pero igualmente para dramaturgos, e incluso para los psicólogos. La percepción y el concepto de los vocablos contrarios es una herramienta que las personas han construido para ellos mismos a medida que se transformaba su léxico y los procesos de pensamiento.

Es un hecho interesante el cómo hemos estructurado un lenguaje que es funcional para las personas, y ayuda a entender y organizar el mundo. Por ejemplo, mientras que los humanos se desarrollaron necesitaron ser competentes para explicar el entorno, por lo que inventaron términos antagónicos como frío y calor. Ellos son definiciones con los que podemos narrar evidentemente una circunstancia.

Igualmente se ajusta a la definición de antónimos. Es un modo de narrar algo con expresiones, para que podamos comunicarnos sobre ello.
El problema es que esto no funciona así para las maquinas. No es fácil programar un pc para que entienda claramente las correspondencia contradictorias de diferente escalafón entre las expresiones.
Los colectivos no son computadoras, en virtud de que la invención de los antónimos es un término humano que no procede para los ordenadores. Un robot no debe ser señalado como algo que es lo antagónico a otra cosa.

contrario y la ciencia

Un buen ejemplo de antinomia es la paradoja del farsante que asiente cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Aunque, si le digo esta frase para que se vea de mentira, entonces por sintesis no logra ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que digo es mentira… Una contradicción. La paradoja del farsante es una contradicción autorreferencial que se puede dictar de la siguiente forma: Esta exposición (o proposición) es mentira. El anunciado es obviamente real o falsa, pero si es real entonces lo que comenta debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos opuesto?

Un contrario es una frase que tiene el significado opuesto al de otras palabras. Por ejemplo, “grande” y “diminuto” son contrarios, al igual que bastantes palabras en inglés como “bueno” y “malvado”, o “agradable” y “despiadado”.
Su interrogante de “¿Por qué usamos antónimos ?” es una interrogante que invita a la meditación, y hay que decir que experiencia diferentes respuestas posibles. Una respuesta sería porque si desea comunicar con precisión lo que quiere expresar con las vocablos, entonces puede ser muy útil dar el significado opuesto usando otra palabra o frase.

Tenemos que conocer los contrarios porque consiguen ser muy útiles. Como, con frecuencia es probable hallar si un término posee un opuesto solamente observando la palabra misma (conseguimos hacerlo no sólo con palabras más asimismo con diversas formas de comunicaciones como frases y oraciones). La razón por lo que es útil conocer el contrario de una expresión dada establece en la acción de que los contrarios contienen importantes parecidos además de sus desigualdades. Analizaremos estas semejanzas.
Un parecido entre los opuestos es que los dos figuran un conjunto absoluto y cercado. Son, por así decirlo, los dos extremos de una visión (la excepción en esto son los términos con variados contrarios).
Otra semejanza entre los contrarios es que uno y otro pasan a ser utilizados en iguales entornos. Diversos términos disponen un montón de connotaciones y en consecuencia múltiples contextos de utilización.

De esta manera, no obstante existen cantidad de diferencias entre las expresiones contrarias y los términos no antonómicos por igual, además existen muchas parecidos.
Así que en conclusión, tenemos que conocer los opuestos, porque llegan a ser muy útiles.

This div height required for enabling the sticky sidebar