Antonimos

Los antonimos mas usados

Antónimos de Reparar

/
/
/
474 Views

↓ ¿Cuáles son los antónimos de REPARAR?

Antonimos:

  • estropear, deteriorar

Antónimos de REPARAR – la información más importante

Una de las razones para usar los antónimos es la estilística.
Antónimos sirven para realzar las diferencias referidas en el idioma. Señalan diferencias en el raciocinio e impresiones. Incrementan el léxico, sin embargo el uso de frases antonímicas no siempre asegura una expresión correcta. Es importante agregar que puede ser utópico hacer una expresión de antónimos en el ambiente de toda la variedad de definiciones de una palabra.

De esa manera son todos las palabras y sus antónimos, también los antónimos de REPARAR.

Reparar y su antónimo

Ya sabe cuál es el antónimo de REPARAR.
Pero, ¿antónimos son oximorones?
En muchas ocasiones se confunde a antónimos con los oximorones. Si ha revisado este escrito, posiblemente perciba la distinción entre ellos. Aunque, es importante agregar que un oxímoron es el uso de palabras que no sólo se contradicen entre sí en aspecto de significado, sino que sobre todo una de ellas define a la otra. Así que “camino sobre el fuego y el hielo” es un término opuesto, entretanto “el hielo ardiente” es un oxímoron.
Nos referimos aquí a todas las palabras, también de los antónimos de Reparar.

¿Cómo recogemos los antónimos de REPARAR?

Lo primero que se debe tomar en consideración es que diversos términos se emplean de diferentes modos, así que una expresión dada podría referirse a diversas situaciones. Podrían estar investigando antónimos para hacer su diccionario, o solo podrían  estar investigando sinónimos en vez de expresiones iniciales.

Con el fin de poder crear un libro de glosarios, se requieren algunos términos que signifiquen justamente lo contrario de otras palabras, de manera que cuando las personas busquen una expresión puedan hallar su antónimo.

Sin embargo, habitualmente la gente se inventa estos antónimos por su cuenta.

Reparar y otras palabras – ¿Cuál es la diferencia entre antonimos y sinonimos?

¿Hay algún otro vocablo que se aproveche en la misma narración?

La segunda cosa es buscar los vocablos que no tienen un contrapuesto explícito, como “auto”. Se infiere que en general (salvo contextos muy determinados) los semejantes de estos términos no están.

Un igual tiene su contrario. Es antonimos – un término que representa el opuesto del significado. Contrario es el significado contrario. Ejemplos de antónimos son: “caluroso” y “fresco”, “alto” y “bajo”, “abierto” y “cerrado”. Los contrario, como los iguales, son distinto. Los antónimos pueden derivar de la jerarquía, por ejemplo: “pequeño” y “grande”, “joven” y “viejo”, “pequeño” y “largo”. En este caso, no representan aptitudes contrarias independientes, sino que son un medio habla de manifestar la jerarquía. Los semejantes de palabras contrarias son antónimos complementarios. Al oponerse a los incognitos, la oposición se cambia en una declaración: “él está casado” y “el no es solterón, “ella es soltera” y “no tiene esposo”. Otra manera de opuesto es la conversión. Los nombramos parejas de palabras, por ejemplo: “adquirir” y “despachar”, “salir” y “regresar”. “Antónimo” asimismo tiene un antónimos. Es la palabra “sinónimo”.

¿En qué momento conocen los pequeños los antónimos de Reparar y otras palabras?

Primeramente, la gente aprende nuevas palabras y definiciones porque están expuestos a ellos en su entorno. Por ejemplo, si un niño que es criado por sus padres y un hermano mayor, capta lo que representa “mayor” pues se le instruyó esta definición de forma práctica. Si este mismo infante fuera enseñado sin hermanos, por consiguiente quizá esta definición en particular sería más complicado de aprender o aun inexistente. Eso nos induce a creer que el aprendizaje de sinónimos y antónimos precisa en gran medida del medio social en donde nos encontramos.

¿Por qué deberíamos saber las palabras opuestas de REPARAR y otras palabras?

El concepto de antónimos es sumamente importante desde la perspectiva de los expertos en gramática, pero además para dramaturgos, e incluso para los psicólogos. La percepción y la definición de los términos contradictorios es una cosa que las sociedades han elaborado para sí mismos a medida que evolucionaba su léxico y los procedimientos de reflexión.

Es un asunto interesante el cómo se ha creado un lenguaje que opera para nosotros, y ayuda a comprender y organizar el mundo. Por ejemplo, mientras que los humanos se transformaron requirieron ser competentes para delinear el mundo que les rodeaba, así que inventaron términos contradictorios como frío y calor. Ellos son explicaciones con los que podemos explicar claramente una situación.

Lo mismo se acomoda a la explicación de antónimos. Es un modo de describir algo con términos, para que podamos dialogar sobre ello.
El dilema es que esto no trabaja así para las maquinas. No es sencillo programar un ordenador para que conozca perfectamente las interrelaciones contradictorias de variado grado entre las expresiones.
Las personas no son computadoras, igualmente que la invención de los antónimos es un significado humano que no funciona para los computadores. Un robot no puede ser descrito como algo que es lo opuesto a otra cosa.

Antónimos y la filosofía

Un buen ejemplo de antinomia es la contradicción del embustero que afirma cualquier cosa en este sentido: “Lo que digo es falso” . Sin embargo, si le digo esta frase para que se vea falsa, entonces por sintesis no logra ser verdadera, sin embargo sí lo es, si lo que digo es falso… Una contradicción. La contradicción del mentiroso es una paradoja autorreferencial que se puede enunciar de la siguiente manera: Esta exposición (o proposición) es mentira. La frase es obviamente real o falsa, pero si es verdadera entonces lo que habla debe ser falso, y viceversa.

¿Para qué usamos contrario?

Un antónimos es una palabra que tiene el significado contrario al de otras palabras. Por ejemplo, “enorme” y “pequeño” son opuestos, al igual que muchas vocablos en inglés como “bueno” y “malvado”, o “amable” y “cruel”.
Su pregunta de “¿Por qué utilizamos antónimos ?” es una pregunta que llama a la reflexión, y hay que decir que experiencia diferentes respuestas posibles. Una solución sería porque si desea informar con exactitud lo que deseas expresar con las vocablos, entonces puede ser muy valioso proporcionar el concepto contrario utilizando otra palabra o frase.

Deberíamos saber los antónimos puesto que consiguen ser muy favorables. Como, frecuentemente es viable encontrar si un término posee un opuesto únicamente viendo el término mismo (podemos hacerlo no sólo con palabras e igualmente con otras maneras de estilos como frases y enunciados). La causa por lo que es beneficioso entender el antónimo de un término en concreto radica en la acción de que los opuestos sostienen notables similitudes además de sus desigualdades. Examinaremos estos parecidos.
Una similitud entre los contrarios es que uno y otro figuran un conglomerado absoluto y encerrado. Son, como ver, los dos extremos de una imagen (la distinción acá son las expresiones con múltiples contrarios).
Otro parecido entre los contrarios es que uno y otro tienden a ser empleados en iguales contextos. Diversos términos poseen un montón de connotaciones y en consecuencia gran cantidad de ambientes de empleo.

De esta manera, no obstante se tienen cantidad de diversidades entre los términos distintos y las expresiones no antonómicas indistintamente, además hay varias parecidos.
En fin, debemos aprender los contrarios, ya que son muy ventajosos.

This div height required for enabling the sticky sidebar